fbpx
Conectate con El Argentino

Deportes

Pelé: carrera artística en el cine, la música y las historietas

El jugador tuvo una carrera más allá del fútbol.

Publicado hace

#

El-Argentino-Gerardo Molina experto en Sport Business.


Por Gerardo Molina

Pelé fue único, trabajo en 1986, en la filmación de Os Trapalhões e o Rei do Futebol, dirigida por Carlos Manga, durante la final de la Copa Guanábana.

Durante el receso entre Vasco y Flamengo, Pelé, Renato Aragão y un grupo de extras filmaron las últimas escenas de la película, frente a una audiencia estimada de 121.000 fanáticos. «El equipo de filmación tuvo menos de 15 minutos para filmar esas escenas.

En una época en la que no existían los efectos especiales, esta fue la solución que se encontró para darle ese ambiente de final de campeonato, con estadio repleto.

Esa no fue la primera vez que Pelé actuó en un largometraje. Su primera aparición en la pantalla grande fue en la película de 1962 O Reí Pelé, dirigida por Carlos Hugo Christensen (1914-1999).

El largometraje cuenta la historia de vida del niño nacido en Três Corações, pasando por Bauru y Santos hasta conquistar el mundo como rey del fútbol. 


En 1971, hizo una aparición especial en la película O Barão Otelo no Barato dos Bilhões. Pronto siguieron otros, como Os Trombadinhas (1979), de Anselmo Duarte; Fuga para Vitória (1982), de John Huston, y Pedro Mico (1985), de Ipojuca Pontes.

En ese momento, la primera opción del cineasta para el personaje principal, un típico pícaro de las colinas de Río de Janeiro, fue el estadounidense Sidney Poitier. Tratándose de su candidatura a la Academia de Hollywood, la estrella de To the Master, With Love (1967) declinó la invitación.

Además de películas, Pelé también participó en documentales, como Isto É Pelé (1974), de Eduardo Escorel y Luiz Carlos Barreto, Pelé Eterno (2004), de Aníbal Massaini Neto, y Cine Pelé (2011), de Evaldo Mocarzel.
» De las películas en las que actué, la que me dio más placer y reconocimiento fue, sin duda, Fuga para a Vitória», eligió Pelé.

En ese momento, estaba jugando para el New York Cosmos y tuve la oportunidad de actuar junto a Sylvester Stallone y Michael Caine. «Si tuviera que calificarme a mí mismo como actor, supongo que le daría un diez«, dijo.

Cuenta la leyenda que, según el guión original, quien marcaría el gol de la bicicleta en la secuencia final de Escape to Victory sería Stallone. Pero, dada la dificultad de la estrella de Rocky, Um Lutador (1976) para completar la jugada, tuvo que conformarse con el rol de arquero.

Además de llevarse a la pantalla grande, Pelé aceptó una invitación del novelista Ivani Ribeiro, autor de exitosos «remakes» como A Gata Comeu (1985), Mulheres de Areia (1993) y A Viagem (1994) , en TV Globo, para protagonizar una producción propia, Os Estranhos (1969), en la TV.

En la trama, el jugador da vida a Plínio Pompeu, un exitoso escritor que vive en una isla lejana y, un día, conoce y entabla amistad con seres extraterrestres del planeta Gamma Y-12. En su momento, Pelé compaginó las grabaciones de la telenovela con los juegos del Santos.

Desde entonces, Pelé ha hecho otras apariciones: en la sitcom Família Trapo (1967), en Record, donde aprendió a jugar al fútbol con Ronald Golias (1929-2005); en la humorística A Praça É Nossa (1991), de SBT, donde escuchó algunas cosas buenas sobre la chismosa Doña Vamércia, interpretada por Maria Teresa Fróes (1936-1999); y en la telenovela O Clon (2002), de TV Globo, donde visitó el bar de Doña Jura, interpretada por Solange Couto.


