fbpx
Conectate con El Argentino

Deportes

Boca y River: el superclásico tuvo un empate justo que no conformó a nadie

El Xenieze se puso en ventaja con un tanto de Sebastián Villa de penal (41m PT) y el Millonario lo igualó a través de Agustín Palavecino (22m ST). Fueron expulsados Carlos Zambrano y Milton Casco.

Publicado hace

#

El-Argentino-boca-river

El Xenieze se puso en ventaja con un tanto de Sebastián Villa de penal (41m PT) y el Millonario lo igualó a través de Agustín Palavecino (22m ST). Fueron expulsados Carlos Zambrano y Milton Casco.

Boca y River empataron 1-1 este domingo en La Bombonera por la quinta jornada de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol en una igualdad justa porque tuvieron chances de ganar el partido más destacado del fútbol argentino.

El colombiano Sebastián Villa adelantó a Boca, de penal; y Agustín Palavecino, de cabeza, selló el empate para River. Pudo haber sido para cualquiera de los dos y los arqueros, tanto Franco Armani como Esteban Andrada, tuvieron incidencia para que no hubiese un ganador.

River acaparó la posesión de la pelota desde el arranque con la buena movilidad del debutante como titular Palavecino en compañía del uruguayo De La Cruz.

Ambos realizaron cambios en nombres y sistemas. Boca, sin Edwin Cardona por lesión, se paró con línea de tres en el fondo y River presentó cuatro en defensa más la novedad de Palavecino para un 4-3-3.

Sin brillar, River exhibió mejor funcionamiento que Boca, con remates al arco y una situación clara a los 19 minutos cuando Lisandro López rechazó la pelota cerca de la línea y subsanó el error de Andrada en su intento de achique lejos ante De La Cruz.

Boca entendió que Palavecino movía los hilos en ataque y fue cuando Medina tomó esa marca. Desde entonces, la presencia de River disminuyó con un Enzo Pérez preocupado por Tévez. Los xeneizes se animaron sobre el final y fueron más prácticos ante un River flojo en defensa.

El «Xeneize» avisó con el mano a mano que Armani tapó ante Tévez y luego se puso al frente con el penal de Villa, generado por la infracción infantil del chileno Díaz a Capaldo cuyo inicio de jugada se propició con un taco del Apache. Capaldo tuvo hasta ahí una gran labor porque tapó la proyección de Angileri y aportó en ataque.

River intentó mejorar su producción en el comienzo de la segunda etapa, con más participación de Carrascal, pero sin profundidad ante una defensa de Boca bien parada sostenida por López e Izquierdoz.

Boca esperó agazapado a la espera de una contra frente a un River endeble para defender. Mientras, Armani tuvo una gran intervención con los remates de Tévez y Villa en la misma jugada con un manotazo ante la presencia de Maroni (16m) que dejó a River en partido.

La primera vez que Angileri desbordó con éxito a Capaldo propició el gol del empate. El ex Godoy Cruz envió el centro para el arqueo perfecto de Palavecino quien de cabeza dejó sin chances a Andrada.

Con ese golpe de River se dio otro partido porque además Boca sufrió la expulsión de Zambrano por doble amarilla. Andrada, en tanto, se lució con la tapada ante un remate de frente de Angileri (29m) y salvó a Boca que tuvo el debut de Marcos Rojo con el ingreso por Maroni.

Cuando River había recobrado el aliento sufrió la expulsión de Casco por doble amarilla, pero tuvo una situación muy clara a un minuto del final con el centro de Federico Girotti que dio en Izquierdoz. El pique de la pelota frenó su ingreso al arco y entre Andrada, Capaldo y el palo sostuvieron el empate en la misma jugada.

Boca y River no se sacaron diferencias en un Supeclásico cambiante en el que el Xeneize no lo liquidó cuando debía y el Millonario no pudo concretar cuando la ocasión se le presentó.

Boca suma nueve puntos en la zona 1 y River tiene siete en la zona 2, fuera de la zona de clasificación. En la próxima fecha, Boca recibirá Talleres y River jugará en Mendoza ante Godoy Cruz.

