fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Masacre de Wilde: Querella también pidió perpetuas

El abogado de la viuda de una de las víctimas de este caso de gatillo fácil solicitó la pena máxima para los siete ex policías imputados. Calificó a hecho como “una cuádruple ejecución extra legal, más una tentativa de homicidio»

Publicado hace

#

En su alegato ante el Tribunal Oral Criminal Nro. 3 de Lomas de Zamora, el abogado Ciro Annicchiarico, quien representa a una de las querellas, pidió que el grupo de policías acusados de haber cometido la Masacre de Wilde sean condenados a prisión perpetua.

El letrado de Raquel Gazzanego, esposa de Edgardo Cicutín (una de las cuatro víctimas), de sus hijos y del único sobreviviente, Claudio Díaz, se pronunció por la pena máxima y la inmediata detención ante el riesgo de fuga de los ex comisarios Roberto Mantel y Eduardo Gómez, el ex suboficial Osvaldo Lorenzón, los ex subtenientes Marciano González y Pablo Dudek y los ex oficiales Julio Gatto y Marcelo Valenga.

Todos estos ex policías llegaron al debate en libertad, pese a estar acusados de “homicidio agravado por alevosía por la generación de un peligro común y por haber mediado el concurso premeditado de dos o mas personas, en cuatro oportunidades” y por el mismo delito en grado de tentativa respecto del sobreviviente.

Durante su extensa exposición, Annicchiarico afirmó que “no hubo ningún enfrentamiento, sino que fue una encerrona sorpresiva y se trató una “cuádruple ejecución extra legal mas una tentativa de homicidio”. “Es tan evidente la mecánica de los hechos, la materialidad ilícita, el dolo de homicidio y la autoría, que entenderlo de otro modo sería cerrar los ojos a la verdad, no hacer justicia”, enfatizó.

Luego, agregó que “si se trataba de interceptar a sospechosos de algún delito, la obligación policial era hacerlo conforme a las reglas que gobiernan la buena actuación de prevención y que emergen de la ley procesal penal también que regia en ese momento, darse a conocer como auto policial, subsiguiente detención y puesta a disposición de la justicia, que es la única encargada de administrarla”.

Por último, el abogado querellante pidió a los jueces que “dispongan la inmediata detención de los imputados ante la índole y trascendencia de los delitos cometidos y el riesgo posible de entorpecimiento de la investigación”.

Para mañana está previsto el alegato del abogado Gustavo Romano Duffau, quien representa a Patricia de Angelis, esposa del remisero asesinado Norberto Corbo, que llevaba a los pasajeros Gustavo Mendoza y Enrique Bielsa. Mientras que la próxima semana lo harán las defensas de los policías acusados de haber perpetrado la Masacre de Wilde, el 10 de enero de 1994 y donde mataron a cuatro inocentes, en una práctica de gatillo fácil.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Denuncia

Grandes diarios del mundo pidieron el fin de la persecución a Julian Assange

The New York Times, The Guardian, Le Monde, El País y Der Spiegel tomaron la iniciativa y le solicitaron al gobierno estadounidense que termine con el asedio al creador de Wikileaks. Ni Clarín ni La Nación se sumaron al pedido.

Publicado hace

#

«Ha llegado el momento de que el Gobierno de Estados Unidos ponga fin a su persecución a Julian Assange» porque «publicar no es un delito», consideraron los responsables de los diarios El País, Le Monde, The Guardian, New York Times y Der Spiegel.

Los diarios español El País, francés Le Monde, inglés The Guardian, estadounidense New York Times y alemán Der Spiegel pidieron a Estados Unidos que retire los cargos contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por la filtración masiva de documentos clasificados.

«Obtener y revelar información delicada es una parte fundamental del trabajo diario de los periodistas», escribieron los responsables de los cinco periódicos sobre el activista australiano Assange, que está detenido en el Reino Unido intentando no ser extraditado a Estados Unidos.

«Si este trabajo se criminaliza, nuestro discurso público y nuestras democracias se debilitan considerablemente», evaluaron en una carta abierta.

«Obtener y revelar información delicada es una parte fundamental del trabajo diario de los periodistas. Si este trabajo se criminaliza, nuestro discurso público y nuestras democracias se debilitan considerablemente»

Assange, de 51 años, ha recurrido una decisión de la Justicia británica de extraditarlo a Estados Unidos, que quiere juzgarlo por haber difundido desde 2010 cientos de miles de documentos confidenciales estadounidenses, militares y diplomáticos, especialmente sobre las guerras de Irak y Afganistán.

De ser declarado culpable de espionaje por la Justicia estadounidense, Assange podría ser condenado a 175 años de prisión.

Tras siete años refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, Assange fue detenido por la policía británica en 2019.

Desde entonces, se encuentra preso en una cárcel de alta seguridad ubicada al sureste de Londres, a la espera del fallo sobre su recurso contra la decisión del Gobierno británico de extraditarlo.

«Transcurridos 12 años desde la publicación» de los primeros documentos por parte de Assange, «ha llegado el momento de que el Gobierno de Estados Unidos ponga fin a su persecución a Julian Assange» porque «publicar no es un delito», agregaron los responsables de los diarios.

El grupo de directores y editores, que trabajó con Assange, recordó que «sintió la necesidad de criticar públicamente su conducta en 2011, cuando se divulgaron copias no editadas de los documentos».

«Algunos de nosotros nos preocupan las acusaciones que aparecen en el sumario, según las cuales intentó ayudar en la intrusión informática de una base de datos secreta», dijeron, informó la agencia de noticias AFP.

«Pero ahora nos unimos para expresar nuestra profunda preocupación por la continua persecución a Julian Assange por obtener y publicar materiales clasificados», aseguraron en el texto.

Además, precisaron que una vieja ley de 1917 contra el espionaje que invocó el Departamento de Justicia estadounidense durante el mandato del expresidente Donald Trump para sustentar su caso contra Assange «nunca se había utilizado para procesar a un editor o a una cadena».

«Esta inculpación sienta un peligroso precedente y amenaza con socavar (…) la libertad de prensa», añadieron.

El mes pasado, el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, publicó nuevas directrices que protegen más a los periodistas pero no hacen presagiar cambios para el fundador de WikiLeaks.

Estas permiten procesar a los periodistas sospechosos de actuar como agentes de potencias extranjeras según un enfoque caso por caso para aquellas personas que no son consideradas periodistas en el sentido tradicional.

N. de R.: El Argentino no es un diario hegemónico, pero participó y participa de la campaña internacional por la libertad de Julian Assange.

El Argentino
Seguir leyendo

Las más leídas