fbpx
Conectate con El Argentino

Cambio climático

Deslave en hotel de Bariloche: los riesgos de construir en pendientes

Señalan que no fue alud, el cual proviene de cauces naturales. «En este caso se rompió un muro de contención. Son cosas que pasan cuando se modifica la hidrología del terreno», señalaron especialistas del Conicet.

Publicado hace

#

Centíficos alertaron sobre las consecuencias de las construcciones en pendientes naturales, luego del deslave ocurrido el 6 de junio pasado sobre la ladera del cerro Otto en el complejo turístico Villa Huinid, en la ciudad de San Carlos de Bariloche.

«No estamos hablando de un alud. Un alud sucede en cauces naturales de arroyos o ríos existentes, que por algún motivo crecen y se produce una creciente acompañada por material arrastrado, en este caso se rompió un muro de contención. Son cosas que pasan cuando se modifica la hidrología del terreno», señaló Thomas Kitzberger, profesor de Ecología en la Universidad del Comahue e investigador del Conicet en el Instituto de biodiversidad y medioambiente Bariloche.

En este hecho producido a principios de mes fallecieron tres turistas, oriundos de Uruguay, que fueron alcanzados por el desprendimiento de barro mientras descansaban en el hotel en donde se hospedaban de la mencionada localidad y que fueron rescatados luego de un intenso operativo que duro nueve horas y en donde sacaron más de cincuenta toneladas de tierra, escombros y piedras.

«En un bosque natural el agua se infiltra, la cobertura boscosa hace que las gotas caigan más despacio, y el agua se escurre hacia las napas profundas que luego llegan a la superficie mayor de agua, en este caso el lago Nahuel Huapi«, explicó el especialista, y detalló que «cuando se reduce la cobertura boscosa y se reemplaza por una cobertura impermeable, como es una estructura de hormigón, se disminuye esa infiltración y aumenta la correntía en superficie, por lo que puede pasar que los arroyos busquen su drenaje hacia las zonas bajas».

Según informó la Secretaría de Protección Civil de Bariloche, el día del deslave cayeron 90 mm de lluvia en menos de 12 horas.

«Si el agua drena hacia el muro de contención, ese suelo, que era liviano, se llena de agua y se puede volver muy pesado», aclaró Kitzberger.

En 2005, un equipo de investigación del Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR), en conjunto con el Instituto Federal de Geociencias y Recursos Minerales de Alemania (BGR), la Municipalidad de Bariloche y la Dirección de Minería de la provincia de Río Negro, realizó un informe para alertar sobre peligros geológicos y contribuir a la gestión sustentable de los recursos naturales de la ciudad.

«Las zonas del faldeo del cerro Otto, cuenca inferior del arroyo Ñireco, y la pampa de Huenuleo son los sectores en los cuales se presentan los mayores problemas geoambientales», detalla el documento, que advierte que «las inundaciones y la inestabilidad de pendientes (incluyendo Avalanchas de nieve, Deslizamientos, Flujos de detritos y Caídas de rocas) constituyen los principales factores de peligrosidad natural».

El mismo informe advierte sobre la construcción en pendientes de más de 25 grados y recomienda «incorporar al Código Urbano el concepto de distancia de seguridad para la ocupación y construcción».

«Hay que plantear una planificación ordenada de la urbanización», señaló el ecólogo del Conicet.

Y agregó: «Sabemos hace mucho que desforestar produce cambios hidrológicos. Tenemos que encontrar la forma de convivir con los bosques que tienen sus reglas naturales, y construir una ciudad amigable con ellos y armoniosa con la biodiversidad», concluyó.

Según afirmó el jefe de Gabinete de la Municipalidad, Marcos Barberis, el área de Obras Particulares había ordenado a la empresa All Flag, propietaria del complejo, que paralizara la obra, pero desde febrero de este año no se habían realizado controles.

En el marco de la causa, que investiga la muerte de tres personas que se encontraban alojándose en el hotel, la fiscalía conformará un grupo de peritos especializados en ingeniería, movimiento de suelos y geología para realizar pericias en la zona. También pidió informes a la Municipalidad de San Carlos de Bariloche, así como al establecimiento hotelero involucrado, con el objetivo de poder determinar la responsabilidad de las partes.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Cambio climático

Unas 4.000 personas participaron en Múnich de protesta contra el G7

Los jefes de Estado y de Gobierno de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido se reunirán allí hasta el 28 de junio bajo la dirección del canciller alemán, Olaf Scholz, y la guerra en Ucrania será uno de los temas centrales.

Publicado hace

#

Unas 4.000 personas participaron hoy de una protesta en la ciudad alemana de Múnich contra la cumbre del G7 que comienza mañana en Baviera, según estimaciones de la policía, en una acción convocada por 15 grupos críticos con la globalización, entre ellos algunas agrupaciones ecologistas.

Los organizadores, por su parte, calcularon en unos 6.000 los manifestantes, aunque contaban con una convocatoria mucho mayor, de unas 20.000 personas.

«Estamos decepcionados», comentó Andrea, de 46 años, de Greenpeace de Hannover, a la agencia de noticias DPA y apuntó: «Parece que solo hay organizaciones y ningún ciudadano».

La protesta reclamaba la eliminación de los combustibles fósiles, la protección de la diversidad animal y vegetal, la justicia social y la lucha contra el hambre.

«Crisis climática, extinción de especies, desigualdad: los países del G7 son responsables de que la crisis social y ecológica mundial esté llegando a un punto cada vez más dramático. Pongan fin a esto. Hay otra forma de hacer justicia», rezaba la convocatoria.

«Solo tenemos un planeta», «Más renovables, no a la guerra», se podía leer en algunos carteles de la manifestación, consignó la agencia AFP.

«¿Qué hacen para salir más rápido de los combustibles fósiles? ¿Qué hacen para frenar la extinción de las especies con mayor rapidez?», preguntó Viviane Raddatz, de la ONG WWF, en un llamamiento a los jefes de Estado y de Gobierno del G7.

La cumbre de tres días de las siete naciones más industrializadas del mundo se celebra a partir del domingo en el castillo de Elmau, en los Alpes bávaros.

Los jefes de Estado y de Gobierno de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido se reunirán allí hasta el 28 de junio bajo la dirección del canciller alemán, Olaf Scholz, y la guerra en Ucrania será uno de los temas centrales.

El presidente Alberto Fernández también estará presente ya que Argentina, que ejerce la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), fue invitada a participar junto a India, Indonesia, Sudáfrica y Senegal (al frente además de la Unión Africana), mientras que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, hará una intervención virtual.

Unos 18.000 agentes policiales están desplegados para garantizar la seguridad de la reunión. Las autoridades alemanas quieren evitar a toda costa los violentos estallidos que empañaron la cumbre del G20 en Hamburgo en 2017.

Ese año, la violencia había eclipsado en gran medida los debates entre dirigentes, con coches incendiados, tiendas saqueadas y enfrentamientos entre la policía y algunos manifestantes.

Seguir leyendo

Las más leídas