Sobre la grabación, Pelé aprovechó otra faceta artística: la de cantante. Lanzó la gran voz en la canción Em Busca do Penta, de su propia autoría.

Sí, además de ser un aspirante a actor, Pelé también disfrutaba componiendo y cantando. Autor de más de cien canciones, como Meu Mundo É Uma Bola, Cidade Grande y ABC do Bicho Papão, grabó un compacto junto a Elis Regina (1945-1982), participó del especial navideño de Roberto Carlos y lanzó un disco producido por Sergio Mendes.

Uno de sus discos, Peléginga (2006), grabado con coro, banda y orquesta, fue lanzado solo en el mercado internacional. Con 12 canciones seleccionadas entre las más de cien que compuso, vendió 100.000 copias.


Una de sus favoritas es Believe in Véio. La compuso para el pai de santo que consultaban los jugadores antes de los partidos. Cuando el equipo ganaba, todo estaba bien.

En el estudio, Duprat dice que Pelé solía dar mucho trabajo. Pero aseguran que el jugador nunca se negó a volver a grabar una canción tantas veces como fuera necesario: «Cuando algo no está bien, soy franco y él trató de hacerlo mejor. En esos momentos, Pelé no quería». dejar el estudio hasta que esté satisfecho con el resultado.

En 2009, Pelé y Duprat consideraron la posibilidad de lanzar un nuevo álbum. En su momento, el exjugador incluso invitó a Bono a compartir la voz en uno de los temas, pero el vocalista de U2 no pudo participar en el proyecto debido a la gira 360º.

«Nunca pensé que, algún día, podría vivir de la música o del cine. El regalo que dios me dio fue jugar al fútbol. La música y el cine simplemente pasaron. Entre el canto y la actuación, creo que se me da mejor la actuación«, aventuró Pelé.

Fueron muchas las invitaciones que recibió Pelé a lo largo de los años. Hacer películas, grabar telenovelas, estrenar discos. La más insólita de todas fue la invitación del diseñador Maurício de Sousa, el «padre» de Turma da Mônica, en 1976.

Su idea era convertir al atleta del siglo en un personaje de cómic. Pelé estuvo de acuerdo en ese momento. Después de un tiempo, Maurício programó una reunión en Nueva York y llevó algunos bocetos para que los aprobara Pelé.

Con los dibujos en la mano, el jugador frunció el ceño. «¿No te gustó?», preguntó Mauricio. El diseño es lindo, pero pensé que debería ser diferente, balbuceó el jugador. Ante la indecisión se le propuso un trato: llevarse los bocetos a casa, mostrárselos a sus hijos, Kelly Cristina y Edinho, y preguntarles qué pensaban. «Sabía cuál sería la respuesta y no había otra manera. A los hijos de Pelé les encantaba la versión infantil de su padre y, así, nació Pelezinho, creando la pandilla de Cana Brava, Frangão y Pelezinho, recopiló historias y más historias de la infancia de Pelé.

Un grande todo terreno, sin dudas!

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Deportes

Chiquitazo: flojo empate de Boca ante Central Córdoba

Chiquito Romero volvió a convertirse en héroe y atajó un penal. Pudo haber sido derrota del xeneize.

Publicado hace

#

Boca Juniors fue ligeramente superior en el juego pero no pudo con Central Córdoba de Santiago del Estero, con el que empató sin goles, al cabo de la segunda fecha del torneo de la Liga Profesional de fútbol (LPF).

En la Bombonera, el último campeón del fútbol argentino ofreció una imagen que fue de mayor a menor y fue víctima de su escasa eficacia, especialmente en los 45 minutos iniciales.

Sin embargo, el elenco visitante, dirigido por Leonardo Madelón, dispuso de la oportunidad más clara para quedarse con el triunfo, a los 20 minutos del complemento, cuando el delantero Facundo Castelli ejecutó un tiro penal que contuvo el arquero Sergio «Chiquito» Romero, tras una infracción que el propio exgolero de Manchester United le cometió al centroatacante que viene de Estudiantes de Caseros.

