fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Bariloche: 18 años de prisión a ex policía que asesinó a un adolescente al que creía su hijo

El criminal en sus últimas palabras consideró que lo «beneficioso» del hecho fue afianzar el vínculo con su propia familia y su verdadero hijo, según fuentes consultadas

Publicado hace

#

Un expolicía fue condenado este viernes a 18 años de prisión por el crimen de un adolescente, que creía que era su hijo, y cuyo cadáver fue encontrado en octubre del año pasado en inmediaciones de un santuario del Gauchito Gil, en la ciudad rionegrina de San Carlos de Bariloche, informaron fuentes judiciales.

La decisión del tribunal recayó sobre Luis Ángel Díaz, a quien este mediodía halló culpable del delito de “homicidio simple”, en perjuicio de Santiago Arriagada (16).

Voceros judiciales informaron que este mediodía se llevó adelante la audiencia de cesura, en la que en primer lugar declararon tres personas allegadas a Arriagada.

Luego fue el turno de los alegatos y la fiscal jefe Betiana Cendón aseguró que el adolescente «era un chico con proyectos, con sueños, que quería tener un oficio, estudiar, trabajar para tener un futuro mejor».

Por otro lado, consideró como agravantes el entusiasmo que tenía Arriagada con Díaz, por la necesidad de su derecho a la entidad, ya que la víctima “creció sabiendo que el acusado era su padre”.

La fiscal Cendón solicitó una pena de 14 años para Díaz por el delito de “homicidio simple”, pedido que luego fue reiterado por la defensa del imputado. En tanto, la querella pidió 20 años de cárcel para el acusado, informaron fuentes judiciales.

Posteriormente, el juez Gregor Joos, que presidió el Tribunal conformado también por Romina Martini y Víctor Gangarrosa le otorgó la posibilidad a Díaz de manifestar sus últimas palabras.

El expolicía pidió perdón por el crimen y aseguró estar arrepentido, aunque manifestó haber sido extorsionado durante muchos años por la familia de la víctima, por su supuesta paternidad.

En ese sentido, agregó que lo «beneficioso» del hecho fue afianzar el vínculo con su propia familia y su verdadero hijo, añadieron las fuentes consultadas. Finalmente, en una decisión unánime el Tribunal condenó a Díaz a 18 años de prisión efectiva.

En la lectura de la sentencia valoraron, entre los agravantes, la juventud de la víctima, ya que se trataba “de un niño de 16 años que tenía una madurez y responsabilidad tal los testimonios presentados que superaba lo esperado para alguien de su edad».

Luego señalaron que Díaz “como mató al joven, lo hizo pensando que era su hijo, que constituyó la calificación primaria de la Fiscalía y que con buen criterio luego del resultado del ADN, modificó a homicidio simple».

Además, entre los argumentos de la sentencia se encuentra la conducta posterior inmediata del expolicía, en cuanto al desvío y obstaculización de la investigación, como así también su condición de retirado de la fuerza, informaron fuentes judiciales.

El macabro homicidio

El hecho ocurrió entre las 21 y las 23 del 29 de octubre del año pasado, en inmediaciones del Santuario del Gauchito Gil de la ciudad de Bariloche, cuando Díaz asfixió a Arriagada, a quien creía su hijo.

Según la Fiscalía, Díaz colocó el cuerpo en dicho santuario, lo desnudó, lo cubrió con chapas y vegetación, y se retiró del lugar, al tiempo que en el trayecto hasta su domicilio en la vecina ciudad de Dina Huapi se descartó de los efectos personales de la víctima.

El 31 de octubre fue hallado el cuerpo del adolescente, mientras que un día después el expolicía ingresó al Hospital Zonal de esa ciudad, con signos de intoxicación por la ingestión de medicamentos, en el marco de un aparente intento de suicidio.

Fuentes judiciales aseguraron que un policía en actividad declaró que Díaz le confesó que lo había matado.

El Argentino

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Entre Ríos

Tres detenidos por incendios en el Delta

En tanto, funcionarios políticos expresaron su expectativa de que esta acción implique «un antes y un después» para los responsables de iniciar focos ígneos en dicho humedal.

Publicado hace

#

Los tres detenidos en jurisdicción de la provincia de Entre Ríos en presunta flagrancia al intentar iniciar un incendio en las islas del Delta del Paraná son oriundos de Santa Fe y serán indagados por la Justicia Federal, mientras que un familiar aseguró que realizaban «un contrafuego» para proteger colmenas, informaron hoy fuentes judiciales.

En tanto, funcionarios políticos expresaron su expectativa de que esta acción implique «un antes y un después» para los responsables de iniciar focos ígneos en dicho humedal.

Los tres arrestados, que son de la ciudad santafesina de Villa Constitución y fueron detenidos ayer con una lancha con motor fuera de borda, permanecían hoy a disposición del Juzgado Federal de la localidad de Victoria, a cargo de Federico Martín.

Se trata de un hombre de 54 años y sus hijos de 18 y 22 quienes permanecen en la Unidad Penal de la ciudad entrerriana de Victoria tras ser encontrados intentando prender fuego en una zona de las islas del delta del río Paraná, frente al pueblo santafesino de Arroyo Seco.

La esposa del hombre detenido y madre de los jóvenes, identificada como Vanesa, dijo hoy -en declaraciones al Canal 3 de Rosario- que «lo que hicieron fue un contrafuego», una práctica que consiste en cortar pastos y quemarlos para evitar la propagación de un incendio.

«Esto fue el sábado, el domingo cortaban el pasto y lo quemaban cerca de una casilla de madera que tenemos, y en eso llegó la policía y los detuvo», agregó la mujer, y explicó que su familia se dedica a la apicultura en esa zona de islas.

