fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Acusados por muerte de Maradona libres y trabajando

Los ocho imputados en la causa, calificada como “homicidio con dolo eventual”, continúan cumpliendo funciones en distintos centros de salud, al ser beneficiados sin prisión preventiva, mientras se aguarda por la definición para que se desarrolle el juicio

Publicado hace

#

Al cumplirse el segundo aniversario de la muerte de Diego Armando Maradona se espera de que la Cámara de Apelaciones de San Isidro defina si la causa finalmente va a un juicio oral, donde los ocho imputados podrían terminar condenados a una pena de entre 8 y 25 años.

Cabe recordar que los médicos, psicólogos y enfermeros están acusados del delito de “homicidio con dolo eventual”, pero como ninguno de ellos fue procesado con prisión preventiva, continúan trabajando en hospitales públicos o clínicas privadas.

Por la muerte del Diego, están imputados el neurocirujano Leopoldo Luciano Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov, el psicólogo Carlos Angel Díaz, la médica coordinadora de la prepaga Swiss Medical, Nancy Edith Forlini, el coordinador de enfermeros Mariano Ariel Perroni, los enfermeros Ricardo Omar Almirón y Dahiana Gisela Madrid y el médico clínico Pedro Pablo Di Spagna.

“Todos ellos pese a estar procesados en la causa, aunque sin prisión preventiva pese a lo grave de la calificación, continúan trabajando en la actualidad en sus respectivas actividades”, se indicó.

Al respecto, se detalló que Luque en Hospital El Cruce-Néstor Kirchner de Florencio Varela y en Hospital Alemán del barrio porteño de Recoleta, Cosachov en su consultorio privado y en un hospital del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el psicólogo Díaz en distintas ONG de tratamiento de adicciones, Forlini sigue trabajando en el Swiss Medical Group y Di Spagna como parte del cuerpo médico del plantel profesional del Club Atlético Huracán.

En el último mes de mayo, el titular del Juzgado de Garantías Nro. 2 de San Isidro, Orlando Díaz, luego del requerimiento del equipo de fiscales que instruyó la causa, elevó el expediente a juicio oral, pero las defensas de los ocho imputados apelaron aquella resolución y desde entonces la causa está bajo el análisis de la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro.

En tal sentido, trascendió que el último movimiento del expediente fue que el defensor de Cosachov, Vadim Mischanchuk, solicitó ante la Cámara lo que técnicamente se denomina audiencia para mejorar en forma oral los argumentos de su apelación, en la que pidió el sobreseimiento de la psicóloga y, en su defecto, un eventual cambio a una calificación más benigna para su clienta.

A este pedido se sumó también el defensor de la enfermera Madrid, el abogado Rodolfo Baqué, por lo que antes de tomar la decisión de si todos van a juicio o no y si será con la imputación que a cada uno de ellos le hizo la Fiscalía, la Sala III de la Cámara de San Isidro deberá fijar una fecha para esta audiencia.

Allí se verán las caras las defensas y el equipo de tres fiscales que compuso especialmente para esta causa compleja el fiscal general de San Isidro, John Broyad, y que está integrado por sus adjuntos, Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, y por la fiscal de Benavídez, Laura Capra.

Recién si la Cámara de San Isidro confirma todo lo actuado en la instrucción, la causa ira a sorteo para designar al Tribunal Oral en lo Criminal de San Isidro que deba juzgar, no antes del segundo semestre 2023, según las estimaciones, a los acusados.

Cuando el 22 de junio pasado elevó la causa a juicio, el juez Díaz sostuvo que los ocho imputados no cumplieron “con el mandato de actuar que la buena práctica médica colocaba en sus cabezas”, y que como “garantes” de la condición del ex futbolista, tuvieron la posibilidad de “revertir” su cuadro cardíaco y no lo hicieron.

En su fallo, Díaz también elevó a juicio a Luque por el delito de “uso de documento privado falso”, porque le imputan haber usado una firma falsificada de Maradona para pedir una historia clínica; y a Cosachov por “falsedad ideológica”, ya que se la acusa de haber confeccionado un certificado de aptitud mental de Diego sin ir a visitarlo.

Los fiscales Ferrari, Iribarren y Capra y el juez Díaz coincidieron en que todos deberán enfrentar una imputación como presuntos coautores de un “homicidio simple con dolo eventual”.

