fbpx
Conectate con El Argentino

Violencia de Género

Exigen que se haga justicia en el caso del ginecólogo correntino abusador

Se presentó a declarar el profesional de la salud acusado de abusos y violaciones

Publicado hace

#

El ginecólogo correntino Gerardo Alejandro Dahse, denunciado por abuso sexual por varias de sus pacientes, se presentó hoy a prestar declaración como imputado y frente a la sede judicial una manifestación de mujeres exigió justicia, entre ellas María, quien lo denunció hace 13 años por violación e intentó quitarse la vida.

El médico fue querellado en la Justicia provincial por abuso sexual contra una paciente de 20 años, tras lo cual se originó una catarata de denuncias en redes sociales, de al menos 18 expacientes que relataron abusos similares. María, nombre ficticio de una de ellas, dijo hoy en diálogo que al menos dos denuncias más llegarán a los estrados judiciales, una de ellas, la propia, que pedirá se «desarchive, porque fue cajoneada y quedó en la nada, cuando tenían todas las pruebas de que me violó en 2008».

Al grito de «Dahse violador», munidas de carteles y pancartas, un grupo de mujeres se concentró frente al Juzgado de Instrucción 4, pegó afiches con el rostro del médico ginecólogo de 56 años, que además se desempeña como auditor del Instituto de Obra Social de Corrientes (IosCor), y exigió justicia «para que no abuse más de ninguna mujer». Dijo a la prensa con la voz quebrada que «hace 13 años yo era menor de edad y Dahse era mi ginecólogo, me encerró en su consultorio y me violó de todas las formas que se pueden imaginar, después de dormirme (anestesiada) y 13 años después ya somos 19 mujeres».

En un testimonio desgarrador, la mujer relató que «en ese momento no tuve el valor de contarlo y me corté las venas, fui internada y en mi estado de shock dije algo, intervino la policía y los médicos forenses tomaron las pruebas». Agregó que «la policía hizo la denuncia en un primer momento y luego mi mamá, porque en 2008 yo era menor de edad», explicó y remarcó que «se me investigó a mí, pasé por terapias psiquiátricas y psicológicas y el señor no tuvo que pasar por ninguna. La víctima es la que tiene que atravesar todo eso».

«se me investigó a mí, pasé por terapias psiquiátricas y psicológicas y el señor no tuvo que pasar por ninguna»-dijo María

Luego, expresó sobre el ginecólogo que «él siguió abusando de pacientes, se maneja de la misma forma y con la misma impunidad. El juez de mi causa, en 2008, la calificó como abuso simple, pero de simple no tenía nada. No podía estar parada de los dolores que tenía y me corté las venas, y a los cuatro años Dahse salió sobreseído. Eso es lo que hizo la Justicia conmigo», dijo en diálogo con Télam.

«Trece años después veo qué le pasó a otras chicas y me sentí culpable, pero si me hubiesen escuchado, si hubiese habido justicia, este hombre no habría seguido abusando», añadió. María, mencionó además que la abogada de Violeta, hizo «una petición para que deje de ser funcionario y al Colegio Médico para que deje de ejercer, pero hasta ahora no hay noticias».

Tras declarar, Dahse salió por otra puerta del edificio judicial para evitar la manifestación pero minutos antes, por la calle Pellegrini, una de las hijas del médico imputado por supuesta comisión del delito de abuso sexual gravemente ultrajante, quitó parte de los carteles que habían pegado las manifestantes.

«Su familia se burla de nosotros, somos víctimas y estamos pidiendo justicia», dijo María, y agregó que «su mujer se reía mientras lo esperaba en el auto y me tiró un beso». Debido a la denuncia realizada por Violeta, nombre ficticio de otra joven de 20 años, Dahse declaró ante la Justicia por varias horas, aunque no trascendió el contenido de su declaración. La acusación quedó en manos de la Fiscalía de Instrucción 1 de la Capital correntina, a cargo de Lucrecia Troia Quirch y la causa en el Juzgado de Instrucción 4, de Leandro Maciel.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Marcha a 22 años del crimen de Natalia Melmann

El crimen ocurrió el 4 de febrero de 2001. Fue torturada, abusada sexualmente y estrangulada con el cordón de una de sus zapatillas. Sus asesinos están presos.

