fbpx
Conectate con El Argentino

Rosario

Un muerto y un herido a balazos tras ser atacados por presuntos sicarios en el noroeste de Rosario

Las víctimas fueron identificadas como Leonardo Rodríguez, de 45 años, y Hernán O., de 33, quienes fueron atacados a balazos esta madrugada a las 4 en la zona de la calle Teniente Agneta y las vías del Ferrocarril Mitre, del barrio Belgrano.

Publicado hace

#

Un hombre de 45 años fue asesinado anoche a balazos y otro de 33 sufrió heridas tras ser atacados mientras caminaban por un barrio de la zona noroeste de la ciudad santafesina de Rosario, y los investigadores creen que se trató de un ataque por parte de un presunto sicario que se movilizaba en una motocicleta conducida por una mujer, informaron esta mañana fuentes judiciales.

Las víctimas fueron identificadas como Leonardo Rodríguez, de 45 años, y Hernán O., de 33, quienes fueron atacados a balazos esta madrugada a las 4 en la zona de la calle Teniente Agneta y las vías del Ferrocarril Mitre, del barrio Belgrano.

Vecinos del barrio avisaron al 911 mientras otro reportó a los efectivos policiales que patrullaban en Rouillón y Junín que había un hombre herido en las vías del ferrocarril.

Al llegar al lugar, los efectivos hallaron a la víctima muerta sobre las vías, con heridas de arma de fuego, y nueve vainas servidas de calibre 9 milímetros.

En tanto, efectivos de Gendarmería Nacional hallaron en Felipe Moré y Humberto Primo a Hernán O., el hombre de 33 años que sufrió heridas de bala en el hombro izquierdo y la rodilla derecha cuando estaba junto a la víctima fatal del ataque.

El fiscal Gastón Ávila, de turno en la Unidad de Homicidio, y la División de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) hasta el momento recolectaron indicios de que se trató de un ataque directo y sin mediar palabras por parte de un sicario que iba como acompañante en una moto negra que era manejada por una mujer.

El fiscal ordenó al Gabinete Criminalístico que realice el relevamiento de la escena del hecho, toma de testimonios a cualquier persona que pueda aportar datos de interés para la investigación, relevamiento de cámaras de seguridad públicas y privadas en la zona y zona de influencia.

Los investigadores secuestraron material balístico, que fue enviado a peritar.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Rosario

Trabajaba en un centro comunitario y lo mataron a balazos en la puerta de su casa de Rosario

Joven que trabajaba en el comedor de un centro comunitario fue asesinado a balazos frente a su casa, en dos nuevos hechos criminales que elevaron a 130 los asesinatos cometidos en lo que va de 2023.

Publicado hace

#

Un joven militante del Movimiento Evita que trabajaba en el comedor de un centro comunitario fue asesinado a balazos frente a su casa de la zona sur de Rosario, mientras que una mujer y su hija de 9 años fueron heridas a escopetazos por atacantes que irrumpieron en su domicilio del sector norte de la misma ciudad, en dos nuevos hechos criminales que elevaron a 130 los asesinatos cometidos en lo que va de 2023 en ese departamento santafesino, informaron hoy fuentes judiciales.

“Nati ¡es Nico, es Nico!”, le dijo desesperada la madre de la víctima, Nicolás Ariel Lisandro Leguizamón (25), a su hermana Natalia, a quien llamó por teléfono noche para contarle que acababan de balear a su hijo en la puerta de su casa de Centeno al 2500, en el barrio Matheu de la zona sur rosarina.

En diálogo con la prensa, la tía del joven relató llorando que su sobrino estaba afuera de la casa por empezar a hacer el carbón para prender fuego para un pollo al disco cuando se escucharon “un montón de detonaciones”.

“Yo las escucho desde mi casa, y yo siempre tengo la costumbre de llamarla a mi hermana cuando escucho los disparos porque ella tiene diez hijos y son un montón. Y no la llamé… me llama ella y me dice ‘Naty ¡es Nico, es Nico!”, detalló la mujer parada junto a su hermana y a la pareja de su sobrino.

Según fuentes de la pesquisa, el hecho sucedió cerca de las 21 cuando Leguizamón se encontraba en la vereda y fue atacado por tres hombres en tres motocicletas, que abrieron fuego al paso y escaparon.

