fbpx
Conectate con El Argentino

Mundo

Pelosi dice que EEUU no abandonará a Taiwán pese a la ira de China por su visita

«Nunca los abandonaremos», le dijo Pelosi a la presidenta Tsai Ing-wen antes de que su avión despegara esta mañana desde Taipei para seguir con su gira por Asia.

Publicado hace

#

La presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, finalizó hoy una polémica visita a Taiwán en la que reafirmó el compromiso de su país con la autonomía de la isla que China considera parte irrenunciable de su territorio y por lo que, indignada con lo que considera una «provocación», reaccionó con ejercicios militares, despliegue de aviones de guerra y sanciones económicas.

«Nunca los abandonaremos», le dijo Pelosi a la presidenta Tsai Ing-wen antes de que su avión despegara esta mañana desde Taipei para seguir con su gira por Asia.

«El mundo enfrenta hoy una elección entre la democracia y la autocracia. La determinación de Estados Unidos de preservar la democracia, aquí en Taiwán y alrededor del mundo, se mantiene incontrovertible», manifestó Pelosi a la presidenta, según informó la agencia de noticias AFP.

La reacción de China, que considera a Taiwán como parte de su territorio, no se hizo esperar, y la Cancillería afirmó ayer que Estados Unidos estaba desplegando acciones «extremadamente peligrosas» y anunció ejercicios militares cerca de Taiwán y una movilización de armamento que inquietó a los países vecinos.

«El Ejército Popular de Liberación (EPL) de China está en alerta máxima y lanzará una serie de acciones militares selectivas para (…) defender la soberanía nacional y la integridad territorial y frustrar la interferencia externa y los intentos separatistas de ‘independencia de Taiwán’», afirmó el vocero del Ministerio de Defensa en un comunicado.

Estos ejercicios, iniciados ayer en la noche alrededor de la isla por parte del Ejército Popular de Liberación de China (EPL), incluyen ataques marítimos y terrestres, entrenamientos de combate aéreo con la participación de armas avanzadas, incluidos aviones de combate furtivos J-20 y DF. -17 y misiles hipersónicos, informó el periódico chino Global Times.

Desde Tokio, el Gobierno de Japón manifestó a China su preocupación por las maniobras, que a su juicio se sobreponen a su zona de exclusión económica.

«Dados los entrenamientos con fuego vivo en esta actividad militar, Japón expresó su preocupación a la parte China», dijo a periodistas el jefe del gabinete japonés, Hirokazu Matsuno.

Taiwán, por su parte, informó hoy de una nueva incursión de 27 aviones militares chinos en su zona de defensa aérea.

«Unos 27 aviones del EPL (…) ingresaron el 3 de agosto en la zona circundante» al espacio aéreo de Taiwán, indicó en Twitter el Ministerio de Defensa.

«Frente a las crecientes y deliberadas amenazas militares, Taiwán no retrocederá (…). Mantendremos la línea de defensa de la democracia», había declarado previamente la presidenta, Tsai Ing-wen, citada por la agencia de noticias AFP.

El fuerte despliegue militar se produce mientras varios barcos de guerra estadounidenses surcaron además las aguas de la región desde la llegada de Pelosi, incluyendo portaaviones con unidades de combate F-35 de última generación.

El Pentágono afirmó que esa presencia militar no está relacionada con el traslado de la legisladora.

Paralelamente, la Administración de Aduanas de China anunció restricciones a la importación de frutas y pescado desde Taiwán, al alegar la detección excesiva de residuos de pesticidas.

A su vez, el Ministerio de Comercio chino anunció que suspendía la exportación de arena natural a Taiwán, sin dar más detalles.

China también convocó al embajador estadounidense Nicholas Burns a quien el vicecanciller, Xie Feng, dijo que «Taiwán es el Taiwán de China», informó la agencia de noticias estatal Xinhua.

Horas antes, el gabinete de Pelosi explicó que si bien la visita muestra el «apoyo incondicional» de Estados Unidos a la isla, «no contradice» la política de Washington de reconocer oficialmente solo a China.

La visita de Pelosi, de apenas 19 horas, y el consecuente despliegue militar chino sacudieron la región y desataron la preocupación global por una eventual nueva escalada bélica mientras en la guerra de Ucrania y Rusia aún no se vislumbra un horizonte que conduzca a la paz.

El G7, que reúna a las mayores economías avanzadas, criticó la decisión china de realizar maniobras militares cerca de Taiwán.

El Argentino

«No existe ninguna justificación a utilizar esa visita como pretexto a una actividad militar agresiva en el estrecho de Taiwán», afirmaron en un comunicado los jefes de la diplomacia del G7, integrado por Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia.

En Latinoamérica, en tanto, los Gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua manifestaron su solidaridad con China y rechazaron el viaje de Pelosi, por incrementar las tensiones y agravar la situación en torno a la isla.

