fbpx
Conectate con El Argentino

Salud

Covid-19: todo lo que hay que saber de la campaña de vacunación que continúa

Ya se aplicaron más de 109 millones de dosis y hay que seguir inmunizándose.

Publicado hace

#

Por Néstor Llidó

¿Hay que vacunarse cada cuatro meses contra Covid» ¿Cuántas dosis tienen que recibir las personas mayores» ¿Y bebés, niñas, niños y adolescentes» ¿Si se tiene coronavirus hay que vacunarse igual o hay que esperar» Estas son algunas de las dudas que se presentan respecto de los esquemas actuales contra el coronavirus.

Desde que comenzó la Campaña Nacional de Vacunación contra elCovid-19 ya se aplicaron más 109 millones de dosis en el país, mientras que 40.955.242 personas iniciaron el esquema, sólo 5.782.779 se aplicó el segundo refuerzo.

Las causas de esta diferencia pueden explicarse por diferentes razones: coincidencia del momento de aplicación con infección, falta de información y también una disminución clara de la percepción del riesgo, lo que desalienta a vacunarse.

Si bien Argentina, y el mundo, se encuentran en otra etapa de la pandemia, los casos de coronavirus continúan. Según el último reporte del Ministerio de Salud de la Nación, en la última semana se notificaron 7.902 casos en todo el país y 61 personas fallecidas.

«En este contexto, completar esquemas y aplicarse los refuerzos que corresponden sigue siendo una herramienta clave”, indicó la médica infectóloga Florencia Cahn, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología.

Frente a la confusión que se presenta acerca de cuándo corresponden o no las vacunas, Cahn realizó un repaso sobre los actuales esquemas en las diferentes etapas de la vida.

Sobre cuántas dosis de vacunas contra coronavirus hay que aplicarse en la actualidad, la infectóloga sostuvo que “hasta el momento lo que se está aplicando es el esquema primario y dos dosis de refuerzo que se indican con un intervalo de cuatro meses. Hay que recordar que el esquema primario es de dos dosis en la población en general y de tres dosis para personas mayores de 50 años que habían recibido Sinopharm, y personas inmunocomprometidas con cualquier vacuna. Entonces, para el primer caso, el primer refuerzo es tercera dosis y el segundo es cuarta dosis, mientras que para el segundo caso son cuarta y quinta dosis como refuerzo respectivamente”

Esto no implica que haya que vacunarse cada cuatro meses de aquí en más y al respecto, Florencia Cahn respondió que “por el momento ese tiempo es el intervalo que se sugiere entre las dosis hasta el segundo refuerzo. Por supuesto que esto puede cambiar, pero no es lo que sucede hoy. Hasta el momento quienes se hayan dado el segundo refuerzo (cuarta o quinta dosis dependiendo de lo que explicamos antes) ya no tienen que volver a vacunarse”.

En relación a la vacunación de niñas y niños de 6 eses en adelante, que tiene una indicación de dos dosis, se señaló que se está aplicando es la de Moderna y las dosis se dan separadas por 28 días.

La novedad es que a partir de los tres años ya está indicada la dosis de refuerzo (también con Moderna), que sería a los cuatro meses después de la segunda; esto se había indicado primero para niñas y niños a partir de los cinco años, y ahora se incorporaron a este esquema los de 3 y 4.

La población de cinco a once años se aplica un esquema primario con Sinopharm, Pfizer o Moderna, y una dosis de refuerzo que puede ser de Pfizer o Moderna.

Mientras sobre el esquema de los adolescentes. “Entre los 12 y los 17 años, las y los adolescentes tienen un esquema inicial de dos dosis (con Pfizer o Moderna), y luego tienen indicada una dosis de refuerzo. Hasta los 18 años, las y los adolescentes tienen un esquema inicial de dos dosis y un refuerzo”, precisó la especialista.

Al ser consultada sobre si la persona tuvo coronavirus se puede vacunar, respondió: “Una vez que se tiene el alta se puede aplicar la vacuna de refuerzo. Por un tema de los anticuerpos naturales que genera la infección, se sugiere esperar tres meses desde el diagnóstico. Pero no es que si me la aplico ni bien me dan el alta me puede hacer mal.

Y finalmente, en relación a la importancia aplicarse los refuerzos, Cahn manifestó que “sigue siendo importante aplicarse los refuerzos porque la pandemia no terminó y se ha comprobado que la respuesta inmune va disminuyendo con el tiempo”.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Salud

El 28% de las muertes del país son por enfermedades cardiovasculares

En el Día Mundial del Corazón se hizo hincapié en la importancia de concientizar sobre los cuidados y que una de cada tres personas con problemas sufrió un segundo episodio al no controlar los factores de riesgo.

Publicado hace

#

Por Néstor Llidó

Las enfermedades cardiovasculares representan el 28% de las muertes en nuestro país, donde una de cada tres personas que sufrió un problema de esta índole tuvo un segundo episodio por no controlar sus factores de riesgo.

Al conmemorarse, como cada 29 de septiembre, el Día Mundial del Corazón, los especialistas instan a tomar conciencia sobre la salud cardíaca y someterse a chequeos frecuentes.

Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Argentina las ENT (enfermedades no transmisibles) representan el 77% de las muertes en nuestro país y el 28% de ellas corresponden a las enfermedades cardiovasculares (ECV).

Entre los factores de riesgo más elevados se encuentran la obesidad, hipertensión, la inactividad física, el consumo de tabaco y alcohol.

Un sondeo realizado durante este mes por el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI) denominado Encuesta sobre Conciencia de Prevención Cardiovascular indicó que esta falta de control en los factores de riesgo propició que una de cada tres pacientes (29,2%) vuelva a tener un segundo evento cardiovascular que requirió internación.

El trabajo sobre 120 pacientes (89 hombres y 31 mujeres) que padecieron un episodio cardiovascular como infarto coronario, angina de pecho o accidente cerebro vascular (ACV) mostró que antes de sufrir un episodio dos de cada tres individuos (70,8%) no se ocupaba de mantener conductas saludables y de controlar sus factores de riesgo.

Esa cifra cambió favorablemente a partir del hecho, donde el 93,3% de los pacientes se controlaban total o parcialmente. Sin embargo, luego de varios años, la mitad (52,1%) no tenía un buen control de los factores como la hipertensión, el colesterol elevado, sobrepeso, obesidad, sedentarismo, tabaquismo y diabetes.

Entre los motivos mencionados por los no cumplidores, figuran “porque se sentían bien” (34,7%), “falta de regularidad” (16,3%) o simplemente porque “las tareas habituales se lo impedían” (6,1%).

Seguir leyendo

Las más leídas