fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Injusticia de género: tribunal de Chubut criticó a víctima de abuso y sus letradas en la sentencia

Si bien la absolución fue el 19 de marzo, el fallo con los fundamentos que recién se conoció ayer y tienen como principal cuestionamiento la negativa de declaración de la denunciante ante el tribunal compuesto por María Laura Martini, Marcela Pérez y Ana Karina Breckle.

Publicado hace

#

La Justicia de Chubut difundió los fundamentos del fallo que absolvió a los tres acusados de una violación grupal ocurrida en 2012 en la ciudad chubutense de Puerto Madryn, del que se desprenden críticas al fiscal, a las abogadas querellantes, pero también a la denunciante por no haber querido declarar ante el tribunal.

Si bien la absolución fue el 19 de marzo, el fallo con los fundamentos que recién se conoció ayer y tienen como principal cuestionamiento la negativa de declaración de la denunciante ante el tribunal compuesto por María Laura Martini, Marcela Pérez y Ana Karina Breckle.

Las tres juezas penales de Chubut fueron quienes consideraron que los testimonios de la denunciante era imprecisos y mencionaron la falta de certeza sobre el estado de salud de la presunta víctima.

Por esa razón, decidieron absolver a Luciano Mallemaci, Leandro Del Villar y Ezequiel Marcelo Quintana, acusados de abuso sexual grupal.

Los hechos llevados a juicio se remontan a septiembre del 2012, en la previa al día de la primavera, oportunidad en que jóvenes de entre 16 y 23 años protagonizaron una «juntada» en el balneario de Playa Unión, en la que presuntamente cinco de ellos abusaron sexualmente de una adolescente, quien realizó formalmente la denuncia en 2019.

De los cinco señalados originalmente, tres llegaron al juicio oral que terminó hace dos semanas.

El primer voto que se consignó (el orden fue por sorteo) correspondió a la jueza María Laura Martini, quien cuestionó a la acusación ejercida en el juicio por el fiscal Fernando Rivarola, cuya actuación «es reprochable porque sin elementos de prueba» pide «un fallo condenatorio».

«Son las pruebas, no los jueces, las que condenan; ésta es la garantía. La prueba, por ser insustituible como fundamento de una condena, es la mayor garantía frente a la arbitrariedad punitiva», fundamentó la magistrada, tomando una cita del manual de derecho suscrito por José Cafferata Nores.

También cuestionó la falta de declaración testimonial de la joven, que «resulta una de las pruebas fundamentales de un juicio oral en un modelo acusatorio como el que nos rige».

«En ese testimonio, las reglas del proceso indican que el testigo debe declarar directamente ante el juez o jueces, mientras que las partes interrogarán de modo directo quien propuso el testigo y contrainterrogando la contraparte», afirmó.

«En el caso, se le admitió a la testigo, pese a que no se trataba de una testigo menor de edad, la posibilidad de declarar mediante el formato conocido como Cámara Gesell, dada la afectación psicológica y de conformidad con lo establecido en la ley, pero las partes acusadoras desistieron de esta posibilidad» sostuvo la magistrada.

Remarca que «la declaración de la presunta víctima en casos donde se investigan delitos de índole sexual, resulta sustancial» porque «el rol de un tribunal en un proceso acusatorio es el de determinar los hechos históricos comprobados en base a las pruebas que arrimaron las partes».

El sistema penal de Chubut, una vez arribado a juicio oral, implica que los magistrados no tuvieron contacto con la causa y es más, les está prohibido acceder a ella.

Los episodios denunciados ubicaron a la escena del abuso en una sala ubicada en los fondos de una vivienda ubicada en Playa Unión, el balneario de la capital del Chubut.

Sobre el particular se indica que «ni la fiscalía ni la querella pudieron aportar certeza alguna sobre el hecho de que momentos previos a salir de aquella habitación (la adolescente) hubiera estado en un estado de inconsciencia que le impidiera prestar un libre consentimiento».

Los peritos escuchados arribaron a conclusiones opuestas en sus informes respectivos, orientándose la perito oficial y la de la fiscalía a ubicar la causa de la amnesia de la joven en una intoxicación alcohólica de un grado que tampoco se determinó.

