fbpx
Conectate con El Argentino

Femicidio

Ratifican preventiva para femicida de Cipolletti

El detenido por el crimen de la estudiante universitaria Agustina Fernández continuará preso, al confirmarse la preventiva que se le había dictado a Pablo Parra, el sindicado femicida de la joven de 19 años, en un hecho ocurrido en julio de 2022 en la ciudad rionegrina de Cipolletti

Publicado hace

#

Tras la audiencia de revisión, la Justicia de Río Negro resolvió que Pablo Parra, un trabajador petrolero de 37 años, continúe en prisión preventiva, en la causa que se investiga el femicidio de Agustina Fernández, la estudiante universitaria pampeana que vivía en el mismo complejo habitacional de Cipolletti en el que residía el imputado.

De esta manera, el juez Guillermo Vaquero no hizo lugar al pedido del abogado Juan Manuel Coto, quien defiende al acusado de matar a golpes a la chica, estudiante de Medicina en la Universidad Nacional del Comahue, en la jornada del 2 de julio de 2020.

El letrado defensor había pedido que se revise la prisión preventiva impuesta por seis meses a Parra, tras considerar que “no está completamente probado” que haya ingresado a la casa donde fue encontrado el cuerpo de Fernández.

De acuerdo a la hipótesis de la Fiscalía, este sujeto ingresó por una pared lateral a esa vivienda para atacar a la joven, buscando lograr la coartada de no quedar registrado por las cámaras de seguridad.

No obstante, la defensa de Parra insiste en dos vías posibles de investigación: una referida a un robo que habría sufrido el trabajador petrolero en la casa cuando estaba la estudiante, y otra a que la agresión se produjo en un contexto de violencia de género, aunque cuestionó que sólo se avanzó en la segunda pista, en la que no está demostrada la autoría del imputado.

Tras conocerse el rechazo a la morigeración de la medida, se realizó una marcha, convocada por la familia de Agustina Fernández y la asamblea Ni Una Menos de Cipolletti en la Plaza San Martin para exigir prisión perpetua para Parra.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Femicidio

Agravante de “odio de género” en transfemicidio

El fiscal que investiga el crimen de Sofía Bravo, la joven trans que fue asesinada a golpes en la ciudad cordobesa de La Carlota, pidió que el camionero detenido como autor del hecho sea imputado también por “odio a la identidad de género” de la víctima

Publicado hace

#

En la investigación por el transfemicidio de Sofía Agustina Bravo, la joven hallada asesinada el último14 de enero en La Carlota (Córdoba), solicitño que se agrave la imputación contra Rodrigo Nicolás Espíndola, el camionero que fue detenido como autor del crimen, al considerarse que actuó con “odio a la identidad de género”.

El fiscal Walter Guzmán acusó a Espíndola, de 22 años, por el delito de “homicidio doblemente calificado por haber sido perpetrado por odio al género, a la identidad de género o su expresión y por haber sido cometido por un hombre en contra de una mujer, mediando violencia de género”.

Además, el joven camionero, que permanece alojado en la cárcel de Bouwer, está imputado por el hurto de las pertenencias de la víctima, aunque en su indagatoria no declaro, pero se supo que negó los hechos.

Sofia Bravo (26) desapareció en 6 de enero en la localidad de La Carlota y su cuerpo fue encontrado en avanzado estado de descomposición, ocho días más tarde, en proximidades del cruce las rutas 8 y 4, en esa zona del sur de la provincia de Córdoba.

Una de las hipótesis de la investigación apunta a que este sujeto llevó en su camión a la joven trans, cuando ella pretendía dirigirse a la casa de su madre, ubicada en el pueblo de Marcos Juárez.

La chica que era trabajadora sexual, salió de la casa que compartía con una amiga el 5 de enero por la noche y un remís la llevó al cruce de las rutas 4 y nacional 8, donde solía reunirse con camioneros.

Los investigadores creen que la joven trans fue asesinada durante la madrugada del 6 de enero, mientras que su madre la esperaba al día siguiente en Marcos Juárez.

Las sospechas recayeron luego sobre Espíndola, quien residía en la localidad cordobesa de La Cesira, aunque fue detenido en la ciudad correntina de Lavalle, donde se había resguardado en casa de familiares.

Con respecto a la causa de la muerte, hasta la fecha no se dieron a conocer oficialmente los resultados forenses del estudio de autopsia, si se determinó que la muerte habría ocurrido una semana a la fecha del hallazgo del cuerpo.

Seguir leyendo

Las más leídas