fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Una testigo apuntó a Macarrón y a su primer abogado: «Si aparezco muerta busquen a Lacasse»

Al declarar en la octava jornada del juicio por jurados que se lleva a cabo en Río Cuarto, María del Carmen Pelleritti, amiga de Dalmasso, expresó: «Si se hubiera buscado a quién se benefició con el crimen, se hubiera encontrado al asesino».

Publicado hace

#

Una amiga de Nora Dalmasso, asesinada en noviembre de 2006 en la ciudad cordobesa de Río Cuarto, apuntó hoy al viudo y único acusado en el juicio por el crimen, Marcelo Macarrón, al considerar que junto a su primer abogado, Daniel Lacasse, fueron quienes se beneficiaron con lo ocurrido, al tiempo que advirtió que si llegara a aparecer muerta tras sus dichos busquen a ese letrado.

Al declarar en la octava jornada del juicio por jurados que se lleva a cabo en Río Cuarto, María del Carmen Pelleritti, amiga de Dalmasso, expresó: «Si se hubiera buscado a quién se benefició con el crimen, se hubiera encontrado al asesino».

Tras ello, el fiscal Luis Rivero le preguntó quién para ella fue la persona que se benefició con el crimen, a lo que respondió: «Posiblemente podría ser Macarrón para no compartir el cincuenta por ciento de los bienes».

La mujer hizo referencia a un eventual divorcio de la pareja, ya que ratificó una declaración que brindó con anterioridad, en la que recordó que Nora le había comentado que si se separaba de su marido, Marcelo tendría «muchos problemas».

La testigo apuntó también como posible beneficiario del femicidio al primer abogado defensor de Macarrón, a quien, aseguró, «Nora le tenía terror». Al referirse al letrado, Pelleritti expresó: «Si aparezco muerta busquen a Lacasse».

También dijo sobre el abogado que «es mejor tenerlo de amigo que de enemigo» y aseguró que fue el temor hacia él lo que detuvo a Nora de encarar el divorcio de Macarrón, ya que era quien lo representaba en los asuntos legales.

Tras esos dichos, el abogado Marcelo Brito, defensor de Macarrón, le preguntó a la testigo si tiene pruebas contra el viudo por el crimen de Nora, a lo que ella respondió de manera contundente que «no».

A lo largo de su exposición, Pelleritti calificó de «morbosa» la investigación que se llevó adelante por el crimen de su amiga y dijo que se trató de «un femicidio contra una mujer, la revolcaron y la pisotearon mil veces».

En ese sentido, añadió que en la instrucción de la causa «salieron en la búsqueda de amantes y no de un asesino».

«Mientras buscaban amantes se escapó el asesino», aseveró.

Pelleritti también arriesgó la hipótesis de que «la persona que mató a Nora la estaba esperando en la casa» y dijo que, a su parecer, el asesino «tenía la llave de la casa porque Nora era muy cuidadosa cuando salía y cerraba todas las puertas».

«Si Nora esperaba a alguien no se habría sacado el maquillaje», dijo al recordar que estaba desmaquillada cuando fue encontrada muerta en su casa del country Villa Golf de Río Cuarto en el sur provincial.

En otro tramo de su testimonio, Pelleritti criticó la falta de preservación de la escena del crimen, al mencionar que «toda la gente entraba a la casa».

Sobre su relación con la víctima, dijo que era «muy amiga» y que compartían muchas actividades, como caminatas y las de los hijos de ambas que iban a la misma escuela.

La mujer defendió en otro tramo de su declaración a su amigo Michel «El Francés» Rohrer, el empresario apuntado por los hijos de Macarrón (Facundo y Valentina) como presunto sospechoso del asesinato, al manifestar que en la fecha del crimen se encontraba en Buenos Aires y no en Río Cuarto.

Finalmente, la testigo recordó que había escuchado rumores sobre una presunta «relación amorosa» de la víctima «con el abogado Rafael Magnasco».

