fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Causa Belsunce: Pachelo se careó con una testigo para desmentir que haya tenido al perro de María Marta

Tal como viene haciendo en las últimas jornadas, el principal imputado por el crimen repitió la metodología de pedir declarar cada vez que un testigo lo involucra en alguna situación que lo compromete. Esta vez fue tras la declaración de Raquel Fait, quien aclaró que vio a Pachelo con el perro en la casa de conocidos.

Publicado hace

#

Nicolás Pachelo, el principal imputado en juicio por el crimen de María Marta García Belsunce, declaró nuevamente este miércoles y se careó por primera vez con una testigo para desmentir que él haya tenido al perro labrador que le secuestraron a la víctima.

Tal como viene haciendo en las últimas jornadas, Pachelo (46) repitió este miércoles la metodología de pedir declarar cada vez que un testigo lo involucra en alguna situación que lo compromete.

Esta vez fue tras la declaración ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro de la testigo Raquel Fait, citada por los fiscales luego de que el lunes su amiga, Débora Lauces, dijera en el juicio que ella le había contado que una vez estuvo en la casa de Pachelo, en Carmel, jugando con un perro sin saber que se trataba de la mascota de María Marta García Belsunce.

Fait ratificó que entre 1997 y 2002 aproximadamente, concurrió «cuatro, cinco o seis veces» a la casa de Pachelo en Carnel, ya que era amiga de su primo Lucas Laurens, y lo conoció «socialmente» a él y a su por entonces esposa, Inés Dávalos. En su rol de testigo aclaró que lo vio con el perro «en un asado al mediodía», pero no en Carmel, sino en la casa de conocidos.

«Recuerdo que no estuvo mucho tiempo en la reunión y en su camioneta tenía un perro. Era una camioneta oscura. La impresión que me queda es que era chachorrón, oscuro, un perro mediano», dijo Fait, aunque a preguntas de los fiscales no pudo precisar la raza, ni recordaba si era de pelaje corto o largo.

La mujer recordó que en esa oportunidad Pachelo explicó que había encontrado a ese perro perdido en su barrio, que «la sensación del ambiente era ‘anda a llevarlo’ y como que él dijo: ‘yo lo cuido mejor’».

También dijo tener el recuerdo de haberse acercado al vehículo y «de haberlo acariciado», que no era un perro agresivo y si bien no recuerda si tenía o no collar, dijo que «estaba cuidado».

La defensa de Pachelo –quien desde el momento en el que la testigo manifestó conocerlo, le dijo al oído a su abogada Raquel Pérez Iglesias, «es mentira»-, pidió un careo que los jueces aceptaron.

«A la señora, salvo que estéticamente esté distinta, yo no la conozco. No sé si se cambió el pelo o se hizo una cirugía. Yo no la conozco y jamás autoricé el ingreso. No sé mi mujer Inés. Si vino con mi primo, no sé, igual no la conozco», le dijo Pachelo.

«Sí, estuve en la casa de Pachelo cuatro, cinco o seis veces», repitió Fait, y sobre la camioneta donde vio al perro, la testigo dijo «era con doble asiento y caja», a lo que Pachelo contestó: «Yo no recuerdo haber levantado un perro en un country».

Y luego, el imputado cuestionó lo que el lunes había dicho Lauces en relación a que Fait le había contado que estuvo jugando con el perro de María Marta García Belsunce.

Al respecto, Fait aclaró que ella a la testigo que la nombró el lunes no le relató «ni dónde ni cómo» había visto a ese perro, que le había quedado grabada la «situación incómoda» y el «enojo que había» por el hecho de Pachelo hubiera levantado a un perro. «Pero no le dije que había estado jugando en la casa de Pachelo con este perro», explicó.

La jornada comenzó con la reiteración de un pedido del fiscal general adjunto de San Isidro, Patricio Ferrari, para que se realice un careo entre Pachelo y uno de los testigos de la semana, Mariano Maggi.

Luego declaró el periodista Hernán Cappiello, del diario La Nación, quien sostuvo que a raíz de una nota en la que se señalaba a un vecino del Carmel como hipótesis del crimen de la socióloga, Pachelo llamó a la redacción porque se sintió aludido y pidió dar su testimonio.

«Acordamos una reunión en una estación de servicio por la (autopista) Panamericana, en Pilar. Me llamó la atención que fue en el auto del señor, con vidrios polarizados», indicó el periodista, quien consignó que, en esa conversación, Pachelo le contó cuáles habían sido sus movimientos ese día y por qué no tenía relación con la muerte de María Marta García Belsunce.

En este tercer juicio por el crimen, la fiscalía apunta a demostrar que Pachelo mató de seis balazos en la cabeza a María Marta García Belsunce cuando lo sorprendió robando en su casa el 27 de octubre de 2002, y con la colaboración de los ex vigiladores Norberto Glennon (57) y José Ortiz (45), también imputados en este debate.

El Argentino
Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Perpetua a tres acusados en el juicio del RIM 6

Se trata de los ex subtenientes Martín Eduardo Sánchez Zinny, Emilio Pedro Morello y Horacio Linari, quienes cometieron crímenes de lesa humanidad en el Regimiento de Infantería 6 de Mercedes (RIM 6) durante la última dictadura militar.

Publicado hace

#

El Tribunal Oral Federal Número 2 de la ciudad de Buenos Aires condenó este miércoles a prisión perpetua a los exsubtenientes Martín Eduardo Sánchez Zinny, Emilio Pedro Morello y Horacio Linari por crímenes de lesa humanidad cometidos en el Regimiento de Infantería 6 de Mercedes (RIM 6) durante la última dictadura militar, y dispuso la absolución e «inmediata libertad» del ex subteniente Luis Alberto Brun y el ex cabo 1° Rubén Osmar Andrade.

En la lectura del veredicto, el juez Javier Feliciano Ríos, presidente del tribunal, dispuso la publicación de los fundamentos para el 6 de octubre.

Durante el juicio, que se había iniciado en diciembre del año pasado, se investigaron privaciones ilegales de la libertad, tormentos y homicidios cometidos entre marzo y julio de 1976 contra 37 personas, de las cuales ocho fueron asesinadas o permanecen desaparecidas.

Las víctimas eran militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), la Juventud Guevarista y el Partido Socialista de los Trabajadores (PST), y entre ellos se encuentra la docente y militante Rocío Ángela Martínez Borbolla, madre de los periodistas Bárbara y Camilo García.

Los miembros de estas organizaciones fueron blanco de acciones represivas perpetradas por los efectivos del RIM 6 con el fin de desarticular las publicaciones de las revistas «El Combatiente» y «Estrella Roja», órganos de difusión del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).

Tanto la fiscalía como las querellas habían solicitado la pena de prisión perpetua de todos los acusados, al considerarlos coautores penalmente responsables de los delitos de homicidio agravado por alevosía.

La última audiencia del juicio había quedado envuelta en una polémica por las restricciones que a último momento impuso el tribunal para la cobertura periodística y para el acceso de las familias de las víctimas que no declararon ante el TOF, cuando esa presencia es habitual en las lecturas de veredicto en las causas de lesa humanidad.

La querella y los familiares de las víctimas realizaron una vigilia para esperar el veredicto desde la vía pública, frente a los tribunales de Comodoro Py, con la instalación de una radio abierta y la participación de organismos de derechos humanos, organizaciones políticas y sociales, entre ellas el colectivo «Historias Desobedientes» y la legisladora porteña del Frente de Todos (FdT) Victoria Montenegro.

Seguir leyendo

Las más leídas