Según la hipótesis planteada en el requerimiento de elevación a juicio, el equipo médico de Maradona fue “deficiente”, “temerario” e “indiferente”, sabía que el “10” podía morirse en el estado en el que se encontraba y no hizo nada para evitarlo.

Pese a ser un delito que tiene una pena en expectativa de 8 a 25 años de prisión, los fiscales nunca pidieron las detenciones y los ocho acusados siempre estuvieron en libertad y así llegarán al juicio oral si se confirma para ellos.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Denuncia

Grandes diarios del mundo pidieron el fin de la persecución a Julian Assange

The New York Times, The Guardian, Le Monde, El País y Der Spiegel tomaron la iniciativa y le solicitaron al gobierno estadounidense que termine con el asedio al creador de Wikileaks. Ni Clarín ni La Nación se sumaron al pedido.

Publicado hace

#

«Ha llegado el momento de que el Gobierno de Estados Unidos ponga fin a su persecución a Julian Assange» porque «publicar no es un delito», consideraron los responsables de los diarios El País, Le Monde, The Guardian, New York Times y Der Spiegel.

Los diarios español El País, francés Le Monde, inglés The Guardian, estadounidense New York Times y alemán Der Spiegel pidieron a Estados Unidos que retire los cargos contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por la filtración masiva de documentos clasificados.

«Obtener y revelar información delicada es una parte fundamental del trabajo diario de los periodistas», escribieron los responsables de los cinco periódicos sobre el activista australiano Assange, que está detenido en el Reino Unido intentando no ser extraditado a Estados Unidos.

«Si este trabajo se criminaliza, nuestro discurso público y nuestras democracias se debilitan considerablemente», evaluaron en una carta abierta.

«Obtener y revelar información delicada es una parte fundamental del trabajo diario de los periodistas. Si este trabajo se criminaliza, nuestro discurso público y nuestras democracias se debilitan considerablemente»

Assange, de 51 años, ha recurrido una decisión de la Justicia británica de extraditarlo a Estados Unidos, que quiere juzgarlo por haber difundido desde 2010 cientos de miles de documentos confidenciales estadounidenses, militares y diplomáticos, especialmente sobre las guerras de Irak y Afganistán.

De ser declarado culpable de espionaje por la Justicia estadounidense, Assange podría ser condenado a 175 años de prisión.

Tras siete años refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, Assange fue detenido por la policía británica en 2019.

Desde entonces, se encuentra preso en una cárcel de alta seguridad ubicada al sureste de Londres, a la espera del fallo sobre su recurso contra la decisión del Gobierno británico de extraditarlo.

«Transcurridos 12 años desde la publicación» de los primeros documentos por parte de Assange, «ha llegado el momento de que el Gobierno de Estados Unidos ponga fin a su persecución a Julian Assange» porque «publicar no es un delito», agregaron los responsables de los diarios.

El grupo de directores y editores, que trabajó con Assange, recordó que «sintió la necesidad de criticar públicamente su conducta en 2011, cuando se divulgaron copias no editadas de los documentos».

«Algunos de nosotros nos preocupan las acusaciones que aparecen en el sumario, según las cuales intentó ayudar en la intrusión informática de una base de datos secreta», dijeron, informó la agencia de noticias AFP.

«Pero ahora nos unimos para expresar nuestra profunda preocupación por la continua persecución a Julian Assange por obtener y publicar materiales clasificados», aseguraron en el texto.

Además, precisaron que una vieja ley de 1917 contra el espionaje que invocó el Departamento de Justicia estadounidense durante el mandato del expresidente Donald Trump para sustentar su caso contra Assange «nunca se había utilizado para procesar a un editor o a una cadena».

«Esta inculpación sienta un peligroso precedente y amenaza con socavar (…) la libertad de prensa», añadieron.

El mes pasado, el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, publicó nuevas directrices que protegen más a los periodistas pero no hacen presagiar cambios para el fundador de WikiLeaks.

Estas permiten procesar a los periodistas sospechosos de actuar como agentes de potencias extranjeras según un enfoque caso por caso para aquellas personas que no son consideradas periodistas en el sentido tradicional.

N. de R.: El Argentino no es un diario hegemónico, pero participó y participa de la campaña internacional por la libertad de Julian Assange.

El Argentino
Seguir leyendo

Las más leídas