fbpx
Conectate con El Argentino

Seguridad

Crimen de venezolano en Palermo fue “ejecución”

Los investigadores del crimen de un joven, de nacionalidad venezolana, en la puerta de un boliche del barrio porteño de Palermo manejan como principal hipótesis que se trató de una venganza, concretada por presuntos sicarios. La víctima fue reconocida y lo ejecutaron de un tiro en el pecho, ante la mirada de varios testigos

Publicado hace

#

“Lo estaban esperando y cuando lo vieron, lo ejecutaron de frente», se indicó desde la investigación del crimen del joven venezolano Brayan Trejo Reyes y en tal sentido, uno de los datos que abonan esta hipótesis es que la víctima recibió un “certero disparo” en el pecho que le atravesó el cuerpo y tuvo orificio de salida por la espalda, de acuerdo al informe preliminar de la autopsia.

Este asesinato se registró en la madrugada del Año Nuevo, en la puerta del local bailable Rumbas VE, ubicado en Gorriti al 5500 de Palermo, un reducto al que asiste la comunidad venezolana. El autor de los disparos y sus cómplices escaparon, para luego escapar, ante la conmoción de todos los presentes, entre ellos la madre de la víctima y otros familiares que festejaban la llegada del 2023 en el interior del boliche.

El fiscal Martín Mainardi, a cargo del caso, ordenó una serie de medidas, entre ellas, el análisis de comunicaciones y redes sociales de Trejo Reyes (de 33 años), además del relevamiento de las cámaras de seguridad de esta zona de Palermo.

El joven vivía en nuestro país desde 2017 y había llegado desde la ciudad venezolana de Maracay, por el momento se desconoce que tuviera “enemigos a algún conflicto con alguien”, pero todo apunta a que se trató de un crimen, ejecutado por supuestos sicarios, en el contexto de una venganza.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

ALERTA Sofía: continúa la búsqueda de Gianluca Tizziano Maschio Zapata, de 8 años oriundo de Córdoba

Sus progenitores lo sustrajeron del cuidado del abuelo, quien tiene su guarda. Fue visto en Rosario y dicen se trasladó a Buenos Aires.

Publicado hace

#

La Fiscalía de Instrucción y Familia de Feria de Bell Ville pidió hoy colaboración para dar con el paradero de Gianluca Tizziano Maschio Zapata, un niño de 8 años de la localidad cordobesa de Monte Maíz, que está con sus padres, sobre quienes pesa un pedido de captura y se cree que podrían haberlo trasladado a la provincia Buenos Aires.

El niño fue visto por última vez el domingo 22 de enero a las 11 en la estación de servicios YPF de Monte Maíz, cuando salía hacia la localidad de Isla Verde, del departamento Marcos Juárez, junto a sus progenitores, Carolina del Valle Zapata y Gustavo Maschio, informó hoy el Ministerio Público Fiscal (MPF) de Córdoba.

«Se cree que el menor se encontraría en la provincia de Buenos Aires junto a sus padres, sobre quienes pesa pedido de captura», agregó el comunicado de MPF. 

Los padres del Gianluca no tenían el cuidado personal de su hijo, sino que la guarda recaía sobre su abuelo, Ricardo Daniel Zapata, con domicilio en Monte Maíz, pero se lo llevaron de la provincia por sorpresa.  

«Se los entregué bien, no noté nada raro. Hablamos dos minutos», dijo hoy el abuelo del niño, y explicó que el menor se encontraba en un proceso de revinculación con sus padres luego de que la justicia ordenara que abandonen el hogar donde vivían a raíz de situaciones de violencia.

«La jueza había dictaminado que lo podían ver tres horas cada 15 días», dijo en diálogo con TN Zapata, quien acercaba al niño a sus padres en cada encuentro porque no quería que ellos fueran a su casa.

También contó que a partir de la investigación sobre el caso se pudo saber que los progenitores estuvieron en la ciudad santafecina de Rosario y allí compraron boletos de micro para trasladarse a Buenos Aires.

«La última información que tenía yo es que estaban en el barrio de Palermo de Ciudad de Buenos Aires», dijo, aunque su aporte es distinto al que brindó el MPF de Córdoba, que indicó que «se cree que el menor se encontraría en la provincia de Buenos Aires».

El niño mide 1,20 de altura, tiene tez blanca, ojos y cabello corto negros, no usa anteojos, y al momento de su desaparición vestía bermudas rosa, zapatillas gris claro sin cordones, una remera blanca con una inscripción en negro y llevaba una mochila azul con las inscripciones y escudo del Club Deportivo Argentino, según datos aportados por la justicia a la prensa para pedir su difusión. 

Seguir leyendo

Las más leídas