fbpx
Conectate con El Argentino

Femicidio

Femicidio de Pilar Riesco: dos peritos complicaron al acusado

La psicóloga de la joven aseguró que la víctima tenía una relación “muy conflictiva” con el ahora acusado.

Publicado hace

#

Dos peritos complicaron hoy la situación del hombre acusado del femicidio de Pilar Riesco, quien murió tras caer del balcón del cuarto piso de un edificio del barrio porteño de Nueva Pompeya, en marzo del 2020, al asegurar en el juicio oral que la víctima presentaba lesiones provocadas por terceros, una compresión en el cuello y moretones defensivos en los brazos, mientras que una psicóloga consideró que la joven «no tenía ideación suicida» y que, por el contrario, «tenía proyectos» de seguir estudiando y viajar a otro país.

Estos testimonios ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 18 porteño derribaron la coartada del imputado Patricio Reynoso, quien está acusado del «homicidio doblemente calificado por el vínculo y por haber mediado violencia de género» de Riesco, a pesar de que siempre mantuvo su postura de que su novia se suicidó al arrojarse del balcón.

La declaración de la licenciada Gabriela Arca, psicóloga de Pilar (21), se dio luego de que el tribunal autorizara levantar el secreto profesional que tenía con su paciente y, de esta forma, aseguró que la víctima tenía una relación “muy conflictiva” con el ahora acusado.

“Ella no tenía ideación suicida. Eso lo decimos cuando ya hay planificación, detalles. Su condición era algo asociado a una reacción afectiva vincular con su familia y su pareja, con quien tenía una relación muy conflictiva”, relató la licenciada Arca, quien extendió su testimonio a lo largo de 45 minutos dando detalles de la salud mental de Riesco.

La cuarta audiencia del juicio, llevada a cabo en las oficinas judiciales de Lavalle 1171, comenzó minutos después de las 9.30, cuando los jueces Domingo Altieri, Luis Márquez, y Darío Medina escucharon las declaraciones testimoniales de Arca, dos peritos forenses, un criminólogo de parte -presentado por la querella- y cuatro vecinos del imputado.

Allí, la psicóloga de Pilar recordó que la conoció a principios del 2018, cuando comenzó un tratamiento psiquiátrico en la clínica Dharma, luego de un episodio de depresión agravado por el consumo de estupefacientes.

“El diagnostico que hicimos fue un trastorno de la personalidad no especificada. Su condición fue de base. No se originó, fue a partir del consumo de estupefacientes, aunque obviamente su utilización no colaboraba para su recuperación”, comentó Arca, que atendió a Riesco hasta junio del 2019.

Según describió la profesional, Pilar tuvo “grandes mejoras” a lo largo del tratamiento, donde dejó las drogas, mejoró su relación familiar y comenzó a “tener proyectos de vida”.

“Cuando terminamos el tratamiento ella era una paciente estable y no tomaba medicación psiquiátrica. Había comenzado a estudiar derecho y un curso de tripulante de cabina, donde hizo muchos amigos. Quería tener un trabajo lo antes posible”, manifestó la mujer, que agregó que Riesco “tenía pensado irse a vivir a España”.

Sin embargo, Arca calificó la relación entre Pilar y Reynoso como “tormentosa” y aclaró que “era la única cosa de su pasado que no podía dejar atrás”. “En esta relación con Reynoso iban y venían. Ella siempre intentaba alejarse, pero terminaba recayendo”, señaló.

Además, la licenciada comparó este caso con los “pacientes suicidas”, donde indicó que elaborar un proceso “introspectivo” que no se vio reflejado en este caso.

“El suicida nos sorprende. Es un proceso más interior, introspectivo, que no es tan reactivo. En la mayoría de los casos, los familiares y amigos son sorprendidos ante esa situación. Ese perfil de la personalidad no suele manifestar que va a hacer lo que va a hacer”, resaltó Arca, que volvió a hacer hincapié en que Riesco no había tenido ideaciones suicidas luego de su tratamiento psiquiátrico.

Por otro lado, también declararon el médico forense oficial Santiago Socero y el perito de parte Luis Verruno, quienes coincidieron en que Pilar presentaba lesiones provocadas por terceros antes de caer por el balcón.

“La mayor cantidad de lesiones del cuerpo estaban del lado derecho producto de la caída. Sin embargo, en la laringe se encuentran filtraciones hemorrágicas de los dos lados. Asociamos este tipo de lesiones con una compresión mecánica causada por otra persona”, develó el perito oficial, quien también remarcó que fue dicha agresión ocurrió en un tiempo “contemporáneo” a la caída de Riesco.

