fbpx
Conectate con El Argentino

Femicidio

Femicida que mató a su novia y la tiró a un aljibe baila en TikTok desde la cárcel

Juan Marquestau confesó el femicidio de Nicole Peña. Utiliza el celular para hacer bromas desde Batán.

Publicado hace

#

Juan Marquestau, imputado por el femicidio de la Nicole Peña, quien apareció asesinada en diciembre de 2021 en la localidad bonaerense de General Pirán, se abrió una cuenta en la red social Tik Tok y sube videos desde la cárcel de Batán donde permanece preso a la espera del juicio.

@juanmarquestau

♬ EL BAILONGO EN LO DEL RENGO – Radio Edit – Facu La F Etchemendy

Tras enterarse de la situación, los fiscales Ramiro Anchou y Diego Benedetti, enviaron un oficio al director de la Unidad Penal para que le retuvieran el celular, ya que al no estar cometiendo ningún tipo de delito con el celular, no hay elementos “penales” para quitárselo.

El femicida no cumple con el protocolo de uso del teléfono, ya que el mismo es solo para comunicarse con la familia y afectos, y está prohibido usarlo en pabellones, pasillos, espacios educativos, laborales y cualquier ámbito que no sea de alojamiento.

Nicole Peña, de 29 años, fue reportada como desaparecida el 23 de diciembre de 2021 en la localidad bonaerense de General Pirán, y tras la recolección de algunos testimonios, se logró llegar al campo “La Providencia”, donde trabajaba Marquestau, quien había sido pareja de la mujer y pesaba sobre él una orden de restricción hasta abril de 2022.

@juanmarquestau

♬ sonido original – juanmarquestau

Tres días después, el 26 de diciembre, Marquestau confesó el crimen a efectivos de la Policía de Pirán, e inmediatamente quedó detenido.

Unas horas después de la confesión, el cuerpo de Peña fue encontrado en el aljibe del campo donde trabajaba el ahora imputado que llegará al juicio acusado por el delito de «homicidio doblemente agravado por el vínculo y por mediar violencia de género (femicidio)».

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Femicidio

Autopsia complicó al femicida de Solano

Los forenses confirmaron que Nair Digiglio murió asfixiada por sofocación y los investigadores rechazaron la coartada de la ex pareja de la joven, quien continuará detenido e imputado por el homicidio agravado

Publicado hace

#

Nair Belén Digiglio, la joven de 23 años que fue hallada muerta en una vivienda de la localidad de San Francisco Solano cuando estaba junto a sus dos pequeños hijos, murió asfixiada, según lo determinado en la autopsia, en la que los forenses señalaron que le provocaron su fallecimiento al obstruir sus vías respiratorias con una almohada o sometiéndola boca abajo contra el colchón de la cama.

En consecuencia, el resultado de este informe complica la situación del detenido y ex pareja de la víctima, Lucas Nicolás Romero (26), quien será indagado por el fiscal Martín Conde, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción Nro. 3 de Quilmes, por el homicidio calificado, agravado por el vínculo y habiendo mediado violencia de género.

El hallazgo del cuerpo de Nair Digiglio se produjo en horas de la mañana del último lunes en una vivienda de la calle 856 al 1.300 de San Francisco Solano, tras un llamado de un vecino al 911. Y cuando el personal policial se desplazó al lugar, su ex pareja y padre de los dos hijos de la joven, argumentó que él salió a trabajar y al perder la combi, decidió regresar y allí la encontró muerta, sospechando que alguien había entrado a robar.

Los peritos encontraron a la chica desnuda, tirada sobre la cama y con una visible lesión en el cuello. Entonces, se especuló que había sido estrangulada, pero, en realidad, la asfixiaron hasta provocarle la muerte.

Los pequeños hijos de la pareja (que estaba separada desde tiempo atrás, pero ella iba a cuidar a los niños, cuando Romero iba a su trabajo en una empresa de seguridad privada) no habrían presenciado el ataque, debido a que estaban durmiendo en otra habitación.

“Dijo que había sido un robo, que forzaron una puerta del fondo y entraron. Me preguntó si escuchamos algo. La verdad no escuchamos nada. Escuchamos que subió rápido y me avisó, para que llamemos a la Policía”, dijo un vecino.

Esta sería la coartada del sindicado femicida, quien luego habría entrado en ciertas contradicciones en su relato que lo terminaron de convertir en sospechoso. Además, las cámaras de seguridad no registrarían ingreso de desconocidos a la casa, solo tomaron imágenes de Nair Digiglio entrando, sin que existieran registros de los movimientos de Romero.

Además, el joven presentaba algunas lesiones que podría ser signos de la defensa ejercida por la víctima, quien también tenía sangre en las fosas nasales.

Seguir leyendo
El Argentino
El Argentino
El Argentino

Las más leídas