fbpx
Conectate con El Argentino

Femicidio

Militar retirado fue el autor de doble crimen seguido de suicidio en Cañuelas

Jose Averio Naón también cometió un femicidio vinculado al asesinar a un hijo de la mujer, hirió a otro del que era su padre y luego se quitó la vida. Tenía antecedentes de violencia de género y una restricción de acercamiento a la víctima

Publicado hace

#

Un ataque criminal perpetrado por un ex suboficial del Ejército dejó como saldo el femicidio de su ex pareja, el femicidio vinculado del hijo mayor de la mujer y un joven, hijo del homicida con la mujer, herido de gravedad al recibir un disparo en el pecho. Tras cometer el doble asesinato, del que otros tres familiares de la víctima lograron escapar, con su pistola 9 milímetros, se suicidó en la vivienda de la ciudad bonaerense de Cañuelas donde ocurrió este ataque de violencia machista.

Los investigadores del caso establecieron que José Averio Naon, de 60 años, tenía una restricción de acercamiento hacia su ex pareja por sus antecedentes de agresiones y amenazas. Además, que en sus redes sociales, el femicida le había enviado mensajes a María Alejandra Giménez Díaz (57), en los que daba cuenta de su carácter posesivo, en su intento de reestablecer la relación que era rechazada por ella.

El doble crimen se registró en horas de la noche del último martes, en el interior del domicilio de las víctimas en la calle Nazca al 300 del barrio Primero de Mayo de Cañuelas, cuando el militar retirado irrumpió y comenzó a disparar contra todos los presentes, para luego de consumar el femicidio, matar a uno de los hijos de la mujer e intentar hacer lo mismo con el propio, se quitó la vida.

“Empezó a tirar, sin mediar palabra”, se indicó, matando a María Alejandra Giménez Díaz, pese a que intentó refugiarse, también al ser impactado por varios disparos, murió Edgardo Emanuel Alvarez (34), el hijo mayor de la mujer, mientras que José Naon Giménez (20), resultó herido de gravedad por su propio padre. Además, Yanina Masoti (32), nuera de la víctima del femicidio, con sus dos hijas adolescentes pudieron escapar corriendo de la balacera, antes del suicidio del asesino.

En medio de la conmoción de los vecinos, las sobrevivientes pudieron contar lo sucedido a los efectivos policiales que se desplazaron al lugar, quienes dieron intervención a la fiscal Norma Pippo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nro. 2 Descentralizada de Cañuelas.

Tras calificar la causa como “homicidio doblemente agravado por el

vínculo y mediando violencia de género y tentativa de homicidio”, la fiscal Pippo ordenó la autopsia a los cuerpos, entre otras medidas, aunque todo apunta a que se trató de un femicidio y femicidio vinculado seguido de suicidio, por lo que la acción penal quedaría extinguida.

Naon tenía un expediente abierto en su contra en el Juzgado de Familia Nro. 5 de La Matanza, en el marco de la cual se le había dictado una orden de acercamiento para con su ex pareja y su hijo, que se le impuso cuando residían en la localidad de Virrey del Pino y que estaba vigente.

El ex militar se presentaba en su perfil de la red social Facebook como estudiante de la Escuela de Suboficiales del Ejército Sargento Cabral y empleado del Tiro Federal de Lomas de Zamora.

Entre sus últimas publicaciones, se leen algunas que parecen hacer alusión a la situación sentimental que atravesaba: “Nadie te cambia por algo mejor. Te cambian por algo más fácil. En la vida te desilusionarás si piensas que tienen el corazón igual al tuyo”, entre otras alusiones a la relación  interrumpida con María Alejandra Giménez Díaz.

Si vivís una situación de violencia de género o conocés a alguien que necesite ayuda llamá gratis al 144, mandá un mensaje al 11 5050 0147 o por WhatsApp al +54 911 2771 6463. También podés descargar acá una app para recibir ayuda de profesionales.


Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Femicidio

Autopsia complicó al femicida de Solano

Los forenses confirmaron que Nair Digiglio murió asfixiada por sofocación y los investigadores rechazaron la coartada de la ex pareja de la joven, quien continuará detenido e imputado por el homicidio agravado

Publicado hace

#

Nair Belén Digiglio, la joven de 23 años que fue hallada muerta en una vivienda de la localidad de San Francisco Solano cuando estaba junto a sus dos pequeños hijos, murió asfixiada, según lo determinado en la autopsia, en la que los forenses señalaron que le provocaron su fallecimiento al obstruir sus vías respiratorias con una almohada o sometiéndola boca abajo contra el colchón de la cama.

En consecuencia, el resultado de este informe complica la situación del detenido y ex pareja de la víctima, Lucas Nicolás Romero (26), quien será indagado por el fiscal Martín Conde, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción Nro. 3 de Quilmes, por el homicidio calificado, agravado por el vínculo y habiendo mediado violencia de género.

El hallazgo del cuerpo de Nair Digiglio se produjo en horas de la mañana del último lunes en una vivienda de la calle 856 al 1.300 de San Francisco Solano, tras un llamado de un vecino al 911. Y cuando el personal policial se desplazó al lugar, su ex pareja y padre de los dos hijos de la joven, argumentó que él salió a trabajar y al perder la combi, decidió regresar y allí la encontró muerta, sospechando que alguien había entrado a robar.

Los peritos encontraron a la chica desnuda, tirada sobre la cama y con una visible lesión en el cuello. Entonces, se especuló que había sido estrangulada, pero, en realidad, la asfixiaron hasta provocarle la muerte.

Los pequeños hijos de la pareja (que estaba separada desde tiempo atrás, pero ella iba a cuidar a los niños, cuando Romero iba a su trabajo en una empresa de seguridad privada) no habrían presenciado el ataque, debido a que estaban durmiendo en otra habitación.

“Dijo que había sido un robo, que forzaron una puerta del fondo y entraron. Me preguntó si escuchamos algo. La verdad no escuchamos nada. Escuchamos que subió rápido y me avisó, para que llamemos a la Policía”, dijo un vecino.

Esta sería la coartada del sindicado femicida, quien luego habría entrado en ciertas contradicciones en su relato que lo terminaron de convertir en sospechoso. Además, las cámaras de seguridad no registrarían ingreso de desconocidos a la casa, solo tomaron imágenes de Nair Digiglio entrando, sin que existieran registros de los movimientos de Romero.

Además, el joven presentaba algunas lesiones que podría ser signos de la defensa ejercida por la víctima, quien también tenía sangre en las fosas nasales.

Seguir leyendo
El Argentino
El Argentino
El Argentino

Las más leídas