fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Condenan a un policía a 14 años de prisión por el abuso sexual a una menor en una comisaría

Fuentes judiciales informaron hoy que el juez Javier Francisco Aranibar, vocal de la Sala I del Tribunal de Juicio de Salta, condenó a Pedro Sergio Daniel Córdoba a la pena de 14 años de prisión, por resultar autor penal y materialmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser su autor personal perteneciente a la fuerza policial en ocasión de sus funciones.

Publicado hace

#

Un hombre que se desempeñaba como policía fue condenado en Salta a la pena de 14 años de prisión efectiva, por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado en perjuicio de una adolescente, por un hecho ocurrido en septiembre de 2020, en la comisaría séptima, de la capital salteña.

Fuentes judiciales informaron hoy que el juez Javier Francisco Aranibar, vocal de la Sala I del Tribunal de Juicio de Salta, condenó a Pedro Sergio Daniel Córdoba a la pena de 14 años de prisión, por resultar autor penal y materialmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser su autor personal perteneciente a la fuerza policial en ocasión de sus funciones.

El magistrado también ordenó que el condenado continúe alojado en la cárcel penitenciaria local y dispuso que sea examinado por un médico del Poder Judicial para la obtención de sus señas particulares y que se le extraigan muestras de ADN para su inscripción en el registro nacional y provincial de condenados vinculados a delitos contra las personas y contra la integridad sexual.

Córdoba fue condenado por un hecho ocurrido en septiembre de 2020, en la Comisaría Séptima, de la ciudad de Salta, y a la denuncia la radicó la madre de la menor damnificada.

La víctima relató que el día del hecho, como a las 20, se encontraba en la casa de su abuela paterna, con un amigo, jugando un juego de mesa, cuando llegó su padre y le reclamó que haya hecho entrar al chico.

Poco después llegaron dos policías, al parecer alertados por su papá, pero al ver que el muchacho era conocido suyo, los oficiales se dispusieron a retirarse.

En ese momento, el padre de la menor quiso pegarle al amigo, por lo que ella salió afuera a pedirles ayuda a los efectivos, lo que hizo ofuscar al hombre, quien se retiró en su auto y dejó a su hija en la calle.

Los policías le dijeron que no podían dejarla sola, porque era menor de edad, por lo que ella decidió llamar a su abuela materna, quien quedó en pasarla a buscar por la Comisaría Séptima, hasta donde los policías la trasladaron y la dejaron junto a Córdoba, que se encontraba allí.

La damnificada relató que el ahora condenado le ordenó que se sentara y que le miraba las piernas porque ella tenía puesta una pollera de jean.

Luego, la llevó a una habitación ubicada al fondo de la comisaría, donde comenzó a tocarla en sus zonas íntimas, mientras miraba por la ventana vigilando que no llegara nadie, y finalmente la accedió carnalmente.

La víctima afirmó que quedó paralizada y que no sabía cómo reaccionar porque tenía miedo, y detalló que su celular tenía poca batería, pero logró encenderlo y grabó un audio que luego le envió a un amigo.

En la grabación, ella le pide que la deje y le advierte que estaba entrando alguien, para que él hable y quede registro de su voz.

Después de abusar de ella, la sacó de la habitación y, pocos minutos después, llegó su abuela a buscarla.

Ella le contó a la mujer lo que le había pasado, pero ella le sugirió que guardara silencio para no pasar vergüenza.

No obstante, a los dos días decidió hablar con su madre, quien radicó la denuncia pertinente.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Edición impresa

Tres policías de la Ciudad imputados por la fuga de doble homicida

“El Chuma” logró pasar la frontera, mientras era buscado por Interpol, hasta que el 2 de junio fue capturado y un día después escapó de manera más que sospechosa del anexo de la Comisaría Vecinal 1C de la Policía de la Ciudad de la calle San José al 1200 de Constitución.

Publicado hace

#

Por Néstor Llido

Tras la sospechosa fuga de un preso de nacionalidad chilena de una comisaría del barrio de Constitución, la familia de las víctimas del doble crimen del que se acusa a este sujeto impulsará una causa penal contra la Policía de la Ciudad.

Ante la evasión de Miguel Alejandro Vega Pérez (de29 años y apodado “El Chuma”), tras cambiar sus ropas y hacerse pasar por otro detenido según la versión oficial, se sospecha que hubo un pago de “coimas” para permitir que se escape este asesino, que mató a un joven y a su pequeña hija en Chile, en el pasado mes de enero.

“El Chuma” logró pasar la frontera, mientras era buscado por Interpol, hasta que el 2 de junio fue capturado y un día después escapó de manera más que sospechosa del anexo de la Comisaría Vecinal 1C de la Policía de la Ciudad de la calle San José al 1200 de Constitución.

Al conocerse la fuga de Vega Pérez, los familiares de las víctimas del doble crimen por el que se lo buscaban denunciaron “es algo muy extraño lo que pasó y creemos que les pagaron a los policías”.

Sin dudas descreen que se haya escapado, al aprovechar la excarcelación de otro preso, haciéndose pasar por él y vistiendo sus ropas, al igual que la fiscal Andrea Scanga, quien imputó a tres efectivos de la fuerza de seguridad porteño por la sospechosa evasión.

En tal sentido, Susana Ite (madre y abuela de las víctimas del doble crimen en Chile) adelantó que, mediante su abogada, están preparando la demanda contra la Policía de la Ciudad, al considerar que hubo corrupción, que se abonó una “coima” para permitir que escapara y luego se montó un relato sobre la forma en que habría huido.

Seguir leyendo

Las más leídas