«El viaje de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, a Taiwán, es una provocación directa y amenaza seriamente la autodeterminación y la integridad territorial del gigante chino», indicó la Cancillería de Venezuela en un mensaje publicado anoche en Twitter, en que exige «el respeto a su soberanía», en relación a China.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, reiteró por su parte el apego irrestricto al principio de «una sola China», y rechazó cualquier intento de injerencia en los asuntos internos de China y expresó «el firme rechazo a las acciones dirigidas a lesionar la integridad territorial y la soberanía de la República Popular China». en su cuenta en Twitter.

Nicaragua, por su parte, expresó a través de su Cancillería una «enérgica condena» por la «provocación» de la presidenta del Congreso de Estados Unidos, en un texto que hace hincapié en que Nicaragua es un país «profundo conocedor de la política injerencista e intervencionista del Imperialismo norteamericano que ha pretendido y pretende, sin éxito (..) dominar el mundo» y exige «respeto a la soberanía, independencia, y voluntad de los pueblos, porque es lo justo, correcto, e imprescindible».

China y Taiwán están separadas de hecho desde 1949, cuando las tropas comunistas de Mao Zedong derrotaron a los nacionalistas, que se refugiaron en la isla.

Estados Unidos reconoció en 1979 al gobierno de Beijing como el de toda China, incluyendo a Taiwán, aunque siguió dando respaldo militar a la isla.

Pelosi es la más alta funcionaria estadounidense en visitar Taiwán desde su predecesor Newt Gingrich en 1997.

La «reunificación» de China es un objetivo prioritario para el presidente chino, Xi Jinping, quien la semana pasada le dijo formalmente al presidente estadounidense, Joe Biden, por teléfono que evitara «jugar con fuego».

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Mundo

Imágenes sensibles: brutal explosión en Guayaquil

Al menos cinco personas murieron y otras 26 resultaron heridas. El gobierno de Ecuador atribuyó el hecho al narcotráfico.

Publicado hace

#

Cinco personas murieron y otras 26 resultaron heridas hoy a causa de una explosión en Guayaquil, que el gobierno de Ecuador atribuyó al crimen organizado que golpea al país, informaron autoridades y organismos de socorro.

«Mercenarios del crimen organizado, que han narcotizado la economía durante mucho tiempo, ahora atacan con explosivos; no es un problema de la Policía de Ecuador, es una declaración de guerra al Estado», escribió en Twitter el ministro del Interior, Patricio Carrillo, al compartir la noticia, informaron el diario El Universo y la agencia de noticias AFP.

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, afirmó que se trató de «un atentado provocado por bandas criminales» y reclamó al presidente Guillermo Lasso que «tome las debidas cartas en el asunto», según el diario guayaquileño El Comercio.

Por la tarde, la Municipalidad de Guayaquil elevó de 16 a 26 la cantidad de heridos por la explosión y aclaró que 10 de ellos estaban en «estado crítico».

La explosión, cuyas causas no habían sido precisadas por las autoridades hasta esta tarde, afectó también a ocho viviendas y dos autos, que quedaron destruidos, de acuerdo con el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR). Fue una «explosión de proporciones», indicó a través de Twitter la Policía.

El Comercio describió que «la explosión fue tan potente que destruyó gran parte de tres viviendas»; que «los postes y los cables del alumbrado público también cayeron al piso», y que «varios vehículos que estaban en la calzada terminaron totalmente afectados».

Según testigos citados por el periódico, inmediatamente antes de que se escuchara la explosión se produjo un tiroteo entre grupos de personas a bordo de motocicletas y luego algunos de ellos arrojaron una bolsa de arpillera al local de un comercio de comidas. «Allí habrían estado los explosivos que detonaron segundos después», dijo el diario.

La Policía inició había iniciado una búsqueda -que incluía la revisión de las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona- para dar con los autores del atentado y el Ministerio del Interior ofreció una recompensa de 10.000 dólares para quienes pudieran suministrar información valiosa sobre el incidente.

Ecuador, ubicado entre Colombia y Perú, los mayores productores de cocaína del mundo, enfrenta una oleada de criminalidad vinculada al tráfico de drogas, que deja escenas de terror con cuerpos decapitados y colgados de puentes al estilo de la modalidad utilizada por los carteles narcos de México.

Los enfrentamientos se extienden hasta las cárceles, donde desde febrero de 2021 se produjeron siete matanzas con cerca de 400 reos muertos. «O nos unimos para enfrentarlo (al crimen organizado) o el precio será aún más alto para la sociedad», advirtió Carrillo en su mensaje.

El más reciente reporte de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), publicado en junio, indica que Ecuador en 2020 decomisó 6,5% del total de la cocaína incautada en el mundo.

En 2021, Ecuador incautó el récord de 210 toneladas de droga, la mayoría cocaína. En el primer semestre de este año, los decomisos superan las 100 toneladas. El año pasado la nación, con 18 millones de habitantes, cerró con una tasa de 14 asesinatos por cada 100.000 personas, casi el doble que en 2020.

Seguir leyendo

Las más leídas