fbpx
Conectate con El Argentino

Femicidio

Revelan amenazas antes del femicidio

Verónica Villalba era acosada con publicaciones en redes sociales por su ex pareja, quien la mató a balazos en la panadería donde trabajaba en Loma Hermosa, para luego suicidarse.

Publicado hace

#

Por Néstor Llidó

Se habían separado hace más de un mes y desde entonces, Hugo Antonio Marchi la venía acosando, con publicaciones en redes sociales, hasta que se presentó en su lugar de trabajo para cometer el femicidio, en la que la ejecutó de cuatro balazos, para enseguida quitarse la vida.

«Dolido pero no vencido”, “La venganza se sirve en plato frío”, fueron algunos de los mensajes que el hombre realizó en referencia a Verónica Esther Villalba (de 52 años), quien en cambio publicaba “felizmente soltera” en su descripción de Facebook.

Sin dudas, advertencias de la situación de violencia de género que Marchi ejercía sobre su ex pareja, a la que ayer fue a buscar a la panadería en que trabajaba, en Morganti y Florida de Loma Hermosa, para atacarla.

Parte de la secuencia del trágico episodio quedó filmada por cámaras de seguridad del comercio. Allí puede observarse como el hombre ingresó y sorprendió a la mujer, para comenzar a increparla y dejarle sobre el mostrador un sobre en el que aparentemente estaba el Formulario 08 para la transferencia de un auto.

Tras un breve intercambio de palabras, ella toma el sobre y se retira del salón, mientras el hombre agarra el arma de fuego que se le acababa de caer y comienza a perseguirla. Finalmente, en otro salón es donde Marchi asesina de al menos cuatro balazos a Villalba delante de al menos un empleado y, luego, se suicida disparándose en la cabeza.

Los testigos indicaron a los investigadores del caso que habían sido pareja hasta mediados de agosto pasado y que el hombre arribó a la panadería a bordo de un vehículo Ford Focus propiedad de la mujer.

Si bien se determinó que no existen denuncias previas, si se encontraron mensajes intimidatorios publicados por el femicida en las las redes sociales, en los que demostraba que no aceptaba el fin de la relación.

El 14 de agosto pasado, cuando Villalba posteó en su estado de Facebook “felizmente soltera”, Marchi replicó: “Dolido pero no vencido”, y 72 horas después, escribió: “La venganza se sirve en plato frío”. Al respecto, una compañera de trabajo de la víctima, contó que “la acosaba con mensajes para volver, no podía aceptar la separación.

Si vivís una situación de violencia de género o conocés a alguien que necesite ayuda llamá gratis al 144, mandá un mensaje al 11 5050 0147 o por WhatsApp al +54 911 2771 6463. También podés descargar acá una app para recibir ayuda de profesionales.

«Hasta el domingo me mostró que él le decía que la amaba y que quería volver. Ella no quería saber más nada. Quería terminar el trámite de la transferencia del auto, que era de él pero estaba al nombre de ella”.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Córdoba

Córdoba: encuentran cuerpo en el pozo donde buscan a las hermanas

Están detenidos por el hecho dos jóvenes que confesaron el crimen.

Publicado hace

#

Un cuerpo fue hallado esta mañana en el pozo de agua de una vivienda del barrio Autódromo de la Ciudad de Córdoba. Desde ayer la policía realiza excavaciones para localizar a dos hermanas que fueron presuntamente asesinadas y descuartizadas.

La policía cordobesa realizaba la excavación en el pozo de agua de una vivienda de la zona noreste de la capital provincial en busca de los cuerpos de dos hermanas que presuntamente fueron asesinadas, descuartizadas y enterradas por el hijo de una de ellas y otro joven que sería su primo, de 20 y 24 años, quienes están detenidos luego de que uno de ellos confesara que había cometido un doble crimen.

Los bomberos policiales continuaban esta mañana con la búsqueda iniciada el pasado domingo en el viejo pozo de agua de más de 50 metros de profundidad ubicado en los fondos del domicilio de las mujeres y donde también residían los ahora detenidos, identificados por las fuentes como Ismael Castro (20) y Esteban Castro (24).

Vecinos del barrio contaron que en el domicilio investigado convivían «varias personas de una misma familia«, a quienes describió como «muy raras«, ya que «no mantenían contacto social, vivían encerrados y aparentemente practicaban algún rito religioso extraño«.

Seguir leyendo

Las más leídas