El Argentino

DATOS DEL PARTIDO

Boca: Esteban Andrada; Carlos Zambrano, Lisandro López y Carlos Izquierdoz; Agustín Capaldo, Cristian Medina, Jorman Campuzano y Frank Fabra; Gonzalo Maroni; Carlos Tevez y Sebastián Villa. DT: Miguel Ángel Russo.

River: Franco Armani; Milton Casco, Jonatan Maidana, Paulo Díaz y Fabrizio Angileri; Agustín Palavecino, Enzo Pérez y Nicolás De La Cruz; Matías Suárez, Rafael Borré y Jorge Carrascal. DT: Marcelo Gallardo.

Goles: en el primer tiempo, 41m. Villa, de penal (B). En el segundo tiempo, 22m. Palavecino (R).

Cambios: en el segundo tiempo, 23m. Julián Álvarez por Carrascal
; 27m. Marcos Rojo por Maroni y Alan Varela por Medina (B); 34m. Alex Vigo por Palavecino y José Paradela por Borré (R); 42m. Bruno Zuculini por De La Cruz y Federico Girotti por Suárez; 45m. Emmanuel Mas por Fabra (B); 45+2m. Franco Soldano por Tévez (B)

Incidencias: en el segundo tiempo, 23m. Zambrano (B) expulsado; 33m. Casco (R) expulsado.

Amonestados: Medina y Villa (B).

Árbitro: Facundo Tello

Estadio: Boca Juniors.

La previa

Con arbitraje de Facundo Tello y televisación de Fox Sport los equipos más populares del país ponen en juego su rivalidad nuevamente a partir de las 18 en un partido sin favoritos.

Boca Juniors, con un rendimiento en alza, y River Plate, con actuaciones descollantes y otras no tanto, se enfrentarán mañana en una nueva edición del superclásico del fútbol argentino, en el marco de la quinta fecha de la Copa de Liga Profesional, en el interzonal entre las Zonas A y B.

El encuentro excluyente del fin de semana tendrá como escenario la mítica «Bombonera», se jugará este domingo a partir de las 18 con el arbitraje de Facundo Tello y televisación de la señal Fox Sports.

Boca, actual bicampeón del fútbol argentino, comenzó su andar en el nuevo torneo doméstico con un empate en su estadio ante Gimnasia y Esgrima La Plata (2-2), siguió con un triunfo en Rosario sobre Newell’s (1-0), otra igualdad como local ante Sarmiento de Junín (1-1) y descolló en su última presentación en Liniers con una goleada sobre Vélez Sarsfield por 7-1.

River, por su parte, inició su participación en la Zona A con una derrota en La Plata ante Estudiantes (2-1), luego venció sucesivamente a Rosario Central (3-0) en su regreso al estadio Monumental, a Platense (1-0) en Vicente López y en la fecha pasada cayó en Núñez ante Argentinos Juniors (1-0).

Esos antecedentes sirven para reflejar la evolución de uno y otro en el torneo pero de ninguna manera incidirán en el Superclásico, un partido aparte en el que juegan otro tipo de factores, sobre todo los anímicos y en épocas de pandemia sin incidencia de la condición de local, habida cuenta de la ausencia del calor y el color que aportan los hinchas.

Boca logró su mejor actuación del año en el estadio José Amalfitani pero de todas maneras no transitó una semana tranquila, debido a las lesiones que sufrieron su capitán e ídolo, Carlos Tévez, más la gran figura del equipo, el colombiano Edwin Cardona, quien tiene un pie y medio afuera del Superclásico.

En contrapartida, está en condiciones de reaparecer un referente de la defensa como Carlos Izquierdoz y entre los suplentes estará por primera vez Marcos Rojo, incorporado en enero pasado procedente del Manchester United.

El Argentino

El que no estará ni siquiera concentrado será el delantero cordobés Ramón «Wanchope» Ábila, al igual que el correntino Leo Jara, mientras que sí estará disponible un recambio útil como Mauro Zárate pese a que durante la semana entrenó únicamente el martes y arrastra una lesión muscular.

En el caso de Izquierdoz, un fuerte golpe en las costillas motivó su salida del equipo durante el partido ante Sarmiento, luego se perdió el encuentro ante Vélez y una vez recuperado ingresará por Lisandro López, según lo decidió el entrenador Miguel Ángel Russo.

