fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Rechazan condena por intento de femicidio a martillazos

Agredió a su pareja, a la que hirió de gravedad al golpearla con un martillo en la cabeza. Por el hecho, ocurrido en junio de 2021 en la ciudad salteña de Tartagal, ahora lo condenaron a ocho años de prisión pero por lesiones graves, sin contemplar el agravante de la tentativa de femicidio

Publicado hace

#

Un hombre fue condenado a la pena de ocho años de prisión por haber atacado a martillazos a su pareja, en un episodio de violencia de género registrado en una vivienda del pueblo de Misión Lapacho I de Tartagal en junio de 2021 y fue calificado solo como lesiones graves, pero no como un femicidio en grado de tentativa.

En el fallo, se sentenció a José Antonio Vallejos (de 48 años), al hallarlo culpable del delito de “lesiones graves doblemente calificadas por el vínculo y por violencia de género.

Todo ocurrió cuando el 20 de junio de 2021, la víctima se encontró con el acusado, con quien mantenía una relación sentimental de dos meses, pero cuando ella se quiso retirar al plantear que no quería seguir con él, surgió el ataque.

En ese contexto de violencia, Vallejos tomó un martillo y le aplicó varios golpes en la cabeza a la mujer, pero ante los gritos de auxilio, los vecinos alertaron a la Policía y al llegar los efectivos, detuvieron al agresor y asistieron a la víctima, quien fue internada con heridas de gravedad de las que logró recuperarse

El fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, Gonzalo Ariel Vega, sostuvo la acusación de tentativa de homicidio calificado por el vínculo y por violencia de género en perjuicio de quien fuera su novia, pidió una condena de 10 años.

No obstante, el Tribunal se inclinó por la postura de la defensa del imputado, quien pidió que fuera sentenciado por lesiones graves doblemente agravadas y entonces, le dieron la pena máxima para ese delito, que es de ocho años e irá a la cárcel.


Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Judiciales

Un banco demoró más de tres horas en atender a sus clientes en Salta y fue sancionado

La Sala Segunda de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Salta no hizo lugar al recurso de apelación de la entidad bancaria y confirmó la multa impuesta por la Secretaría por infracción al artículo 8 bis de la ley 24.240.

Publicado hace

#

El Banco Santiago del Estero deberá pagar una multa de $900 mil impuesta por la Secretaría de Defensa del Consumidor de Salta y ratificada por la justicia provincial, por una demora de más de tres horas en la atención de sus clientes, informaron hoy fuentes judiciales.

La Sala Segunda de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Salta no hizo lugar al recurso de apelación de la entidad bancaria y confirmó la multa impuesta por la Secretaría por infracción al artículo 8 bis de la ley 24.240.

En su recurso, el banco alegaba que el día de la verificación que dio lugar a la multa había una «demora en la atención al público por una falla en el sistema operativo del banco, que fue debidamente informada a los asistentes y certificada por la auditoría interna».

Además, dijo que garantizaba «la atención preferente de las personas con capacidades diferentes, movilidad reducida, embarazadas y mayores de 70 años, para los cuales tiene una caja especial», y que el edificio es confortable, tiene aire y cuenta con sanitarios para los clientes.

La norma establece que los proveedores deberán garantizar condiciones de atención y trato digno y equitativo a los consumidores y usuarios, y deberán abstenerse de desplegar conductas que coloquen a los consumidores en situaciones vergonzantes, vejatorias o intimidatorios.

Asimismo, determina que tales conductas, además de las sanciones previstas en la ley mencionada, podrán ser pasibles de la multa civil establecida en el artículo 52 bis, sin perjuicio de otros resarcimientos que correspondieren al consumidor, siendo ambas penalidades extensivas solidariamente a quien actuare en nombre del proveedor.

El juez Alejandro Lávaque y la jueza Verónica Gómez Naar citaron el capítulo II de la ley provincial 7800, que establece que «todas las dependencias públicas y los establecimientos privados que brinden atención al público deben garantizar que el tiempo de espera de los mismos no supere el término de 30 minutos».

En tanto, la ley 24.240 prescribe que se debe considerar como «práctica abusiva» y contraria al «trato digno» de usuarios y consumidores al tiempo de espera superior a los 60 minutos para ser atendidos, aún cuando se provea de asientos, existan instalaciones sanitarias y un orden de atención sea según talón numerado.

En este caso, el acta de verificación respectiva corroboró que la demora en la atención del banco «era excesiva y que el hecho encuadraba en las previsiones del artículo 5 de la ley 7800».

La falla aludida por el banco «no es justificativo» pues «además de que se ha producido durante la primera hora de atención ha tenido una duración de entre veinte y cuarenta y tres minutos, lo que no guarda relación con las tres horas que tuvieron que esperar los usuarios para ser atendidos.»

Los jueces citaron precedentes según el cual «el banco no puede eximirse de su responsabilidad aduciendo inconvenientes causados porque algunos días del mes tiene mayor afluencia de clientes, ya que es esperable de su parte una conducta y procedimientos internos acordes a los estándares esperados».

Seguir leyendo
El Argentino
El Argentino
El Argentino

Las más leídas