fbpx
Conectate con El Argentino

Sociedad

El nuevo audio de Leonardo Cositorto en el que promete un insólito premio

A pesar de estar prófugo de la justicia argentina, el líder de Generación Zoe sigue incitando a sus seguidores a realizar más ventas de su sistema Ponzi.

Publicado hace

#

Mientras sigue prófugo de la justicia y permanece oculto en algún rincón de Sudamérica, como él mismo confesó, Leonardo Cositorto, el fundador de Generación ZOE, volvió a sorprender a sus seguidores con el envío de un audio, donde los motiva a seguir reclutando gente en el sistema Ponzi a cambio de un insólito premio.

En el audio se escucha al líder de la firma decir: «La Ganancia es abultadísima, hay retorno mensual, es una bomba. Líderes lo que siempre tuvimos, pero ahora mucho más sólido, vamos para adelante», luego incentiva a los vendedores y les promete que «los primeros cuatro que hagan diez ventas esta semana van a pasar tres o cuatro días conmigo en mi casa para que podamos compartir. Bendiciones».

Cositorto sigue al frente de sus empresas y mantiene su futura en la cual niega que se haya producido una «estafa piramidal».

«En Argentina atacan a una empresa que daba educación a las personas… nosotros generamos mucha riqueza en Argentina, estábamos levantando escuelas en Pilar, es una vergüenza que haya personas detenidas por esto», sostuvo esta semana en declaraciones radiales.

Actualmente, Cositorto es investigada por la Justicia por asociación ilícita y posibles estafas y  si bien sobre Cositorto existe un pedido de captura, el empresario no se ha presentado en los tribunales.

Generación Zoe prometía ganancias de 7.5% mensuales en dólares a cambio de una inversión de 2 mil. Pero en febrero varios ahorristas denunciaran que no recuperaron lo prometido.

La firma actualmente es investigada en Córdoba y Buenos Aires y hasta el momento hay una docena de detenidos, entre ellos cinco policías. En cuanto a Mendoza, no hay ninguna denuncia y los líderes, por ahora, no son investigados.

Sociedad

Para el papá de Araceli Fulles, el intento de asalto al custodio de su casa es «dudoso»

El policía vigilaba la casa de la mamá de la joven que fue asesinada en 2017. Dos delincuentes fueron a abordarlo con fines de robo y a uno de ellos lo mató tras un tiroteo.

Publicado hace

#

Un efectivo de la Policía Bonaerense que custodiaba la casa de la familia de Araceli Fulles, asesinada en 2017 en José León Suárez, abatió a un delincuente que intentó asaltarlo en la localidad bonaerense de Billinghurst.

Fuentes policiales informaron que el hecho se produjo este lunes alrededor de las 16 en la esquina de las calles Lynch y Campichuelo, en esa zona del partido de San Martín, donde el policía, identificado como Marcelo Basualdo, se encontraba prestando servicio de vigilancia en la vivienda de la mamá de Fulles.

«Es dudoso. Todo el mundo sabe que hay dos consignas y fueron directamente a él para reprimirlo», aseguró el papá de Araceli Fulles y añadió que para él el ataque al custodio «fue más una amenaza» hacía su familia «por el juicio» y que el agente «se está recuperando».

El efectivo estaba en su camioneta, una Fiat Fiorino blanca, cuando fue interceptado por dos sujetos que quisieron robarle el auto. Los delincuentes no sabían su oficio porque estaba vestido de civil. El custodio, al verse arrinconado por los ladrones, utilizó su arma reglamentaria para defenderse y mató a uno de ellos mientras que el otro logró fugarse.

El hecho fue captado por las cámaras de seguridad de una casa vecina. Allí puede verse al policía ingresar al rodado cuando de repente aparecen los dos asaltantes corriendo para abordarlo.

Luego de algunos forcejeos, puede verse que se efectúan disparos y ambos delincuentes escapan, pero uno de ellos cae en la calle y, a pesar de que intenta levantarse, vuelve a perder el equilibrio a raíz de las heridas de bala que recibió y finalmente muere en el lugar.

El custodio resultó herido en la pierna derecha, y otra bala le rozó en el abdomen a la altura del ombligo, pero sin riesgo, por lo que fue derivado al Hospital General Eva Perón (ex Castex), y de allí a la clínica porteña Fitz Roy. En el caso interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 7, a cargo de Diana Maiko, del Departamento Judicial de San Martín.

Seguir leyendo

Las más leídas