El pueblo xeneize reclamaba una mejor prestación para los conducidos por el DT Hugo Ibarra, luego de un exiguo 1-0 ante Atlético Tucumán el pasado fin de semana.

Lo mejor del elenco xeneize se dio en el primer período, cuando el paraguayo Oscar Romero se juntaba con Guillermo «Pol» Fernández y Alan Varela para manejar los hilos en el medio y los tres buscaban habilitar al veloz Sebastián Villa para «moverle el árbol» a Marcos Ledesma.

Ese primer tiempo tuvo un desarrollo entretenido, con Boca moviéndose mejor y siendo superior. Central Córdoba se paro con el clásico esquema de dos líneas de cuatro bien definidas y arriba dejó a los solitarios Gamba y Castelli.

Esta vez el bicampeón tuvo el juego que se le pedía desde las tribunas, pero no pudo festejar el desequilibrio.

Imagen

La primera llegada fue a los 12 minutos, cuando Villa desbordó por izquierda y lanzó un centro que conectó Orsini de cabeza, apenas desviado.

A los 15m., una contra bien llevada por Oscar Romero, de taco desde el medio de la cancha, derivó en pared con Advíncula, quien habilitó a Ramírez y el ex San Lorenzo la cedió a Villa, que volvió a dejar solo a Orsini. El remate del exdelantero de Lanús fue despejado con los pies por el guardavallas Ledesma.

Imagen

Seguía el asedio de los locales y a los 21m., un desborde de Villa (imparable en ese primer tiempo para su marcador Blasi) terminó en un centro atrás que recibió Oscar Romero, quien remató con tanta mala suerte que rebotó en su compañero Orsini y se fue afuera.

Los visitantes eran meros espectadores en medio del dominio xeneize y su primera llegada se dio a los 32m., con un disparo de Pereyra, que contuvo dos veces el arquero Sergio Romero.

Tres minutos más tarde, el equipo «ferroviario» tuvo una clarísima, con un disparo desde fuera del área de Marcelo Benitez, desde 30 metros, que fue desviado al córner por el guardavallas local.

Después Boca tuvo otras dos situaciones para ponerse en ventaja pero ni Orsini ni Villa pudieron conectar.

En la parte final bajó ostensiblemente el nivel del conjunto local y, de a poco, Central Cordoba le fue perdiendo el respeto y se animó.

Así, a los 19m., en una contra armada por Ciro Rius por derecha, la cesión al medio para Castelli puso al delantero cara a cara con ‘Chiquito’ Romero. El guardavallas derribó al delantero dentro del área y el árbitro Merlos sancionó la pena máxima.

La ejecución, a cargo de Castelli, fue hacia el poste derecho, pero el arquero xeneize se dirigió hacia ese sector y paró el remate con su mano y sus pies, para ahogar el grito de gol de los visitantes.

Los simpatizantes boquenses, que respaldaron en todo momento a la dirigencia local, se levantaron al unísono para corear el sobrenombre del exarquero del seleccionado argentino.

De este modo, el equipo santiagueño se perdió la oportunidad de emular al conjunto semiprofesional que llegó a la Bombonera el 15 de octubre de 1967 y se impuso a Boca por 2-1, en un partido por el Campeonato Nacional de ese año. Otros tiempos y otro fútbol, pero se trató del primer triunfo oficial de un equipo de Ligas del Interior sobre otro directamente afiliado a AFA

Boca, con 4 puntos en la tabla, se medirá el sábado próximo con Talleres, en Córdoba, por la tercera fecha, mientras que Central Córdoba, con una sola unidad, será local en el Madre de Ciudades este viernes ante Belgrano, también a las 21.30.

El Argentino
Seguir leyendo

Las más leídas