fbpx
Conectate con El Argentino

Mundo

Florida prohíbe hablar sobre orientación sexual e identidad de género en todos los cursos escolares

La Junta Educativa aprobó una nueva regla, que estipula que las escuelas públicas “no proporcionarán intencionadamente instrucción sobre orientación sexual o identidad de género” desde preescolar hasta el último año de la secundaria.

Publicado hace

#

El estado de Florida prohibió hoy enseñar temas vinculados a la orientación sexual y la identidad de género en todos los cursos escolares y extendió así una ley impulsada el año pasado por el gobernador republicano, Ron DeSantis.

La Junta Educativa aprobó una nueva regla, que estipula que las escuelas públicas “no proporcionarán intencionadamente instrucción sobre orientación sexual o identidad de género” desde preescolar hasta el último año de la secundaria.

La única forma de enseñar sobre esos temas es que las clases sean “requeridas por las normas académicas estatales”, lo que no es el caso, o que “formen parte de un curso sobre salud reproductiva” del que los padres puedan retirar a sus hijos.

Los profesores que incumplan la norma podrían ver suspendidas o revocadas sus licencias de educadores.

La nueva norma generó indignación en grupos que defienden los derechos de la comunidad LGBTIQ+, como la organización Equality Florida.

“Digámoslo claramente: esto forma parte del ataque del gobernador a la libertad. Los estados libres no prohíben los libros. Los estados libres no censuran a comunidades enteras fuera de las aulas. Los estados libres no declaran la guerra a las personas LGBTQ para ganar puntos políticos baratos para un hombre desesperado por ser presidente”, señaló el grupo en Twitter, en referencia a la posibilidad de que DeSantis se convierta en el candidato republicano a la presidencia en 2024.

“Debería darle vergüenza a la administración DeSantis poner un blanco en la espalda de los floridanos LGBTQ”, añadió.

Esta nueva medida endurece el alcance de la ley del año pasado, apodada “No digas gay” por sus detractores, que se aplicaba a los alumnos desde preescolar hasta tercer grado.

DeSantis convirtió ese texto en una de las leyes emblemáticas de su batalla cultural contra políticos, profesores y empresas a los que acusa de querer imponer su ideología “progresista” (“woke”, en inglés) a los demás.

Los cuestionamientos a esta ley por parte de Disney llevaron a que la compañía entrara en conflicto con el gobernador, que en abril de 2022 firmó una ley para suprimir el distrito especial de Disney, ubicado alrededor de su parque temático en Orlando, que había sido administrado por la firma ininterrumpidamente durante 55 años de existencia.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Análisis

Vientos de integración

Con el auspicio de Lula como presidente anfitrión, casi la totalidad de los mandatarios sudamericanos convergieron ayer en Brasilia para relanzar a la UNASUR

Publicado hace

#

Por Emiliano Guido

Los presidentes de Sudamérica, salvo la ilegítima mandataria de Perú Dina Boluarte (que llegó al cargo tras el golpe constitucional a Pedro Castillo), volvieron a verse la cara y darse la mano tras un largo período sin registrarse cumbres regionales significativas. En concreto, con el auspicio político del Jefe de Estado anfitrión Luiz Inácio “Lula” Da Silva, los gobiernos del Cono Sur se reencontraron en una cita atípica, una cumbre ajena a cualquier tipo de corsé institucional -el cónclave en la capital brasileña se realizó, en los hechos, por afuera de las arquitecturas comunes de la región-, pero con el capital de contar con la voluntad política necesaria para sentar las bases de una refundación integracionista.

En términos oficiales, los líderes sudamericanos dialogaron en Brasilia para construir “salidas políticas consensuadas a los temas de agenda convergentes, tanto en materia de infraestructura económica, comercial o energética”. Pero, bajo esa esquela informativa bien intencionada, pero con poca sustancia política, el motor del suceso radica en un hecho bien concreto que surcó todos los off periodísticos lanzados al continente ayer desde Brasilia: el interés de los presidentes progresistas por relanzar al bloque UNASUR.

Un dato interesante del reencuentro presidencial sudamericano en Brasilia fue la participación del Jefe de Estado venezolano Nicolás Maduro, que no pisaba suelo brasileño desde el 2015 para manifestar, primero, su rechazo al golpe parlamentario contra Dilma Rousseff, y su desacuerdo político profundo con el gobierno de Jair Bolsonaro. El regreso de la Venezuela bolivariana y chavista a un mecanismo de concertación zonal, la futura mesa política común incluirá a gobiernos progresistas moderados como el liderado por Gabriel Boric en Chile, implica superar la reitera diatriba macartista contra Caracas y sumar al concierto regional a una administración con fuentes reservas petroleras.

En segundo lugar, resulta significativo destacar la intención diplomática de Brasilia de sentar en el nuevo espacio integracionista a todos los gobiernos sudamericanos, incluso a los que tienen una visión aperturista de la economía zonal. Por ese motivo, ayer Lula como su par argentino Alberto Fernández celebraron la participación del presidente neoliberal ecuatoriano Guillermo Lasso.

Gisela Padovan, secretaria para América Latina y Caribe de la Cancillería brasileña, fue muy explícita cuando en rueda de prensa reiteró cuál era el objetivo político de una cita impulsada por un presidente como Lula que puede jactarse de haber protagonizado tanto la primera como la segunda oleada progresista: “Brasil desea que este diálogo sirva para discutir la posibilidad de volver a contar con un mecanismo de integración puramente suramericano, que sea permanente, inclusivo y moderno que incluye a los doce países de la región, independientemente del color de su Gobierno”.

Seguir leyendo

Las más leídas