fbpx
Conectate con El Argentino

Sociedad

Echan a militares por muerte en «bautismo»

Ocho oficiales fueron destituidos del Ejército Argentino por “abuso de autoridad” en el retiro de iniciación en un regimiento de Paso de los Libres que derivó en el fallecimiento del soldado Matías Chirino.

Publicado hace

#

Por Néstor Llidó

Un consejo disciplinario militar destituyó a ocho oficiales del Ejército Argentino, acusados de concretar un “bautismo”, que terminó con la vida del subteniente Matías Ezequiel Chirino, de 22 años, en las instalaciones de un regimiento de la ciudad correntina de Paso de los Libres.

De esta manera, se aplicó la máxima sanción del Consejo de Disciplina de la Brigada de Monte XII, que actuó en la investigación del caso en la esfera castrense, al considerar que los involucrados cometieron esos castigos de la víctima por «desobediencia y abuso de autoridad».

Todos los echados pertenecen al Grupo de Artillería de Monte 3 de Paso de los Libres, cuya cúpula ya había sido relevada.

El hecho ocurrió hace dos meses, cuando Chirino, junto a otros novatos ingresantes, habían sido sometidos por sus superiores a un «bautismo» marcado por los maltratos y los excesos de consumo de alcohol y comida.

Según familiares de la víctima, fue arrojado a una piscina en estado de ebriedad, durmió mojado en una colchoneta y se descompensó ahogado por su propio vómito. La autopsia determinó que el joven, de 22 años, falleció por «broncoaspiración por alimentos».

Para determinar las responsabilidades y el desarrollo de los acontecimientos, que terminaron en tragedia, según trascendió de la investigación de la Justicia Federal, fueron clave los testimonios de los otros subtenientes que fueron sometidos al maltrato junto a Chirino de sus superiores.

Los imputados en la causa son los capitanes Claudio Luna, Rubén Darío Ruiz y Hugo Reclus Martínez Tárraga, el teniente primero Darío Martínez, los tenientes Exequiel Aguilar y Franco Grupico, los subtenientes Facundo Acosta, Gerardo Bautista y la subteniente Claudia Cayata.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Sociedad

Sofía Herrera, ya 14 años desaparecida

Se cumple un nuevo aniversario sin novedades de la hoy adolescente y entonces una pequeña de 3 años. El juez a cargo de la investigación no pierde las esperanzas de encontrarla.

Publicado hace

#

Por Néstor Llidó

El 28 de septiembre de 2008, Sofía Herrera tenía 3 años y estaba junto a sus padres en un camping de la ciudad fueguina de Río Grande, compartían un paseo con otra familia, cuando de repente, la pequeña desapareció. Todo fue desesperación, luego conmoción y hoy todo es misterio, pese a los cientos de pistas que se siguieron en su búsqueda.

La desaparición de la niña se convirtió en un emblema, motivó la creación de un protocolo de emergencia para situaciones similares, que lleva el nombre de Alerta Sofía). Y al cumplirse 14 años, continúa en funcionamiento la línea exclusiva para recolectar datos sobre el caso (0800-222-7634), además del sitio web http://www.sofiaherrera.com.ar.

El juez Daniel Cesari Hernández, que tiene a su cargo la investigación desde hace cinco años, aseguró que encontrar a Sofía Herrera representa “un acto de esperanza y de compromiso, que todos tenemos como sociedad».

«Cada dato que llega al juzgado se analiza. Por suerte el compromiso social sigue intacto y la gente continúa aportando pistas. Nosotros tratamos de no bajar los brazos», preciso Cesari Hernández, titular del Juzgado de Instrucción Nro. 1 de Tierra del Fuego.

Una de las pistas que se siguió apuntó a José Dagoberto Díaz Aguilar, a quien apodan «Espanta la Virgen», un hombre de nacionalidad chilena y costumbres nómades, que deambulaba por zonas rurales de Argentina y Chile, quien se sospecha podría haberse llevado a la niña.

«Todavía no lo encuentran. Lo busca Interpol con código rojo. No sabemos si está vivo o muerto tampoco, porque en el medio estuvo la pandemia. Hallarlo es algo que queda fuera de nuestra esfera de posibilidades», explicó el juez.

Por lo tanto, existen dos hipótesis posibles: que alguien se la haya llevado y todavía esté viva, con casi 18 años, sin saber sobre su pasado, o que alguien le haya dado muerte. En todo este tiempo, hubo decenas de niñas y jóvenes parecidas a Sofía Herrera que fueron investigadas y cotejados sus datos filiatorios para saber si se trataba de la desaparecida fueguina, siempre con el mismo resultado final.

Seguir leyendo

Las más leídas