Publicado hace

#

A 22 años del crimen de Natalia Melmann, la adolescente de 15 años raptada, violada y asesinada en la localidad balnearia de Miramar, familiares, amigos y vecinos marcharon esta noche en reclamo de “justicia” por “todas” las víctimas de femicidios.

La convocatoria realizada en redes sociales por la familia Calampuca Melmann comenzó a las 21 en la esquina de las calles 21 y 28, en el centro de esa ciudad bonaerense, desde donde marcharon hacia la costa.

Gustavo Melmann, padre de Natalia, dialogó con Télam y aseguró que el aniversario del crimen lo vivía con “situaciones encontradas, porque por un lado vos recordás su vida, lo que era, vivís su ausencia, y por otro lado es la fecha en que le quitaron la vida”.

“El homenaje es complejo, uno vive muchas cosas, está viviendo el recuerdo de su vida, de su existencia, del ser humano que arrebataron y por otro lado el cruel asesinato y violación”, aseguró el padre de la adolescente.

El nuevo aniversario del crimen de Melmann se dio en la misma semana en que la justicia de Mar del Plata rechazó beneficiar con la libertad condicional a los expolicías Oscar Echenique (61) y Ricardo Anselmini (53), condenados a reclusión perpetua por secuestrar, torturar, abusar y asesinar a la menor de edad.

Al respecto, Gustavo Melmann señaló: “Es algo importante, no solamente para nosotros, sino para la Argentina, para la comunidad. Son gente peligrosa, no tienen ningún reparo en hacer lo que hicieron con Natalia, el cuerpo de Natalia es la muestra de lo que son capaces de hacer”.

Durante el homenaje se arrojaron flores al mar, se lanzaron globos con la frase “perpetua” y se remontaron barriletes luego de proyectar el cortometraje “Barriletes en el limbo”, en recuerdo de Alejandro, amigo de la familia recientemente fallecido y que escribió un poema, que lleva el mismo nombre, dedicado a Natalia.

“Con la reciente noticia de que los jueces rechazaron el pedido de libertad adelantada de dos de los femicidas de Nati, salimos una vez más a las calles a marchar por ella. Por Nati y por TODAS! Porque estamos convencidos que el único camino es la lucha colectiva y la Justicia!”, encabezaron los familiares de Natalia la publicación de ayer en la red social Facebook, convocando a la marcha.

El crimen ocurrió el 4 de febrero de 2001, cuando Natalia fue obligada a subir a una camioneta de la Policía bonaerense y llevada a una casa ubicada en el extremo sur de la ciudad de Miramar.

En esa vivienda, fue torturada, abusada sexualmente y estrangulada con el cordón de una de sus zapatillas.

Los tres policías trasladaron luego el cuerpo al vivero Florentino Ameghino, donde lo ocultaron con un montículo de hojas, pero fue hallado cuatro días más tarde durante uno de los tantos rastrillajes que se realizaron por esa zona.

El crimen provocó la reacción de la comunidad local, que encabezó junto a los familiares y allegados de la adolescente múltiples marchas para pedir por el esclarecimiento del caso y produjo incluso un impacto político: el entonces presidente, Fernando De la Rúa, se reunió pocos días después con los padres de la víctima en Miramar.

En septiembre de 2002, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Mar del Plata condenó a Echenique, Anselmini y Suárez a prisión perpetua y a 25 años de cárcel al exconvicto Gustavo «Gallo» Fernández, por su participación en el secuestro, aunque la pena fue reducida luego a 10 años de prisión.

En junio de 2018 se celebró un nuevo juicio a un cuarto policía, Ricardo Panadero (63), imputado como coautor de «privación ilegítima de la libertad por el uso de violencia, abuso sexual agravado por acceso carnal y por el concurso de dos o más personas, y homicidio doblemente agravado por haberse cometido para lograr la impunidad de los coautores de un delito anterior».

Panadero fue absuelto en ese proceso porque los jueces consideraron que no pudo acreditarse la acusación, pero el fallo fue apelado por la fiscalía y por el abogado de la familia de Natalia Melmann.

El 13 de noviembre de 2019, la Sala III del Tribunal de Casación bonaerense anuló esa absolución y ordenó la realización de un nuevo proceso, que está previsto que se designe una nueva fecha para este 2023.

Seguir leyendo

Las más leídas