“Lo llevamos vivo al hospital, porque estaba consciente. Entramos, yo firmé el papel para la operación porque lo tenían que intervenir de urgencia porque la bala le ingresó y le salió para el otro lado, y no pudieron hacer nada, lo único que pedimos es que se haga Justicia”, detalló la mujer.

Con la voz quebrada, la tía de la víctima agregó: “No pedimos Justicia por pedir, pedimos Justicia porque tenemos hijos, porque somos seres humanos, no somos números, mi Nico no es un 130, no es un número, él se llama Nicolás Ariel Lisandro, era lo más maravilloso que tiene mi hermana, ella tiene 10 hijos, él era uno de los más grandes. Hoy no está, y hoy… ¿qué hacemos? ¿y los chicos que se quedaron sin papá? ¿qué hacen?”.

A su lado, Nadia, pareja de Leguizamón, con quien tuvo dos hijos, añadió quebrada: “Por qué me lo mataron así, es la persona más buena de este mundo, el mejor papá, el mejor marido, daba todo por nosotros”.

En tanto, Daniela, madre del joven, cuestionó el hecho de que la policía “para a los pibes cuando vienen de trabajar, les piden de todo, los dan vuelta, no los dejan caminar, y a los que pasan con las armas o tirando tiros, no les hacen nada”.

“Mientras revisan a los que vienen de trabajar, a las motos que llevan las armas, porque ellos saben quiénes las llevan, ni las paran. Ya no se puede estar más afuera, ni en la punta de un pasillo, porque los pasillos también tienen problemas, entonces tienen que estar los chicos adentro, la gente adentro”, agregó llorando.

Según los voceros, tras el ataque Leguizamón fue trasladado por un vecino al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA), donde los médicos constataron que presentaba un disparo en el lado izquierdo del tórax y otro en la zona lumbar derecha que le provocaron la muerte cuando era intervenido quirúrgicamente.

Sobre la víctima, Mariano Romero, referente de Movimiento Evita de Rosario, informó que era un joven que participaba de las actividades desarrolladas en el centro comunitario Luz Esperanza y Vida, ubicado en Doctor Rivas y Alvear.

“Comenzó a trabajar con nosotros en 2015, cuando era un adolescente. Aprendió a amasar pan y últimamente se dedicaba a la producción y también a la venta, se dedicaba a eso como medio de vida”, agregó Romero en declaraciones a portal Rosario3.

“Era un muchacho evangelista, un pibe sano, no consumía ninguna sustancia, tampoco tenía antecedentes. Era más bien tímido y familiero”, detalló el dirigente social, quien cree que la víctima habría “quedado en medio de una balacera”.

El ataque cometido contra Leguizamón no fue el único hecho violento de la jornada del domingo, ya que horas antes, cerca de las 16, una mujer de 44 años y su hija de 9 resultaron heridas, la primera de ellas de gravedad, al ser atacadas a escopetazos por dos hombres que ingresaron a su casa de la zona norte de Rosario y las balearon a quemarropa.

El hecho se registró en el domicilio situado en Pacheco al 600, y las vías del ferrocarril, cuando al menos dos hombres que se movilizaban en una moto llegaron hasta la vivienda de la mujer identificada con las iniciales de A.M.S y, sin mediar palabra, le dispararon a quemarropa con una escopeta, tras lo cual escaparon.

La mujer cayó herida, al igual que su hija de 9 años, quien fue alcanzada por las perdigonadas, por lo que ambas fueron hospitalizadas.

La madre fue derivada al hospital de Emergencias con heridas en el tórax y permanece en la sala de terapia intensiva en estado grave, mientras que su hija fue llevada al hospital de Niños Zona Norte, donde fue asistida por lesiones de perdigones en la cara, la pierna derecha, el brazo izquierdo y el abdomen, aunque esta fuera de peligro, dijeron los voceros.

Ambos hechos son investigados por el fiscal de homicidios dolosos de turno en Rosario, Patricio Saldutti, quien ordenó el relevamiento de las cámaras de seguridad de esa zona que apuntan a determinar las mecánicas de los ataques e identificar a los agresores.

El Argentino

Seguir leyendo

Las más leídas