fbpx
Conectate con El Argentino

Femicidio

«Los maté a todos», le dijo a un vecino el policía que asesinó a su pareja y a una mujer trans

Se trata de el dueño del PH que alquilaban las víctimas, quien contó a un canal de noticias que presenció el momento en que el policía Juan Ignacio Soto (23) escapaba de la vivienda.

Publicado hace

#

El policía de 23 años que este lunes asesinó a tiros a su pareja y a una mujer trans que se encontraba con ella en una casa de la ciudad de La Plata, le dijo a un vecino que había matado «a todos», tras lo cual «se subió a su auto y se fue» del lugar hasta su casa, donde se suicidó.

Así lo recordó esta mañana Osmar, dueño del PH que alquilaban las víctimas, quien contó a un canal de noticias que presenció el momento en que el policía Juan Ignacio Soto (23) escapaba de la vivienda situada en la calle 164, entre 62 y 63, del barrio platense de Los Hornos, tras matar a tiros a su pareja, Florencia Sandoval, y a Cielo De Lucca (20).

«‘Métase, los maté a todos´, me dijo, y se subió a su auto y se fue», relató el testigo, quien vive en la misma construcción y que aseguró que no escuchó ninguna discusión previa al hecho.

«Pensé que (el policía) tenía un enfrentamiento con ladrones porque escuché muchos tiros», agregó Osmar, al tiempo que dijo que oyó a su pareja decir «ayudame Juan». «Estaba nervioso, entraba y salía a su auto. Le pregunté por la ventana qué pasó y me dijo ´métase´ y luego ´maté a todos´ y se fue», reiteró.

«Pensé que su mujer estaba herida porque se había enfrentado con delincuentes», continuó, tras lo cual recordó que vio en el pasillo del PH «a la chica de rodillas con su cuerpo hacia atrás». «Es algo desgarrador, terrible, todavía no caemos», concluyó el testigo.

El hecho ocurrió ayer a la tarde cuando la policía fue alertada al 911 por vecinos que escucharon disparos en esa vivienda del barrio platense de Los Hornos. Al llegar los efectivos de la comisaría de la zona hallaron en la vereda a una mujer fallecida, quien presentaba varios impactos de arma de fuego en la zona de la espalda.

Luego, cuando ingresaron a la casa, encontraron a una mujer trans aún con vida con orificios de bala en distintas partes del cuerpo, aunque cuando los médicos llegaron para auxiliarla, ya había fallecido.

Por el testimonio de vecinos, la policía constató que el homicida se movilizaba en un automóvil Volkswagen Gol Trend Blanco, por lo que se montó un intenso operativo cerrojo para localizarlo. El vehículo fue hallado por una patrulla motorizada que inició una persecución hasta las calles 166, entre 59 y 60.

Las fuentes detallaron que en ese lugar, el hombre abandonó el auto e ingresó al interior del domicilio pese a la voz de alto de los policías, que a los pocos segundos escucharon una detonación de arma de fuego. Inmediatamente, los policías ingresaron a la vivienda y hallaron malherido al sospechoso, quien se había disparado con su arma reglamentaria.

El policía Soto fue encontrado en una habitación, con una herida de arma de fuego en la cabeza, por lo que fue trasladado al hospital San Martín, donde falleció a las pocas horas.

En el lugar, la policía secuestró el arma reglamentaria Bersa que utilizaba el efectivo policial que pertenecía a una Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI) de la Policía bonaerense.

Si vivís una situación de violencia de género o conocés a alguien que necesite ayuda llamá gratis al 144, mandá un mensaje al 11 5050 0147 o por WhatsApp al +54 911 2771 6463. También podés descargar acá una app para recibir ayuda de profesionales.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Femicidio

Indignante: policía femicida en Mendoza culpó a su hijo de 3 años

Se trata de Valeria Ramírez (26), quien anoche, cerca de las 22, estaba en una vivienda ubicada en el barrio La Gloria, en la localidad de Godoy Cruz, y recibió un balazo en el rostro que le causó el deceso a la 1.25 de esta madrugada en el Hospital Central.

Publicado hace

#

Una joven fue asesinada de un balazo en el rostro en una vivienda de la localidad mendocina de Godoy Cruz, y por el hecho detuvieron a su esposo policía, que en un primer momento dijo que el autor del disparo había sido su hijo de 3 años, pero luego admitió que había sido él, por lo que en las próximas horas será imputado por femicidio, informaron hoy fuentes judiciales y de la fuerza.

Se trata de Valeria Ramírez (26), quien anoche, cerca de las 22, estaba en una vivienda ubicada en el barrio La Gloria, en la localidad de Godoy Cruz, y recibió un balazo en el rostro que le causó el deceso a la 1.25 de esta madrugada en el Hospital Central.

El policía regresó a la vivienda, donde residía con la joven y su hijo de 3 años, luego de realizar una guardia y dejó su arma reglamentaria en un sector de la habitación, según manifestó el acusado en un primer momento.

Luego, de acuerdo al testimonio, se dirigió hasta la cocina y fue en ese momento que escuchó un disparo, por lo que dijo que supuso que su hijo de 3 años había tomado el arma y efectuó accidentalmente un disparo e hirió a su esposa.

Como consecuencia del tiro, Ramírez fue trasladada al Hospital Central, en la ciudad de Mendoza, donde fue asistida por los médicos de guardia por un paro cardiaco y luego derivada al quirófano por una herida de arma de fuego que le ingresó por la nariz y le salió por el tórax.

Tras varias horas y el esfuerzo del personal médico, Ramírez falleció esta madrugada a causa de la herida que recibió, por lo que se dio aviso a la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos, quien inmediatamente ordenó una serie de medidas para dilucidar el caso.

Personal de Investigaciones y de Científica de la policía provincial fueron hasta la vivienda donde se produjo el hecho con el objetivo de encontrar elementos para la causa.

Horas después el policía se presentó y admitió ser el responsable del disparo y no su hijo como había manifestado en su primera declaración, por lo que quedó detenido y se espera que en las próximas horas la fiscal lo impute por el femicidio de su esposa.

Seguir leyendo

Las más leídas