fbpx
Conectate con El Argentino

Cultura

Hebe sonríe desde el cielo por la Universidad Nacional de las Madres

La media sanción en Diputados al proyecto que convierte el Instituto Universitario de las Madres (IUNMa) en Universidad Nacional Madres de Plaza de Mayo.

Publicado hace

#

Por Demetrio Iramain

En la madrugada del pasado miércoles 20, la Cámara dio media sanción al proyecto que convierte el Instituto Universitario de las Madres (IUNMa), hasta ahora dependiente del Ministerio de Justicia, en Universidad Nacional Madres de Plaza de Mayo, con mayores grados de autonomía, como cualquier universidad pública. Ese día se cumplían 10 meses de la partida de Hebe, que seguramente se habría puesto muy feliz.

En el actual contexto de una derecha desbocada, que sin tapujos asume los discursos más reaccionarios y retrógrados, y hasta se anima a salir del closet y reivindicar abiertamente a los genocidas cívico-militares, se vuelve especialmente importante el logro legislativo.

El Argentino

Como era de esperar, la derecha dura que no acompañó el proyecto y votó en contra, mintió para justificar su rechazo.

Resulta, así, un buen ejercicio contrastar la ligereza de sus argumentaciones con los documentos de la historia.

No es cierto que este proyecto legislativo se votó a las apuradas, antes del recambio presidencial. La norma que establece la creación de esta Universidad se encuentra en trámite parlamentario desde hace más de dos años, y su fundamentación no sólo recoge la experiencia del IUNMa, sino también su recorrido anterior: la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo, que abrió sus puertas el jueves 6 de abril del año 2000, hace más de 23 años.

No es cierto que la Universidad de las Madres carece de prestigio. No sólo el proyecto educativo tiene alto valor simbólico y político toda vez que es surge de los 46 años de lucha de las Madres de Plaza de Mayo, sino también académico. Cuando se creó la Universidad Popular, en aquel abril del año 2000, con Fernando de la Rúa recién arribado a la presidencia, el reconocimiento fue dado, no por el Estado, sino por los rectores de Universidades de Chile, Salamanca, Cuba y la patagónica Universidad Nacional del Comahue, que avalaron los contenidos curriculares y dictaron clases magistrales. Fue tal la envergadura y la seriedad de aquel proyecto, que los libros de las Madres, en los que ellas relatan su propia historia, entre otros contenidos, se encuentran en la milenaria biblioteca de Alejandría, a solicitud de sus autoridades.

Lo que la conversión del IUNMa en Universidad Nacional dificulta es el proceso de vaciamiento y asalto simbólico a los que el macrismo la sometió cuando gobernó el país. Efectivamente, durante su gestión el ministro de Justicia de Macri, Germán Gravano, nombró a un interventor (un juez de la CABA, Javier Buján), que lo primero que hizo fue eliminar la materia Historia de las Madres de Plaza de Mayo, y cambiarla por otra sobre la historia de Derechos Humanos, en la que la dura, cuestionadora y potente historia de las Madres quedaba resumida a una bolilla insignificante.

El Argentino

Cuando se apruebe en Senadores, la Universidad de las Madres tendrá mayores grados de autonomía académica, funcional y presupuestaria, tal como lo contempla la ley de Educación Superior. Y se podrá honrar, desde un espacio académico de excelencia, la rica y singularísima experiencia de lucha de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, para que pueda ser objeto de estudio y, esencialmente, motivo de orgullo e inspiración para las próximas luchas populares argentinas. ¿Será eso lo que le molesta a la derecha que intentó sin éxito impedir la media sanción legislativa?

Cultura

María Cecilia Rodríguez: “El arte es una poderosa forma de comunicación”

La artista plástica de Buenos Aires, psicóloga social, productora de medios gráficos y audiovisuales y gestora cultural, conversó con El Argentino sobre lo que generaron las elecciones en ella

Publicado hace

#

Por Claudia Ainchil

María Cecilia Rodríguez es artista plástica de Buenos Aires, psicóloga social, productora de medios gráficos y audiovisuales y gestora cultural.

En una charla con El Argentino sobre lo que generaron las elecciones en ella, sostuvo: “Me preocupan las sociedades sin memoria donde no prima la empatía ni la solidaridad. Donde se escucha para responder y no para saber qué le sucede al otro que tiene al lado. Donde se compite por tener la razón pero no para ratificar y rectificar ideas y crecer en ese proceso dialéctico en donde todos tiremos para el bien de todos y no del  propio o sólo de algunos pocos. Las artes y el proceso creador de todos frente a los procesos electorales generan diferentes respuestas en los artistas y creativos, dependiendo de sus perspectivas políticas y personales. Desde cualquier técnica que domine, el artista plástico puede verse impulsado a expresar sus opiniones políticas a través de sus obras. Con el tiempo muchas son testimonio de lo que acontecía en la época plasmada. Como artista he creado obras que reflejan mi apoyo o mi crítica a temas que tocan profundamente a la mujer, a la niñez y a las crisis sociales, donde el arte puede poner voz a los hechos desde el color, la mancha y la palabra hechas arte”.

El Argentino

¿En qué consiste tu trabajo?

En el presente y desde hace más de 15 años, estoy enfocada en aunar todo lo que las artes plásticas y la consultoría psicológica me brindan como herramientas y el arte va tomando forma como lenguaje. En el presente desarrollo talleres con el objetivo de conocernos a través de las artes plásticas realizando abstractos bajo diferentes técnicas pictóricas, explorando unidades temáticas elegidas en grupos pequeños. Todo lo demás, que hace a la vida de un artista plástico, como exposiciones, galerías, ferias de arte, residencias artísticas, eventos artísticos donde mostrar y vender las obras, vienen por añadidura al crecimiento en las técnicas tanto como en el aprendizaje que la experiencia nos depara desde las exposiciones colectivas e individuales”.

Un poema publicado en su libro “Dodekatheon”:

Despliega tus alas y…/ Vuela con las alas del alma y el corazón al viento/ Vuela mirando tu Norte sin perder el suelo/ Vuela con alas de ángel aunándote al cielo/ Vuela con la inocencia del niño y la sabiduría del viejo/ Vuela creyendo que puedes y sabiéndolo cierto/ Vuela haciéndote fuerte en la bruma incierta./ Vuela gozándolo todo planeando tus sueños…/ Planea un vuelo rasante escudriñando lo pequeño./ Planea desde lo alto sosteniéndote en vuelo./ Planea descubriéndolo todo, mirando desde lejos./ Planea con los sentidos abrazando lo eterno./ Planea absorbiendo gota a gota el universo…/ Posa tus pies en la tierra sabiéndola segura./ Posa hermanado a tu bandada./ Posa exultante mostrando tus plumas./ Posa y seduce a tu ave amada./ Posa, cuida y ama a tus compañeros de vuelo./ Vuela, planea, reposa y ama./ Porque la vida es eso…

María Cecilia Rodríguez nació en Buenos Aires en 1968. Escribió en varias antologías, dirigió tres a nivel internacional y publicó su primer libro.

El Argentino

Seguir leyendo

Las más leídas