Tévez, con una molestia en el tobillo, podrá jugar ante River y el que más complicado está es Cardona, casi descartado por una fatiga muscular en la pierna derecha que le impide desplazarse con comodidad y también sacarle provecho a su especialidad: la notable pegada con pelota detenida o en movimiento.

Russo deberá armar un rompecabezas sin Cardona, quien cumple un rol clave y no será lo mismo sin el colombiano, la usina de fútbol que alimenta a su compatriota Sebastián Villa, y más allá de lo bien que se acopló al equipo el cordobés Gonzalo Maroni, importante de tres cuartos de cancha en adelante.

En el caso de que no pueda jugar Cardona, su reemplazante surgirá entre tres nombres: Agustín Almendra, Julio Buffarini y Lisandro López, jugadores de características disímiles.

Si ingresa Almendra, Russo no modificará demasiado el esquema pese a que no tendrá a su estratega, si lo hace Buffarini entonces regresará Capaldo al mediocampo, mientras que si juega Lisandro López habrá un sustancial cambio táctico, con una línea de tres junto a Zambrano e Izquierdoz.

Por el lado de River la situación está mucho más clara, ya que el entrenador Marcelo Gallardo no tiene lesionados y diagramó una formación que tendrá al menos tres variantes respecto al equipo que cayó ante Argentinos.

El experimentado Jonathan Maidana ingresará por Héctor Martínez, Fabrizio Angileri por Alex Vigo y el colombiano Rafael Santos Borré por Julián Álvarez.

La intención de Gallardo es recuperar firmeza defensiva con un referente como Maidana, quien regresó al club luego de dos años en México, y con el regreso de Angileri ganará juego externo que es uno de los fuertes de River, mientras que el goleador colombiano Borré es titular indiscutido y en la fecha pasada ingresó un rato desde el banco de suplentes.

En Boca, todo cambiará si no juega Cardona. Con el colombiano en la cancha para alimentar la velocidad de Villa, generar juego asociado con Tévez y Maroni, o lastimar con la pelota parada, el equipo tendrá un potencial, pero si no lo tiene el equipo se resentirá.

El historial entre los dos colosos del fútbol argentino favorece a Boca al cabo de 211 partidos, de los cuales se impuso en 77, perdió 69 y hubo 65 empates, incluido el último en enero pasado por la Copa Diego Maradona, también jugado en «La Bombonera», que finalizó 2 a 2 con goles de «Wanchope» Abila y Villa para los «Xeneizes» y de Borré y Federico Girotti para los «Millonarios».

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Deportes

BOMBAZO: ¿MESSI A LA MLS?

Un diario británico reveló que el astro argentino ya arribó a un «acuerdo» para sumarse al Inter Miami en 2023.

Publicado hace

#

Un diario británico reveló hoy que Lionel Messi ya arribó a “un acuerdo” para dejar París Saint Germain a mediados de temporada, cuando finaliza su contrato, y sumarse de inmediato a Inter Miami de la Major League Soccer (MLS) de los Estados Unidos, de cara a la campaña 2023-2024.

La aseveración corre por cuenta del periódico Sunday Times que especifica que el astro rosarino del seleccionado argentino ya mantuvo conversaciones con David Beckham (uno de los propietarios de la franquicia) y “será el jugador mejor pago” del fútbol norteamericano.

El interés de la organización de la Florida “no es nuevo”, según apuntó Sunday Times, que citó una declaración que Jorge Más (copropietario del Inter Miami) le hizo al ‘Miami Herald’ por junio de 2021 en donde manifestaba su “optimismo” respecto de que el goleador “se pusiera alguna vez” la camiseta de su club estadounidense.

Los informes que revelan que ese interés “es mutuo” aumentaron en los últimos meses, a punto tal que el sitio especializado The Athletic consideró que “Inter Miami está cada vez más seguro” de que el exdelantero del Barcelona dejará PSG, a mediados de 2023, cuando finalice su contrato con la institución francesa.

Es más la fuente consultada establece que “el preacuerdo se firmará en enero” venidero y el crack rosarino se integrará a la MLS cuando “comience la temporada”, después de junio de 2023.

El mismo diario Sunday Times aclaró que el mediocampista del Barcelona español, Sergio Busquets, también se unirá al Inter Miami, a partir del segundo semestre de la próxima temporada.

Seguir leyendo

Las más leídas