Para esta jornada se espera que declaren como testigos la pedicura Marta Lamborizzio; la empleada doméstica de la familia Dalmasso-Macarrón, Carina del Valle Flores, y la mucama del empresario Rohrer, Verónica Valentín, a quien supuestamente ayudó en la limpieza de la habitación donde asesinaron a Dalmasso.

Macarrón es el único imputado en este proceso, quien responde por el delito de «homicidio calificado por el vínculo, por alevosía, y por precio o promesa remuneratoria en concurso ideal», que contempla prisión perpetua.

Anuncio

Según el requerimiento fiscal de elevación a juicio, en fecha que no se puede establecer con exactitud, presumiblemente unos meses antes del 25 de noviembre de 2006, Marcelo Macarrón «en acuerdo delictivo con personas aún no identificadas por la instrucción, instigó el crimen de su mujer por desavenencias matrimoniales».

Añade que la intención fue de «obtener una ventaja, probablemente política y/o económica del estrépito de la eventual muerte, planificó dar muerte a su esposa Nora Dalmasso».

Seguir leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

Sobrevivió tras arrojarse desde un piso 11 en una galería del microcentro

León agregó que la cúpula de la galería Güemes está «a la altura de un quinto piso», y que han tenido otros casos en que las personas sobreviven, «incluso desde más altura». «La cúpula de la galería tiene una protección exterior de metal, que actuó como contención» al momento del impacto, añadió el oficial de bomberos a esta agencia.

Publicado hace

#

Un hombre sobrevivió después de haberse arrojado desde un piso 11 hacia la cúpula de una galería del microcentro porteño, y quedó con fracturas en una pierna y pelvis tras una caída de aproximadamente 15 metros, informaron este lunes los socorristas.

Personal de la Comisaría Vecinal 1 D de la Policía de la Ciudad «fue desplazado esta tarde, junto a Bomberos de la Ciudad y la Brigada Especial de Rescate (Befer) a la calle Florida al 100, por el rescate de una persona tras haberse caído de una posición de altura», informaron fuentes de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.

Al arribar, los efectivos confirmaron que el hombre «se había arrojado desde el undécimo piso hacia la cúpula de la Galería Güemes», que está a la altura del quinto piso, ubicada en el microcentro porteño. Inmediatamente, iniciaron las tareas de rescate, para inmovilizarlo y descenderlo con el empleo de cuerdas y tabla rígida, «debido a las múltiples fracturas que presentaba».

El hombre, que estaba consciente, fue ingresado mediante el empleo de una puerta como tobogán, y trasladado en una ambulancia del SAME al Hospital Argerich, ubicado en el barrio porteño de La Boca.

Según las fuentes de Seguridad porteña, se estableció que el hombre «se desempeña como cadete para la empresa Distribuidora Metropolitana SRL y presentaba aliento etílico al ser derivado al nosocomio. Además, mediante un video, se comprobó que en el momento de la caída estaba solo y se arrojó por voluntad propia».

En tanto, fuentes de Salud porteña precisaron , se trata de un «paciente de 31 años que posee fractura de húmero derecho y pelvis y un traumatismo cerrado de tórax; no tuvo traumatismo de cráneo, ni perdida de la conciencia».

Agregaron que «se le van a realizar una serie de estudios para comprobar si existe algún otro tipo de daño y analizar qué tipo de intervención requiere».

El subcomandante Rey León, 2do Jefe Estación 4ta Bomberos de la Ciudad de Buenos Aires, dijo que el joven tenía «ropa de oficina» y que al momento del rescate «estaba consciente y se le hicieron preguntas básicas, como su nombre, y se evaluó la respuesta de estímulos sin indagar mucho sobre la situación, porque en ese momento la prioridad es la atención».

León agregó que la cúpula de la galería Güemes está «a la altura de un quinto piso», y que han tenido otros casos en que las personas sobreviven, «incluso desde más altura». «La cúpula de la galería tiene una protección exterior de metal, que actuó como contención» al momento del impacto, añadió el oficial de bomberos a esta agencia.

Interviene en el caso, la Fiscalía Criminal y Correccional Número 19, a cargo del doctor Mainardi y ante la Secretaría Única de la doctora Capaldo.

Seguir leyendo

Las más leídas