En ese sentido, Socero no descartó que la lesión en el cuello de la víctima pueda estar incluida dentro de una posible mecánica que el imputado pudo haber accionado para arrojarla por el balcón.

“Pensar que con un solo miembro una persona levantó 52 kilos a un metro del piso y la arrojó me parece difícil, pero tampoco me parece imposible. Esto es muy dinámico”, aclaró.

Por su parte, el medico legista Verruno indicó que Riesco tenía lesiones en sus brazos producto de un “acto defensivo” y que bajo sus uñas había ADN masculino, lo que evidenció que la caída se dio en “un marco de suma violencia”.

“Yo creo que hubo una actitud de defensa por parte de la joven, que se resistió a un ataque. Estamos en un hecho de suma violencia que terminó mal. Eso es innegable”, calificó Verruno.

Al respecto, el perito oficial Socero precisó que es «habitual» que en casos de violencia de género, existan «tomas de cuellos y lesiones en los miembros superiores”.

Por último, voceros judiciales indicaron a Télam que todavía no se conoce la fecha de continuación del debate, aunque adelantaron que el imputado ampliará su declaración indagatoria en la próxima audiencia.

El hecho que se le imputa a Reynoso ocurrió cerca de las 16.30 del domingo 15 de marzo de 2020, cuando Riesco cayó del balcón del departamento «E» del cuarto piso de la calle Alagón 305, en Nueva Pompeya.

El imputado afirmó que Riesco comenzó a increparlo, a gritarle, a decirle que no lo quería y que incluso en un momento le arrojó un portarretratos con una foto de ellos, tras lo cual fue al balcón y se tiró al vacío.

Sin embargo, para la fiscalía y la querella, Reynoso «le propinó golpes varios» que le causaron «múltiples» lesiones, y luego la arrojó desde el balcón

Reynoso fue detenido, luego liberado y nuevamente apresado el 9 de junio de 2021 tras permanecer dos meses prófugo y con un ofrecimiento de recompensa de un millón y medio de pesos dispuesto por el Ministerio de Seguridad nacional para quien ayudara a localizarlo.

El Argentino
Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Femicidio

Indignante: policía femicida en Mendoza culpó a su hijo de 3 años

Se trata de Valeria Ramírez (26), quien anoche, cerca de las 22, estaba en una vivienda ubicada en el barrio La Gloria, en la localidad de Godoy Cruz, y recibió un balazo en el rostro que le causó el deceso a la 1.25 de esta madrugada en el Hospital Central.

Publicado hace

#

Una joven fue asesinada de un balazo en el rostro en una vivienda de la localidad mendocina de Godoy Cruz, y por el hecho detuvieron a su esposo policía, que en un primer momento dijo que el autor del disparo había sido su hijo de 3 años, pero luego admitió que había sido él, por lo que en las próximas horas será imputado por femicidio, informaron hoy fuentes judiciales y de la fuerza.

Se trata de Valeria Ramírez (26), quien anoche, cerca de las 22, estaba en una vivienda ubicada en el barrio La Gloria, en la localidad de Godoy Cruz, y recibió un balazo en el rostro que le causó el deceso a la 1.25 de esta madrugada en el Hospital Central.

El policía regresó a la vivienda, donde residía con la joven y su hijo de 3 años, luego de realizar una guardia y dejó su arma reglamentaria en un sector de la habitación, según manifestó el acusado en un primer momento.

Luego, de acuerdo al testimonio, se dirigió hasta la cocina y fue en ese momento que escuchó un disparo, por lo que dijo que supuso que su hijo de 3 años había tomado el arma y efectuó accidentalmente un disparo e hirió a su esposa.

Como consecuencia del tiro, Ramírez fue trasladada al Hospital Central, en la ciudad de Mendoza, donde fue asistida por los médicos de guardia por un paro cardiaco y luego derivada al quirófano por una herida de arma de fuego que le ingresó por la nariz y le salió por el tórax.

Tras varias horas y el esfuerzo del personal médico, Ramírez falleció esta madrugada a causa de la herida que recibió, por lo que se dio aviso a la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos, quien inmediatamente ordenó una serie de medidas para dilucidar el caso.

Personal de Investigaciones y de Científica de la policía provincial fueron hasta la vivienda donde se produjo el hecho con el objetivo de encontrar elementos para la causa.

Horas después el policía se presentó y admitió ser el responsable del disparo y no su hijo como había manifestado en su primera declaración, por lo que quedó detenido y se espera que en las próximas horas la fiscal lo impute por el femicidio de su esposa.

Seguir leyendo

Las más leídas