fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Aberrantes testimonios en alegatos de juicio a una secta

A lo largo de más de tres horas, la fiscalía ante el Tribunal Oral Federal en lo Criminal 1 de la localidad balnearia expuso los fundamentos y los detalles de su acusación, tras casi cinco meses de audiencias en las que declararon decenas de testigos.

Publicado hace

#

Quemaduras, rebencazos, duchas de agua fría, patadas, cinturonazos, ahogamientos en un inodoro y violaciones fueron algunas de las torturas relatadas hoy durante los alegatos de cierre del juicio que se le sigue en la ciudad de Mar del Plata a los integrantes de una secta, acusados de reducir a la servidumbre y explotar sexual y laboralmente a más de 30 personas.

A lo largo de más de tres horas, la fiscalía ante el Tribunal Oral Federal en lo Criminal 1 de la localidad balnearia expuso los fundamentos y los detalles de su acusación, tras casi cinco meses de audiencias en las que declararon decenas de testigos.

La lectura corrió por cuenta del ayudante fiscal Carlos Fioritti, quien avanzó con la primera parte del alegato del Ministerio Público Fiscal, referida a los delitos de «trata de personas, reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral, sexual y económica» por los que están imputados Silvia Cristina Capossiello, Sinecio de Jesús Coronado Acurero y Luis Antonio Fanesi.

Capossiello -pareja de Eduardo Nicosia, líder fallecido de la organización-, Coronado Acurero y Fanesi están acusados de formar parte de una organización que actuaba desde el Hotel City, en pleno centro marplatense, y que se valía «de un proceso de coerción psicológica y aislamiento de las víctimas, típico de las organizaciones sectarias, a partir de la manipulación psicológica que se les imponía».

La audiencia fue seguida de manera presencial por el juez Roberto Falcone, mientras que los magistrados Fernando Machado Pelloni y Nicolás Toselli lo hicieron de manera remota, al igual que Fabián Céliz, quien reemplaza al fiscal ante el tribunal Juan Manuel Pettigiani.

De acuerdo a la fiscalía, la secta fue «una organización criminal porque su estructura fue utilizada por los imputados para cometer delitos», tanto en Venezuela como en Argentina, desde principios de la década de 1970, hasta su desarticulación, en julio de 2018.

Según se indicó en la audiencia, captaba a «gente interesada en lo espiritual», para «luego explotarlas sexual y laboralmente», pedirles «la entrega de bienes y dinero» y someterlas a «un proceso de despersonalización» que les impedía tomar decisiones propias.

Entre los testimonios descriptos por la Fiscalía se destacaron los de los hijos que el líder de la secta tuvo con algunas de las integrantes y con Capossiello, quienes fueron «criados en cautiverio» y fueron «adiestrados» para ocultar «la situación de servidumbre» en la que crecieron.

Tal como detalló Fioritti en el alegato, una de las víctimas relató que vivió «siempre encerrada», que era obligada a «trabajar extensas jornadas» y que sufrió «castigos y palizas» durante 46 años, hasta que logró escapar en 2017, por temor a que abusaran sexualmente de su hija, tal como había ocurrido con ella.

Según relevó la fiscalía, las víctimas declararon que eran «entrenados como perros», que comían «pomada de zapatos con sacarina» o «comida balanceada para conejos», por el hambre que sufrieron en ocasiones, y que eran golpeadas con un rebenque para caballos.

Recordó, además, que otro de los hijos del líder relató en el juicio que fue colgado de una ventana con una soga por el tobillo cuando era un niño, como castigo, y que para ir al baño debían pasar cerca de un puma que su padre había comprado para que lo defienda, cuando la secta funcionaba en una quinta en el partido bonaerense de Moreno.

En la lectura de la acusación, se enumeraron relatos de una víctima que aseguró haber sido «ahogado con la cabeza dentro del inodoro», otra que dijo que lo «arrojaban por la escalera» a los 3 años, y que les aplicaban «pinzas de acupuntura» en los dientes y electricidad en los genitales.

Además, «les decían que el dolor no existía, que era una ilusión», que «para el afuera, todo lo que sucedía en la secta debía parecer normal», que el líder era «un gurú espiritual», un «ser evolucionado» e incluso la «reencarnación de Jesucristo», y por ese motivo las palizas eran «una bendición».

Para la Fiscalía, la participación criminal de los tres acusados «quedó probada», y el próximo lunes continuará el alegato respecto de los delitos de adulteración de identidad de menores de 10 años, resistencia a la autoridad, acopio de armas de fuego y abuso sexual.

Luego será el turno de la querella, y se espera que el lunes 25 presente su alegato de cierre la defensa de los imputados, quienes cumplen prisión preventiva en unidades del Servicio Penitenciario Federal.

Un cuarto acusado al iniciarse el juicio, el psicólogo Fernando Ezequiel Velázquez, falleció semanas atrás, mientras cumplía prisión preventiva.

Anuncio
Seguir leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Seguridad

Biden y Trump llevarán a Texas la polémica sobre el uso de armas tras el tiroteo

«Jill (su esposa) y yo viajaremos a Texas en los próximos días para encontrarnos con las familias y hacerles saber que sentimos su dolor», dijo Biden en la Casa Blanca, mientras Trump confirmó que hablará el viernes en una convención de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), en medio de exhortaciones a restringir más las armas de fuego.

