fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Detuvieron al parrillero acusado de un homicidio y declaró que la víctima le quiso robar

El fiscal de la causa, Gerardo Loureyro, consideró que se trató de un «homicidio agravado por el empleo de arma de fuego» en perjuicio de Adrián Caro y dispuso que siga preso.

Publicado hace

#

El-Argentino-Patrulla Policía bonaerense

Un parrillero que era buscado por el crimen de un joven de 21 años, asesinado de un escopetazo en la localidad bonaerense de Temperley, se entregó en los Tribunales de Lomas de Zamora y declaró que el disparo lo realizó sin intención cuando se defendía de un robo cometido por la víctima, informaron hoy fuentes judiciales.

Sin embargo, el fiscal de la causa, Gerardo Loureyro, consideró que se trató de un «homicidio agravado por el empleo de arma de fuego» en perjuicio de Adrián Caro y dispuso que siga preso.

Fuentes judiciales informaron que el acusado, identificado como «El Gordo» Hernán, se entregó ayer en los Tribunales de Lomas de Zamora y fue indagado por el representante del Ministerio Público.

De acuerdo a su testimonio, la víctima lo asaltó con un arma de fuego y él tomó una escopeta con la que lo quiso «asustar».

Según sus dichos, en ese momento se le escapó un disparo que impactó en el cuerpo de Caro, quien se retiró caminando herido del lugar hasta que falleció minutos después.

No obstante, los investigadores no encontraron ningún arma de fuego y solo hallaron el taco de una escopeta, por lo que la versión del parrillero no coincide con los elementos reunidos hasta el momento en la causa.

De esta manera, «El Gordo» seguirá detenido y la fiscalía se tomará 30 días para continuar con la pesquisa y para resolver si lo procesa con prisión preventiva.

El hecho ocurrió el lunes a la madrugada, pasadas las 0.30, en avenida República Argentina y Tarija, en el barrio San José, en jurisdicción del municipio de Lomas de Zamora, en el sur del conurbano.

«Estábamos en mi casa comiendo un asado y él fue a buscar al hermano. Salgo atrás de él pero no lo encontré y escucho un disparo pensando que era un choque, lo veo que gritaba, subía y bajaba a la vereda hasta que se abrazó a un poste y se desvaneció, estaba lleno de sangre», dijo durante una marcha la pareja del joven.

Según su testimonio, Caro le llegó a decir que el autor del homicidio había sido «el gordo de la parrilla» y falleció minutos después.

«No teníamos nada contra el chabón, lo conocíamos de vista porque habíamos ido a comer una sola vez en familia a la parrilla», contó la mujer, quien expresó: «Adrián era un buen pibe, un buen laburador, se rompía el lomo para darle todo a sus hijos, y me lo arrebataron así de la nada».

CABA

Sobrevivió tras arrojarse desde un piso 11 en una galería del microcentro

León agregó que la cúpula de la galería Güemes está «a la altura de un quinto piso», y que han tenido otros casos en que las personas sobreviven, «incluso desde más altura». «La cúpula de la galería tiene una protección exterior de metal, que actuó como contención» al momento del impacto, añadió el oficial de bomberos a esta agencia.

Publicado hace

#

Un hombre sobrevivió después de haberse arrojado desde un piso 11 hacia la cúpula de una galería del microcentro porteño, y quedó con fracturas en una pierna y pelvis tras una caída de aproximadamente 15 metros, informaron este lunes los socorristas.

Personal de la Comisaría Vecinal 1 D de la Policía de la Ciudad «fue desplazado esta tarde, junto a Bomberos de la Ciudad y la Brigada Especial de Rescate (Befer) a la calle Florida al 100, por el rescate de una persona tras haberse caído de una posición de altura», informaron fuentes de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.

Al arribar, los efectivos confirmaron que el hombre «se había arrojado desde el undécimo piso hacia la cúpula de la Galería Güemes», que está a la altura del quinto piso, ubicada en el microcentro porteño. Inmediatamente, iniciaron las tareas de rescate, para inmovilizarlo y descenderlo con el empleo de cuerdas y tabla rígida, «debido a las múltiples fracturas que presentaba».

El hombre, que estaba consciente, fue ingresado mediante el empleo de una puerta como tobogán, y trasladado en una ambulancia del SAME al Hospital Argerich, ubicado en el barrio porteño de La Boca.

Según las fuentes de Seguridad porteña, se estableció que el hombre «se desempeña como cadete para la empresa Distribuidora Metropolitana SRL y presentaba aliento etílico al ser derivado al nosocomio. Además, mediante un video, se comprobó que en el momento de la caída estaba solo y se arrojó por voluntad propia».

En tanto, fuentes de Salud porteña precisaron , se trata de un «paciente de 31 años que posee fractura de húmero derecho y pelvis y un traumatismo cerrado de tórax; no tuvo traumatismo de cráneo, ni perdida de la conciencia».

Agregaron que «se le van a realizar una serie de estudios para comprobar si existe algún otro tipo de daño y analizar qué tipo de intervención requiere».

El subcomandante Rey León, 2do Jefe Estación 4ta Bomberos de la Ciudad de Buenos Aires, dijo que el joven tenía «ropa de oficina» y que al momento del rescate «estaba consciente y se le hicieron preguntas básicas, como su nombre, y se evaluó la respuesta de estímulos sin indagar mucho sobre la situación, porque en ese momento la prioridad es la atención».

León agregó que la cúpula de la galería Güemes está «a la altura de un quinto piso», y que han tenido otros casos en que las personas sobreviven, «incluso desde más altura». «La cúpula de la galería tiene una protección exterior de metal, que actuó como contención» al momento del impacto, añadió el oficial de bomberos a esta agencia.

Interviene en el caso, la Fiscalía Criminal y Correccional Número 19, a cargo del doctor Mainardi y ante la Secretaría Única de la doctora Capaldo.

Seguir leyendo

Las más leídas