fbpx
Conectate con El Argentino

Opinión

En Argentina primero hay que saber sufrir

Por Gustavo Andres Braguinsky.

Publicado hace

#

Por Gustavo Andres Braguinsky

En Qatar vivimos una pesadilla futbolística digna de Las Mil y Una Noches. Arabia Saudita con un sistema defensivo digno del Estudiantes de la Plata de Osvaldo Zubeldía; nos hizo morder el polvo de la derrota y nos dejo a todos y todas al borde de un ataque de pánico.

Recurriendo sistemáticamente a la ley del off-side y al achique ;enloquecieron al equipo nacional y con una marca escalonada sobre Messi y Di Maria anularon nuestro circuito de juego. El VAR automático nos anuló tres goles en el primer tiempo y eso nos desorganizó.

Pues pese que en el primer tiempo ganamos 1-0 en el segundo entramos desconcentrados y ellos en sus dos únicos ataques nos convirtieron, y convirtieron este partido en una verdadera señal de alarma para nuestra Selección.

Ahora estamos obligados a ganarles a México y Polonia, que empataron 0-0, para pasar a octavos de final y así continuar la marcha hacia nuestra tercera Copa Mundial.Que así sea!!

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Opinión

Antecedentes de la persecución y las tenaces resistencias de un pueblo

Publicado hace

#

El-Argentino-Jorge-Elbaum

Por Jorge Elbaum

El fusilamiento inicial, el que marcó la atormentada historia de nuestra Patria, sucedió un 13 de diciembre de 1828 hace 194 años. En aquella ocasión Manuel Dorrego fue asesinado por haber sido electo Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, y haber avalado el voto popular de negros y orilleros y hacer de estos sus más fieles seguidores.

En una ocasión, en la legislatura bonaerense, cuestionó a la oligarquía y comerciantes hacendados por impedir el sufragio de los más humildes. “Los criados a sueldo, los peones jornaleros y los soldados de línea. He aquí la aristocracia del dinero –subrayó con énfasis freten a los atribulados señoritos–. Sería entonces fácil influir en las elecciones porque no es fácil influir en la generalidad de la masa, pero sí en una corta porción de capitalistas. Y hablemos claro (…) la elección sería el Banco”.

Poco tiempo después, los antecesores de Magento, Nisman, Bonadío, Mahiques, Ercolini, Luciani –con la aquiescencia de los supremos– decidieron asesinar al gobernador electo de la Provincia de Buenos Aires. En aquella oportunidad, Valentín Gómez, Salvador María del Carril, Martín Rodríguez y Bernardino Rivadavia, entre otros, se constituyeron en los expertos criminales de la pretendida civilización: asesinaron a varias docenas de Caudillo y completaron su trasiego con dos genocidios casi paralelos: el de la “campaña al desierto” y el ejecutado en Paraguay.

Fueron necesarias tres décadas para que Leandro N. Alem vuelva a recuperar el rojo punzó de Rosas —para amnesia de los actuales radicales cambiemitas— La persecución, entonces, fue contra la chusma Yrigoyenista, lo que le valió en 1930 la proscripción para para el Peludo. Esa criminalización continuó contra Evita, Perón y sus descamisados y se hizo brutal en los bombardeos  a Plaza de Mayo y los fusilamientos de José León Suarez. La resistencia y el genocidio de los setenta sólo fueron el prólogo de este nuevo intento de borrar la historia de un pueblo.

Argentina no es muy original porque el Partido Judicial es continental: en abril de 2020 se condenó al expresidente Rafael Correa a ocho años de prisión. Dos años antes, en abril de 2018, Lula fue detenido durante 580 días antes de volver a ser electo primer mandatario.

Lo que no sabe la oligarquía—hoy financiera, trasnacional y neoliberal— es que las grandes mayorías, al igual que los grandes caudales de agua, siempre saben por dónde canalizar su oleaje. Cristina es el último capítulo de esta historia de lucha. Y no existe ni la mínima dubitación acerca de esta continuidad: su hermosa terquedad será capaz de articular esta dignidad ancestral con el colectivo de gritos del pasado.

Hay un Pueblo, ahí afuera, que dará testimonio de eso.

Seguir leyendo
El Argentino
El Argentino
El Argentino

Las más leídas