Publicado hace

#

@

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su antecesor, Donald Trump, anunciaron hoy que en los próximos días llevarán sus posturas opuestas sobre el control al uso de armas de fuego a Texas, donde un joven mató ayer a 21 personas en una escuela, en un tiroteo que conmovió al mundo y del que se revelaron nuevos detalles.

«Jill (su esposa) y yo viajaremos a Texas en los próximos días para encontrarnos con las familias y hacerles saber que sentimos su dolor», dijo Biden en la Casa Blanca, mientras Trump confirmó que hablará el viernes en una convención de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), en medio de exhortaciones a restringir más las armas de fuego.

Ayer, Salvador Ramos, de 18 años, usó un rifle semiautomático estilo AR-15 para asesinar a 19 chicos y dos profesores en una escuela de la ciudad de Uvalde, Texas, y luego fue abatido.

La masacre ocurrió tras una serie de tiroteos masivos en Estados Unidos este mes, como el del sábado 14, cuando un autoproclamado supremacista blanco de 18 años mató a tiros a 10 personas en una tienda en Buffalo, Nueva York.

Pese a lo recurrente de esas masacres, múltiples iniciativas para reformar las regulaciones de armas fracasaron en el Congreso y fueron dejando en manos de los estados y los gobiernos locales la potestad de endurecer o flexibilizar sus propias restricciones.

Trump dijo hoy que hablará esta semana en una convención de la NRA, el poderoso lobby enemigo de todo control sobre el uso de armas, prevista para el viernes. 

«Estados Unidos necesita soluciones reales y un liderazgo real en este momento, no políticos y partidismo», dijo el expresidente en su red social, Truth Social.

«Por eso mantendré mi compromiso de larga data de hablar en Texas en la Convención de la NRA y realizar un importante discurso a Estados Unidos», dijo Trump. 

Los planes y las palabras del ex mandatario republicano lo colocan en oposición directa a Biden, quien dijo anoche, tras el tiroteo en Uvalde, que Estados Unidos debe enfrentarse a la NRA y promulgar leyes significativas para frenar la violencia armada. 

«¿Cuándo, por el amor de Dios, haremos lo que todos sabemos en nuestras entrañas que debe hacerse?» preguntó Biden, con una voz cargada de emoción, en un discurso a la nación en las horas posteriores al ataque.

En tanto, el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbot, aportó hoy más detalles sobre la trágica tarde en la escuela primaria Robb en Uvalde.

El autor de la masacre había advertido en mensajes en línea minutos antes del ataque que le había disparado a su abuela e iba a disparar contra una escuela, dijo Abbott.

Ramos usó un rifle semiautomático estilo AR-15 en el derramamiento de sangre que terminó con la policía irrumpiendo en un salón de clases y matándolo. Había comprado legalmente dos de esos rifles solo unos días antes, poco después de su cumpleaños, dijeron las autoridades.

“El mal barrió a Uvalde ayer, cualquiera que le dispare a su abuela en la cara tiene que tener maldad en su corazón”, dijo el gobernador.

“Pero es mucho más malvado que alguien dispare a niños pequeños”, agregó, aunque precisó que Ramos no tenía antecedentes penales ni de salud mental conocidos.

Los investigadores no arrojaron luz sobre el motivo del ataque, que también dejó al menos 17 personas heridas.

Pero aproximadamente media hora antes del baño de sangre, Ramos envió tres mensajes en línea, dijo Abbott

En el primero escribió que le iba a disparar a su abuela, luego que le había disparado a la mujer y finalmente que iba a dispararle a una escuela primaria, según Abbott. No estaba claro si Ramos especificó qué escuela.

Ramos envió mensajes de texto privados uno a uno en Facebook que fueron “descubiertos después de la terrible tragedia”, dijo Andy Stone, vocero de la compañía. Dijo que Facebook está cooperando con los investigadores.

Anuncio

El demócrata Beto O’Rourke, que se postula contra Abbott para gobernador, interrumpió la conferencia de prensa del mandatario texano y calificó la tragedia de «predecible».

Señalando con el dedo a Abbott, dijo: “Esto depende de ti hasta que elijas hacer algo diferente. Esto seguirá pasando”.

O’Rourke fue escoltado mientras los miembros de la multitud le gritaban, y un hombre lo llamó «hijo de puta enfermo».

Texas tiene algunas de las leyes más favorables a las armas en la nación y ha sido escenario de algunos de los tiroteos más mortíferos en el país en los últimos cinco años.

Uvalde está a unos 120 kilómetros de la frontera con México, cuyo presidente, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que «no hay duda» de que la mayoría de las 21 víctimas mortales del tiroteo son de origen mexicano.

«Esa región de Texas pertenecía a México, baste ver los apellidos, son hijos o nietos de mexicanos», señaló.

Por otra parte, el papa Francisco dijo que tenía «el corazón roto» tras la matanza y denunció el comercio «incontrolado» de armas.

«Tengo el corazón roto por esta matanza cometida en una escuela primaria de Texas, rezo por los niños y por los adultos muertos y por sus familias», dijo el Papa tras la audiencia general del Vaticano.

«Es hora de decir ‘basta’ al tráfico incontrolado de armas», agregó, según informó la agencia de noticias AFP.

Seguir leyendo

Las más leídas