fbpx
Conectate con El Argentino

DDHH

La Memoria camina por Liniers

Hinchas de Vélez Sársfield colocarán este domingo 27 de marzo, a las 15, cuatro baldosas para recordar las historias de las y los socios y simpatizantes del club secuestrados y desaparecidos durante la última dictadura militar.

Publicado hace

#

El-Argentino-Liniers Vélez Baldosas Memoria

Un grupo de socios, hinchas y simpatizantes de Vélez Sársfield, «Lxs Fortinerxs Memoriosxs», colocarán mañana, domingo 27 de marzo, desde las 15 en Juan B. Justo 9200, cuatro baldosas para recordar las historias de Susana Rosa Smiles, Clara Kierszenowicz, Armando Prieto Alonso y Juan Carlos «Serenata» Rugilo.

Juan Carlos Rugilo era un fanático hincha de Vélez, sobrino del mítico arquero fortinero Miguel Ángel Rugilo, más conocido como “el León de Wembley”. Vecino de Parque Avellaneda y esforzado militante social, sus amigos lo conocían como “Serenata”. Juan Carlos fue detenido el 22 de agosto de 1978, con apenas 25 años de edad. Estuvo en cautiverio en el centro clandestino de detención El Olimpo, y aún hoy continúa desaparecido.

Armando Prieto Alonso también era hincha y socio de Vélez. Obrero de la construcción, apasionado de la actuación y la murga. Le decían “el Gallego”. Fue padre, marido y militante social. Lo secuestraron, a sus 27 años, el 21 de julio de 1976. Hasta el día de hoy continúa desaparecido.

Clara “Dana” Kierszenowicz era otra hincha de Vélez y murguera de corazón. Integraba la murga “Los descamisados de Liniers”. Actriz y estudiante de arquitectura en la UBA. La detuvieron un 28 de octubre de 1976 a sus 25 años. Aún continúa desaparecida.

Susana Rosa Smiles Larravide era nadadora federada y competía para el club de Liniers. Tenía 33 años cuando fue secuestrada, el 7 de diciembre de 1977. Desde entonces, nada se supo de ella.

Los «Fortinerxs Memoriosxs» realizarán un acto de colocación de baldozas que contará con el apoyo de la Comisión por la Memoria de Liniers, Villa Luro y Mataderos. Habrá música en vivo, murga, poesía, invitados especiales y actividades culturales participativas y piden la colaboración de un alimento no perecedero para ser donado al área social del Club Vélez Sársfield.

A través de un comunicado, las y los socios, hinchas y simpatizantes de Vélez expresaron que «desde hace unos años» comenzaron a encontrarse y a «reconocer la necesidad» de que en «el amado club, el espacio por los Derechos Humanos esté presente y en movimiento».

«Después de un tiempo recorrido, pudimos hilvanar historias de vida de socios e hinchas fortineros detenidos-desaparecidos por la última dictadura militar», apuntaron Lxs Fortinerxs Memoriosxs en su misiva, que cierra con los hashtags #MemoriaVerdadyJusticia #Son30000 #DóndeEstán? #NuncaMasTerrorismodeEstado.

Seguir leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

Repudio ante la vandalización en el ex Centro Clandestino «Olimpo»

La Secretaría de Derechos Humanos rechazó el ataque que sufrió la radio que funciona en el ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio ubicado en el porteño barrio de Floresta.

Publicado hace

#

La Secretaría de Derechos Humanos manifestó hoy su repudio al acto de vandalización que sufrió la radio que funciona en el ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio (CCDTyE) «Olimpo» el pasado domingo por la noche, cuando «personas aún no identificadas» irrumpieron en el predio para provocar daños demostrando «el odio de una minoría de la sociedad».

«En la noche del domingo 15, personas aún no identificadas descargaron los matafuegos existentes en el lugar sobre la consola y equipos de transmisión, lo que provocó daños todavía no precisados y la consecuente interrupción de la programación habitual», informaron desde la secretaría a cargo de Horacio Pietragalla Corti en su cuenta de la red social Twitter.

El organismo precisó que también se descargó el contenido de los extintores «en el lugar de reclusión de las personas detenidas-desaparecidas durante la dictadura cívico-militar».

El «Olimpo» fue uno de los Centros Clandestinos de Detención, Tortura y Exterminio instalados en la Ciudad de Buenos Aires durante la última dictadura cívico-militar en el barrio de Floresta. Allí permanecieron detenidas aproximadamente 500 personas y la mayoría de ellas permanecen desaparecidas.

Los hechos ocurridos el pasado domingo fueron denunciados el martes 17 ante el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad por la Dirección Nacional de Sitios y Espacios de Memoria de la Secretaría de Derechos Humanos y «también se informó lo ocurrido al juez federal Daniel Rafecas».

«Rafecas está a cargo del juzgado que intervino en la excavación que realizó el Equipo Argentino de Antropología Forense en el espacio donde, antes y durante la dictadura, se encontraban las fosas de reparación de automotores, ya que allí también se arrojó parte del contenido y se descartó un matafuegos», sostuvo la Secretaría en el tuit.

La Secretaría lamentó los hechos de vandalismo, manifestó que «demuestran el odio de una minoría de la sociedad» y ratificó su compromiso de «luchar contra la intolerancia y seguir construyendo memoria».

Seguir leyendo

Las más leídas