fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Megasecta: procesaron a 19 integrantes de la Escuela de Yoga de Buenos Aires

Además, se trabó el embargo de todos los procesados sobre su dinero y/o bienes, «hasta cubrir la suma de 1.200.000.000 de pesos o 400.000.000 de pesos».

Publicado hace

#

El juez Ariel Lijo dispuso el procesamiento de 19 imputados por los delitos de asociación ilícita destinada a cometer delitos, y trata de personas con fines de explotación sexual, en el marco de la causa en la que se investiga a la Escuela de Yoga de Buenos Aires (EYBA), que operaba en el barrio porteño de Villa Crespo, consignaron hoy fuentes judiciales.

De los 20 imputados, a catorce se les dictó el procesamiento con prisión preventiva; a cinco, sin preventiva con «cauciones reales de 300.000 y 500.000 pesos; y, en el caso de uno de los médicos de la Clínica CMI Abasto, se dictó la falta de mérito para procesarlo o sobreseerlo».

Además, se trabó el embargo de todos los procesados sobre su dinero y/o bienes, «hasta cubrir la suma de 1.200.000.000 de pesos o 400.000.000 de pesos».

Según la resolución, se «logró probar el funcionamiento de una organización coercitiva que, bajo la apariencia de ‘Escuela de Yoga Buenos Aires'», se dedicaba a captar personas mediante engaños o en situaciones de vulnerabilidad, tanto por ser menores de edad como por sus graves problemas de adicciones, de salud, diferentes tipos de violencia y situaciones de crisis. Todas fueron aprovechadas por la organización para lograr obtener su confianza con la promesa de sanación, pertenencia y contención.

Además, «se probó un proceso de captación (despersonalización) e instrumentalización de las personas, que constaba del alejamiento de su ámbito familiar y la asignación de una nueva ‘familia’ dentro de la organización para integrarlos en forma plena, incluso proveyéndoles de un nuevo hogar dentro de la sede central y otorgándoles un trabajo».

«A lo largo de un largo y complejo proceso de despersonalización y explotación, a través de métodos de coacción física y psicológica, lo que lograban era el sometimiento total de las víctimas a su voluntad», sostiene el fallo.

Juan Percowicz, acusado como jefe de la asociación «hacía alarde de su sabiduría y sus poderes divinos, desarrolló una compleja vertiente adoctrinante, formada por una estructura filosófica basada en literatura clásica, religiosa y espiritual, que conforma el esqueleto sobre el que se sustentan todas las prácticas de coacción física y psicológica de la Escuela como las tareas sexuales exhibicionistas, las ‘curas de sueño’, el aporte mensual por medio de ‘sobres’, entre otros.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

Identificaron a asesino de Balvanera por un video de la Fiscalía

Se trata de un hombre de apellido Espinosa con antecedentes de delitos contra las personas y la propiedad, quien ya había cumplido condenas en Ezeiza e incluso había atacado a un Policía.

Publicado hace

#

Un fiscal pidió elevar a juicio la causa en la que un hombre se encuentra acusado de asesinar de 14 puñaladas a un ciudadano colombiano en febrero pasado en el barrio porteño de Balvanera, y que fue identificado como el presunto autor luego de que el Poder Judicial difundiera videos de cámaras de seguridad que registraron el crimen, informaron este martes fuentes judiciales.

El fiscal Santiago Vismara, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 2, requirió al juez 60 Luis Schelgel del mismo fuero llevar a juicio a Darío Ricardo Escobar como acusado de los delitos de “homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía, ensañamiento y con el fin de consumar otro delito” y “robo con arma”, en perjuicio de Juan Carlos González Mahecha (49).

El hecho ocurrió el pasado 6 de febrero, cerca de las 4.30 de la madrugada en la calle Catamarca al 100 de Balvanera, cuando González Mahecha fue atacado de manera sorpresiva por un hombre que lo apuñaló en 14 oportunidades para robarle el teléfono celular, y finalmente falleció horas después en el hospital Ramos Mejía.

De acuerdo a lo informado por el sitio institucional http://www.fiscales.gob.ar, en su requisitoria Vismara afirmó que Escobar asesinó a González Mahecha con alevosía por el “evidente estado de indefensión en el cual se hallaba la víctima, lo cual se desprende de los videos relevados, donde se lo observa con el pantalón roto, caminando con dificultad y tambaleando, todo lo cual permite afirmar que se encontraba en estado de ebriedad”.

“Con respecto al ensañamiento, se ha logrado determinar que el accionar del imputado aumentó deliberadamente el dolor en la víctima, de manera innecesaria, acrecentando su padecimiento”, aseguró el fiscal, quien luego enumeró las puñaladas que el imputado infligió y señaló que el crimen fue realizado para lograr el robo del teléfono celular.

El caso, que no había trascendido en febrero, se conoció el 12 de agosto pasado, cuando el fiscal Vismara difundió a través del sitio Fiscales.gob.ar fotos y los videos clave del crimen, con fin de que la ciudadanía pudiera aportar datos para identificar al homicida.

Tras la viralización de las imágenes, la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 2, a cargo de Vismara, recibió muchos llamados telefónicos y correos electrónicos señalando a distintos posibles autores del hecho, en los que se repetían nombres como Ricardo, Darío y el apellido Espinosa.

Los pesquisas compulsaron bases de datos públicas y de antecedentes penales, tras lo cual determinaron que Espinosa había tenido domicilio en un hotel cercano al sitio del crimen y hacia donde escapó el autor.

Además, se estableció que Espinosa ya se encontraba detenido en el penal de Ezeiza acusado de haberle robado un celular iPhone 8 a una mujer el 16 de febrero en el cruce de Catamarca y Moreno, es decir, 13 días después del crimen de González Mahecha y en la misma zona.

Del informe de reincidencia realizado por la Fiscalía se pudo constatar que Espinosa tenía varios antecedentes por delitos contra las personas y la propiedad, entre ellos un hecho ocurrido el 2 de septiembre de 2020, cuando en la esquina de avenida Jujuy y Alsina, también Balvanera, intentó dispararle con una pistola calibre .22 a un agente de la Policía de la Ciudad, pero el proyectil quedó trabado en la recámara.

Detectives de la División Homicidios de la Policía Federal (PFA) también realizaron un análisis comparativo de las fichas de individualización criminal de Espinosa y de algunas fotos y videos que publicaba en redes sociales como Tik Tok y encontraron semejanzas en su fisonomía tatuajes y vestimenta con las del asesino captado en los videos.

Seguir leyendo

Las más leídas