fbpx
Conectate con El Argentino

Análisis

Estadios, calles, museos: el nombre de Pelé presente por todo Brasil

Por Gerardo Molina.

Publicado hace

#

Por Gerardo Molina

La muerte de Pelé , sacudió al mundo del fútbol. Pero el Rey no será olvidado. Su nombre ya se difunde por todo Brasil, en estadios, calles, museos.Y eso le pasó a Pelé, aún vivo, hasta en Salto, en el interior de São Paulo, donde las calles sólo llevan los nombres de los muertos. Desde 1970, Rua Pelé existe hasta en esa ciudad.Si alguien dice que vive en la Rua Edson Arantes do Nascimento, es importante preguntar cuál.

Después de todo, hay calles con ese nombre en Três Corações Barbacena (MG), São José do Rio Preto (SP), Campo Formoso (BA) en Caruaruel nombre es el mismo, pero en este caso es una avenida.Ahora, si es Rua Pelé, pueden estar hablando de Feira de Santana, São João do Meriti o Serra, además de Salto. Hay otra variación famosa: Rua Rei Pelé, que aparece en los mapas de Araci, Barreiras, Cariacica, Rio de Janeiro, Foz do Iguaçu y Belém.

Los homenajes van mucho más allá de las calles, y probablemente el edificio más famoso que lleva el nombre de la estrella sea el Estadio Rei Pelé, en Maceió. En la capital del país, hubo un hermano del estadio de Alagoas hasta 2009. Pelezão, que oficialmente se llamó Estádio Edson Arantes do Nascimento después de ser Estádio Municipal de Brasilia, también recibió al Rey y tuvo sus redes sacudidas por él.

En 1967, Santos anotó 5-1 contra el equipo de Brasilia y Pelé anotó una vez.Pelezão es también el nombre popular del Centro Educativo y Deportivo Edson Arantes do Nascimento, de la Municipalidad de São Paulo. Fundado en 1969, el club hoy cuenta con un área de 100 mil metros cuadrados, con canchas, piscinas, cancha de fútbol, ​​gimnasio y mucho más.En Santos (SP), la ciudad que presentó al Rey al mundo, abundan los homenajes.

Está el Rei Pelé CT, donde Santos realiza entrenamientos para sus equipos juveniles y profesionales, y también el Museo Pelé. El edificio histórico estuvo listo en 1872, a pedido del Comandante Ferreira Netto.

La casa está catalogada como patrimonio histórico por la Consejería para la Defensa del Patrimonio Histórico, Arqueológico, Artístico y Turístico desde 1983, dos años antes del primero de los dos incendios que afectaron al lugar, en 1985 y 1992.Allí se exhiben más de 2.500 artículos, entre fotografías, camisetas y otros objetos relacionados con la vida del as.

Tras la muerte de Pelé, el gobierno de São Paulo anunció que el complejo vial que se está construyendo en la entrada a Santos también llevará su nombre, como «Rey Pelé».

Si Santos fue la ciudad donde apareció Pelé, fue en Três Corações donde nació, y allí está la Casa Pelé. Reconstruido por el artista plástico Fernando Ortiz, con la ayuda de la memoria de la madre y el tío de Pelé, el espacio recrea el ambiente donde nació el pequeño Edson.

Todavía en la ciudad del interior de Minas Gerais, además de la calle y el gimnasio que lleva el nombre de la estrella, está la Praça Pelé, donde se encuentra la estatua de Pelé, levantando la copa Jules Rimet y la marca del legendario derecho. pie desde 1971, cuando el espacio adquirió este nuevo nombre.

La Praça Pelé, de hecho, se llama oficialmente Praça Coronel José Martins, un militar y dueño de esclavos que murió en la ciudad en 1900. Pero Fernando Ortiz, el mismo artista de la casa, acudió al ayuntamiento con esta información y, en Julio de 2022, logró aprobar un proyecto de ley, cambiando oficialmente el nombre del lugar a Praça Pelé.Pelé monumental.!

Opinión

Las apelaciones que se vienen

Se espera por el veredicto en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa y más allá de la expectativa que se ha generado, cualquiera sea el fallo del Tribunal, se avecina una batalla judicial con los recursos que interpondrán las partes

Publicado hace

#

Por Néstor Llidó

El clamor popular de Perpetua para Todos se vio reflejado en el pedido de la pena máxima para los ocho acusados por el asesinato de Fernando Báez Sosa que formularon tanto la Fiscalía, como los abogados querellantes. Y tal como se esperaba, en contraposición la defensa de los imputados apuesta a las condenas por un delito que no contemple la figura del homicidio agravado, sino que en manera subsidiaria, lo considere homicidio en riña o preterintencional (sin intención del resultado muerte), al margen de un pronunciamiento alegórico por la absolución.

Resta una semana para que se conozca la decisión de los tres integrantes del Tribunal Oral Criminal Nro. 1 de Dolores, esos que encabezaron 13 audiencias, escucharon a los testigos, observaron una y otra vez los videos del ataque criminal y ahora tienen en sus manos una resolución, destinada a recibir cuestionamientos. Y más allá de que haya perpetuas u otro tipo de penas, hasta menores y que deriven en la excarcelación de algunos de los ocho acusados o que sigan presos, se avecina un largo peregrinar de apelaciones. Sin dudas, arrancará ante la Casación Penal bonaerense, luego la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires y hasta quizás, llegar a la Corte a nivel nacional, agotando todas las instancias posibles.

Cuesta aceptar esa frase de “el hecho no está probado” que lanzó el abogado defensor Hugo Tomei y del análisis de las evidencias también la de “todos mataron” esgrimida por los letrados de la familia Báez Sosa y los dos fiscales. En lo práctico, se observa que varios de los imputados no golpearon, aunque hayan contribuido con su accionar y encubrimiento, además establecer la premeditación como plan homicida es otro de los puntos que entran en seria discusión.

Desde la empatía con Graciela Sosa y Silvino Báez, esos padres que perdieron a su único hijo, ese pibe que estudiaba, desarrollaba tareas solidarias y solo pretendían pasar unos días de vacaciones con sus amigos en Villa Gesell, se da toda una corriente que camina hacia una condena que sirva como ejemplo, que castigue a los autores del ataque. Empero en un debate oral y público, donde se exponen y contraponen las pruebas, hay toda una serie de elementos jurídicos que operan y deben formar parte de los fundamentos de la sentencia, cualquiera sea el veredicto.

No se trata de un Prode, donde apostar a que ocurrirá con el fallo. Y donde si hay perpetua o penas menores, nada hay que festejar como sociedad y si mucho que replantearse. Se trata de cuestiones difíciles de interpretar, como toda aquella que se mueve entre la razón y el sentimiento. Y si sabe que, aunque la mayoría aguarde el fin de este juicio, solo es el principio de las apelaciones que se vienen.

Seguir leyendo

Las más leídas