fbpx
Conectate con El Argentino

Femicidio

Desmienten coartada del acusado por el crimen de Lola Chomnalez

Dos testigos aseguraron que el detenido no tuvo una herida cortante para manchar con sangre la mochila de la víctima.

Publicado hace

#

Por Néstor Llidó

Al declarar ante el juez que investiga el asesinato de Lola Chomnalez, la adolescente asfixiada en diciembre de 2014 en la playa uruguaya de Barra de Valizas, dos testigos señalar que el único acusado por el caso no se cortó con una botella en su trabajo en un supermercado y complicaron su coartada sobre que había manchado con sangre a la mochila de la víctima por haber sufrido esa herida.

Se trata de dos empleados de ese comercio de Barra de Valizas que declararon ante el juez Juan Giménez Vera a pedido de la fiscal Jéssica Pereira. Y contradijeron los dichos de Leonardo David Sena, quien al procesado como autor material del homicidio, afirmó ser inocente, a pesar de que un cotejo de ADN comprobó que la sangre en la mochila de Lola Chomnalez era la suya.

En su descargo, Sena explicó que el día del crimen él se cortó con una botella de vidrio mientras trabajaba en un supermercado y que, luego, se fue a la playa a tomar unos mates y en esas circunstancias fue cuando encontró tirada la mochila de la víctima y al manipularla la manchó con la sangre producto de esa herida.

Ante esta situación, la fiscal Pereira propuso la declaración de tres testigos que trabajaban en el mismo supermercado al momento del hecho. «Dos de estos testigos dijeron recordar al detenido, pero negaron el incidente que él describió” explicó Juan Willman, uno de los abogados de la familia Chomnalez en Uruguay, quien consideró que la versión del acusado “no queda corroborada”.

«Nadie recuerda ningún incidente con una botella de cerveza, ni ningún corte, Además, Sena trabajó en el supermercado apenas “una semanita haciendo changas”, precisó el letrado.

Este hombre fue detenido en el último mes de mayo pasado, luego de que se conociera el resultado positivo del cotejo de ADN.

Según el juez Giménez Vera, a partir de este estudio se pudo de determinar que Sena fue “quien depositó su material genético en la escena del hecho, es decir, en la toalla que estaba en el interior de la mochila que llevaba Lola Chomnalez el día que falleció y en su documento nacional de identificación argentino”.

Para el abogado Willman, “está científicamente ubicado en el lugar del crimen, reconoce haber tomado contacto con las pertenencias de Lola y que sustrae dinero de la mochila”.

Tras la detención de Sena y su procesamiento por el delito de “homicidio especialmente agravado”, el juez de la causa absolvió al primer acusado por el caso, Angel “El Cachila” Moreira, quien estuvo preso por el “encubrimiento” del crimen.

Lola Chomnalez, de 14 años, viajó a Barra de Valizas el sábado 27 de diciembre de 2014 y se alojó en la casa de su madrina, Claudia Fernández. Al día siguiente, la adolescente desapareció cuando salió a caminar por la playa y dos días después fue encontrada asesinada a unos cuatro kilómetros, en una zona de médanos.

Mediante la autopsia se determinó que murió por asfixia por sofocación y que presentaba varios cortes hechos con un arma blanca en distintas partes del cuerpo.

Para la Fiscalía, trató de escapar corriendo de sus asesinos, fue alcanzada, herida con un arma blanca y golpeada en la cabeza para finalmente morir asfixiada cuando, ante sus probables pedidos de auxilio, le apretaron la cara contra la arena.


Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Córdoba

Córdoba: encuentran cuerpo en el pozo donde buscan a las hermanas

Están detenidos por el hecho dos jóvenes que confesaron el crimen.

Publicado hace

#

Un cuerpo fue hallado esta mañana en el pozo de agua de una vivienda del barrio Autódromo de la Ciudad de Córdoba. Desde ayer la policía realiza excavaciones para localizar a dos hermanas que fueron presuntamente asesinadas y descuartizadas.

La policía cordobesa realizaba la excavación en el pozo de agua de una vivienda de la zona noreste de la capital provincial en busca de los cuerpos de dos hermanas que presuntamente fueron asesinadas, descuartizadas y enterradas por el hijo de una de ellas y otro joven que sería su primo, de 20 y 24 años, quienes están detenidos luego de que uno de ellos confesara que había cometido un doble crimen.

Los bomberos policiales continuaban esta mañana con la búsqueda iniciada el pasado domingo en el viejo pozo de agua de más de 50 metros de profundidad ubicado en los fondos del domicilio de las mujeres y donde también residían los ahora detenidos, identificados por las fuentes como Ismael Castro (20) y Esteban Castro (24).

Vecinos del barrio contaron que en el domicilio investigado convivían «varias personas de una misma familia«, a quienes describió como «muy raras«, ya que «no mantenían contacto social, vivían encerrados y aparentemente practicaban algún rito religioso extraño«.

Seguir leyendo

Las más leídas