fbpx
Conectate con El Argentino

Cultura

Vacaciones de invierno: toda la música de Canticuénticos en el ND Ateneo

La banda se presenta en el ND Teatro, en Paraguay 918, de jueves a domingos hasta el 31 de julio con dos funciones diarias, a las 15 y a las 17.30.

Publicado hace

#

Por Hernán Campaniello

La agrupación santafesina de música para las infancias Canticuénticos inició una serie de presentaciones en el porteño teatro ND Ateneo y desató una colorida fiesta en la que grandes y chicos cantaron y bailaron al ritmo de sus canciones profundas, que abarcan una innumerable cantidad de temáticas y reivindica los ritmos latinoamericanos.

Canticuénticos se presenta en el ND Teatro, en Paraguay 918, de jueves a domingos hasta el 31 de julio con dos funciones diarias, a las 15 y a las 17.30.

Además, en el medio de sus presentaciones porteñas, la banda santafesina brindará funciones en cuatro teatros bonaerenses: mañana en el Coliseo de Zárate, en el Maipú de Banfield el miércoles 20, en el Gran Ituzaingó el 26 y en el Coliseo Podestá de La Plata el 27.

Con canciones propias sobre ritmos folclóricos de la Argentina y Latinoamérica, la banda logra una profunda complicidad con su público, que vibra con la riqueza de una sonoridad propia.

En la entrada del casi centenario teatro ND Ateneo la mayoría de las familias que formaban fila llegaban para descubrir por primera vez en vivo a un grupo que sus hijos e hijas escucharon en escuelas y jardines de todo el país y del continente y que se instaló en la programación musical de sus hogares vía el canal de YouTube de la banda.

La tarde arrancó combinando humor, sorpresa, emoción y creatividad cuando la banda encadenó «Nada en su lugar», «Un remolino» y el celebrado candombe «Acá tá».

Luego llegaron el clásico «El Mamboretá», una historia de animales autóctonos con nombres en guaraní, encendió a los grandes y chicos que colmaron las 600 butacas del teatro.

La «Chacarera jeringosa», un vivaz trabalenguas que desató carcajadas generalizadas, y «Por qué, por qué», una catarata de preguntas que surgen de la curiosidad de los niños y niñas, despegaron a la audiencia de sus butacas.

Un público afectuoso aplaudió y disfrutó de una tarde llena de músicas, pocos días después de que la banda regresará de una gira de tres meses que abarcó Chile, Colombia y diferentes puntos de la Argentina.

El pico de emoción se dio con una sutil versión de «Hay secretos», que aborda con agudeza temas delicados como el abuso y el maltrato infantil y que se convirtió en una herramienta clave para que una niña se anime a contar un abuso que había sufrido; y del huayno «Pañuelito blanco», en homenaje a las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo para dejar en claro que con su propuesta original, alejada de los estereotipos, el conjunto se anima a hablar de todo.

La banda, que ya cuenta con cinco discos editados que transitan la amplia geografía de los ritmos folclóricos latinoamericanos, se encuentra trabajando en su sexto álbum.

En el ND Ateneo a modo de adelanto presentaron «El Lorito Teté», una canción que promete convertirse en un nuevo clásico de la banda, mientras en la entrada del teatro el público descubría entre el merchandising al Lorito y al «Monstruo de la laguna» en peluches artesanales y una nutrida colección de libros surgidos de las canciones.

Con la energía y el magnetismo que caracteriza a la agrupación, sobre el final la fiesta se desató con clásicos infaltables como «Bate con la cucharita», «La cumbia del monstruo», «Quiero para mí» y «Viene para acá».

Canticuénticos está integrado por Ruth Hillar (compositora, voz, flauta y acordeón), Laura Ibáñez (voz), Cintia Bertolino (voz invitada y asistencia de puesta en escena), Gonzalo Carmelé (bajo y coros), Daniel Bianchi (guitarra, cuatro y coros), Nahuel Ramayo (batería, percusión y coros), Sebastián Cúneo (producción, iluminación y video) y Darío Zini (asistencia de escenario, aerófonos y charango).

Pero más allá de la música, Canticuénticos no solo es una banda de música sino un colectivo dedicado a generar contenidos para las infancias.

En su presentaciones porteñas y en el conurbano el grupo continua presentando «Canticuénticos en papel» (ilustrados por Estrellita Caracol), que cuenta con nueve libros sobre los textos de las canciones, dos de ellos seleccionados por Nación para el Plan Nacional de Lectura.

El Argentino

Asimismo, suma en esta oportunidad «Canticuénticos en cartón» (ilustrados por Martina Cúneo), una colección de libros pequeños en cartoné (hojas duras) pensada especialmente para la primera infancia.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Buenos Aires

Técnópolis celebró su visitante número 500 mil de las vacaciones de invierno

Desde el 4 de agosto hasta el mes de octubre recibirán durante los jueves y viernes a estudiantes de escuelas de todo el país.