Vanesa sostuvo, también, que «están incomunicados, no sabemos nada, la única comunicación que tuve fue el domingo al mediodía cuando mi hijo me dijo que los habían detenido a los tres».

En la «isla del Holandés», a la vera del arroyo Los Laureles, personal policial que realizaba un patrullaje los detectó intentando quemar vegetación seca de la zona, aduciendo ser apicultores y que comenzaban el fuego como «método de limpieza».

Ante esa situación, el juez federal de Victoria, Federico Marín, ordenó su detención y el secuestro de una horquilla, una pala ancha, un encendedor, tres celulares y una lancha.

Los detenidos fueron identificados con las siglas D.R.H., de 54 años; y sus hijos R.D.A.H., de 22; y A.I.H., de 18, todos con domicilio en la localidad santafesina de Villa Constitución.

Tras prestar declaración indagatoria, el juez Marín dispuso que continúen detenidos en la Unidad Penal 5 de esa ciudad entrerriana.

Según el informe diario del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), en Buenos Aires persisten cinco focos activos en la zona del delta, entre ellos en los departamentos de Zárate y de Baradero, mientras que del lado de Entre Ríos continúan los incendios en Ranchada, Laguna Vásquez, Barrancoso, Las vueltas (Victoria) y El Cuadro, Ybicuy, Falso Alsina, Islas, Dormilón (Gualeguay).

También informaron que fueron contenidos los focos en las zonas de Laguna chata (Victoria) y Charly 2 (Gualeguay), mientras que fue extinguido el fuego en Islas La Lechiguana 1 (Gualeguay).

El organismo, además, mantiene en la zona del delta más de 100 brigadistas combatiendo el fuego y reportó que tiene disponibles tres aviones hidrantes, tres helicópteros con helibalde y un avión observador.

La ministra de Gobierno de Entre Ríos, Rosario Romero, destacó la «incesante tarea» de brigadistas y personal policial y judicial para «determinar quiénes son los autores de los fuegos».

«Seguimos con otros datos y testimonios que el juez está analizando para determinar otros autores de este enorme problema que tenemos en las islas», acotó a la prensa, resaltó la «disposición de la Justicia» para «establecer responsables» y llamó a «cuidar la naturaleza y la vida».

Los incendios forestales en las islas del río Paraná que se vienen registrando en los últimos días ya consumieron más de 10.000 hectáreas, según datos del Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

En Rosario se realizaron manifestaciones políticas, ambientalistas y ciudadanos autoconvocados; y el sábado pasado se realizó un corte del puente Rosario-Victoria en reclamo del cese de estas quemas «intencionales» y el «urgente» tratamiento de una Ley de Humedales.

En Buenos Aires, por su parte, persisten cinco focos activos en la zona del delta, entre ellas en los departamentos de Zárate y de Baradero, mientras que del lado de Entre Ríos continúan los incendios en Ranchada, Laguna Vásquez, Barrancoso, Las vueltas (Victoria) y El Cuadro, Ybicuy, Falso Alsina, Islas, Dormilón (Gualeguay), según el organismo dependiente del Ministerio de Ambiente.

El Argentino

Tras ser anoticiado el juzgado de las detenciones, se dio intervención a la fiscalía federal a cargo de Claudio Kishimoto -que subroga ese cargo del Ministerio Público Fiscal en Victoria- quien dispuso la detención de los tres hombres, el secuestro de sus celulares, las herramientas relacionadas con la investigación y la embarcación en la que se desplazaban, informaron fuentes policiales.

El juzgado federal de Victoria interviene en la investigación de las quemas de pastizales desde mediados de julio pasado, cuando recibió una denuncia al respecto.

Los controles que permitieron los arrestos se realizaron ayer por parte de una patrulla de la fuerza de seguridad entrerriana, con personal especializado para acciones terrestres, náuticas y aéreas «con la misión de alerta temprana, diseñada para atender y prevenir focos de incendios».

La secretaria de Medio Ambiente de Entre Ríos, Daniela García, confirmó esta mañana las detenciones.

«No vamos a tener más información que ésta hasta que el juez los entreviste», sostuvo la funcionaria en declaraciones a Radio «La Ocho» de Rosario.

Y agregó que «sí sabemos que se los encontró con elementos con los que habían estado generado incendios».

El titular de Defensa Civil de la provincia de Santa Fe, Roberto Rioja, declaró a la misma radio que espera que las detenciones operen como «un antes y un después para los prendedores (de fuego) que hacen tanto daño».

El martes pasado el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, advirtió que «si la justicia no toma acciones ejemplificadoras» citando a indagatoria a las personas vinculadas a los campos que se queman en las islas del Paraná, esta práctica «se va a seguir realizando.

El funcionario realizó esas declaraciones luego de su presentación en el Juzgado Federal de Victoria con información sobre los titulares de campos incendiados.

El ministro se presentó acompañado por el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, con quien entregó información ampliatoria sobre las quemas a la aportada el 15 de julio en el mismo juzgado.

Luego, Cabandié recordó que «hace dos años y un mes nos presentamos como querellantes en la justicia por los incendios acaecidos en 2020. En agosto de ese año el Ministerio de Ambiente de la Nación tomó la competencia del fuego que antes estaba en otra jurisdicción del Estado nacional».

Y agregó que fueron «ampliando denuncias y trayendo información a partir de la geolocalización satelital que obtenemos, y por otro lado los cinco faros de conservación que hemos instaurado en distintas zonas del delta del (río) Paraná».

Seguir leyendo

Las más leídas