En el mismo sentido votó la camarista penal Ana Karina Breckle, quien cuestionó la falta del testimonio de la denunciante, la que -a su entender- no declaró porque «así lo decidieron (la fiscalía y la querella) privando al Tribunal de escuchar de su propia voz lo que le pasó, lo que vivió, y lo que sintió».

Anuncio

Para Breckle «ni la fiscalía ni la querella intentaron ingresar a juicio, como prueba a valorar, la declaración ante el fiscal, realizada en la ciudad de La Plata, ni ingresaron siquiera como prueba documental el mensaje en Facebook, el ‘escracho’ del que hablaron todos, el que tenía seis fotos, y que por los dichos de los testigos diera inicio a la causa».

Tampoco para las juezas quedó acreditado que a la víctima le hayan suministrado droga para provocarle un grado de inconciencia o semi inconciencia como se dijo.

Seguir leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

Sobrevivió tras arrojarse desde un piso 11 en una galería del microcentro

León agregó que la cúpula de la galería Güemes está «a la altura de un quinto piso», y que han tenido otros casos en que las personas sobreviven, «incluso desde más altura». «La cúpula de la galería tiene una protección exterior de metal, que actuó como contención» al momento del impacto, añadió el oficial de bomberos a esta agencia.

Publicado hace

#

Un hombre sobrevivió después de haberse arrojado desde un piso 11 hacia la cúpula de una galería del microcentro porteño, y quedó con fracturas en una pierna y pelvis tras una caída de aproximadamente 15 metros, informaron este lunes los socorristas.

Personal de la Comisaría Vecinal 1 D de la Policía de la Ciudad «fue desplazado esta tarde, junto a Bomberos de la Ciudad y la Brigada Especial de Rescate (Befer) a la calle Florida al 100, por el rescate de una persona tras haberse caído de una posición de altura», informaron fuentes de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.

Al arribar, los efectivos confirmaron que el hombre «se había arrojado desde el undécimo piso hacia la cúpula de la Galería Güemes», que está a la altura del quinto piso, ubicada en el microcentro porteño. Inmediatamente, iniciaron las tareas de rescate, para inmovilizarlo y descenderlo con el empleo de cuerdas y tabla rígida, «debido a las múltiples fracturas que presentaba».

El hombre, que estaba consciente, fue ingresado mediante el empleo de una puerta como tobogán, y trasladado en una ambulancia del SAME al Hospital Argerich, ubicado en el barrio porteño de La Boca.

Según las fuentes de Seguridad porteña, se estableció que el hombre «se desempeña como cadete para la empresa Distribuidora Metropolitana SRL y presentaba aliento etílico al ser derivado al nosocomio. Además, mediante un video, se comprobó que en el momento de la caída estaba solo y se arrojó por voluntad propia».

En tanto, fuentes de Salud porteña precisaron , se trata de un «paciente de 31 años que posee fractura de húmero derecho y pelvis y un traumatismo cerrado de tórax; no tuvo traumatismo de cráneo, ni perdida de la conciencia».

Agregaron que «se le van a realizar una serie de estudios para comprobar si existe algún otro tipo de daño y analizar qué tipo de intervención requiere».

El subcomandante Rey León, 2do Jefe Estación 4ta Bomberos de la Ciudad de Buenos Aires, dijo que el joven tenía «ropa de oficina» y que al momento del rescate «estaba consciente y se le hicieron preguntas básicas, como su nombre, y se evaluó la respuesta de estímulos sin indagar mucho sobre la situación, porque en ese momento la prioridad es la atención».

León agregó que la cúpula de la galería Güemes está «a la altura de un quinto piso», y que han tenido otros casos en que las personas sobreviven, «incluso desde más altura». «La cúpula de la galería tiene una protección exterior de metal, que actuó como contención» al momento del impacto, añadió el oficial de bomberos a esta agencia.

Interviene en el caso, la Fiscalía Criminal y Correccional Número 19, a cargo del doctor Mainardi y ante la Secretaría Única de la doctora Capaldo.

Seguir leyendo

Las más leídas