Publicado hace

#

Tecnópolis, la mega muestra de arte, cine y tecnología, festejó hoy su visitante número 500.000 de estas vacaciones de invierno bajo el lema “Argentina soberana, creando futuros”, con más de 100 experiencias interactivas a cargo de 60 organismos públicos y privados y una amplia oferta de espectáculos, recitales y charlas.

El arco de ingreso al predio de Villa Martelli se llenó de colores a las 15.15 como parte de esos festejos, y miles de visitantes empezaron a recorrer la megamuestra. «Acercar a todos los jóvenes lo que es la ciencia y la tecnología argentina, es el objetivo de Tecnopólis», aseguró el ministro de Ciencia, Daniel Filmus quien visitó los stands junto a su par de Cultura, Tristán Bauer, y la directora de Tecnópolis, María Rosenfeld.

Los funcionarios visitaron el Polo Verde Futuro “Argentina en el espacio”, un sector destinado a la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), donde los visitantes pueden ingresar a un simulador en una sala de cine 4D y experimentar el despegue del cohete Tronador II como si estuvieran a bordo.

También pudieron ver una muestra de Invap, empresa que construye y desarrolla satélites en Bariloche, con distintas salas en donde pueden aprender sobre satélites y tecnología espacial.

“Saber que Argentina es uno de ocho países del mundo que puede hacer satélites me llena de orgullo, porque eso habla de la calidad de nuestra gente, nuestro sistema educativo, el Conicet y nuestros investigadores”, dijo Filmus.

Y agregó, “nuestro objetivo es despertar vocaciones científicas. Los chicos deciden qué carrera van a seguir intuitivamente en los primeros años de la escuela básica. La forma de acercarse a los chicos es de una forma entretenida. Todos los espacios son muy interactivos, es increíble que haya habido en estos pocos días medio millón de visitas, esto implica que realmente hay un afecto, amor, cariño y una necesidad de espacios iguales a Tecnópolis”, concluyó.

Por su parte, el ministro de Cultura, Tristán Bauer, expresó que el parque se encuentra fundamentalmente “al servicio de la ciencia y la tecnología” y destacó la actitud de los niños haciéndole preguntas a los guías en cada estación.

“Tecnópolis es un gran despertador de vocaciones, una celebración de la cultura y la tecnología. Permanentemente venimos, la recorremos y hablamos con los visitantes y recibimos alegría de pasar el día, felicidad y también de descubrimiento y conocimiento”, dijo Bauer.

“El mar como territorio”, ubicado en el polo rojo innovación, es uno de los pabellones y plataformas más visitados, según los organizadores. Allí, las familias pueden encontrar distintas salas inmersivas con distintas temáticas respecto a la contaminación con plásticos de los océanos, muestras sobre Argentina bicontinental, y “Pisar Malvinas”, un espacio interactivo en el que se simula estar en la islas.

Para la directora de Tecnópolis, María Rosenfeld, Tecnópolis es un “proyecto educativo y cultural que democratiza el acceso al arte, la ciencia y la tecnología” y señaló que el Laboratorio de Artes Electrónicas, ubicado en polo rojo, es un espacio “donde los chicos pueden aprender a ser desarrolladores, tienen talleres de robótica y hacen inteligencia artificial e hidrógeno verde».

Además, explicó que a partir del 4 de agosto hasta el mes de octubre recibirán durante los jueves y viernes a estudiantes de escuelas de todo el país.

La muestra este año agregó un espacio destinado a la primera infancia para niños y niñas menores de 3 años.

Tecnópolis está dividido en cinco polos. «El Asombroso Parque de Zamba» y «Nina» son los lugares más destacados, destinado a los más pequeños, ya que los invita a poner el cuerpo en movimiento. y conocer a distintos próceres de nuestra historia, además tienen espacios para jugar y realizar distintos desafíos científicos y trivias de distinto tipo.

Tierra de Dinos, ubicado en el polo «Violeta Imaginación», es una de las muestras más concurridas ya que cuenta con réplicas animatrónicas de los dinosaurios que habitaron nuestro territorio.

Al predio de Tecnópolis se puede ingresar por sus dos accesos principales: Avenida Juan Bautista de la Salle 4500 y Avenida de los Constituyentes 2220 (Villa Martelli), y el ingreso de Av. de los Constituyentes funciona como posta de vacunación contra el Covid-19.

Durante la última semana de vacaciones, el parque abrirá de miércoles a domingos de 12 a 19.

El Argentino
Seguir leyendo

Las más leídas