fbpx
Conectate con El Argentino

Análisis

Un sueño luchado y cumplido

Se reglamentó la ley de la agricultura familiar. Un reclamo de las organizaciones del sector que llevó años de lucha.

Publicado hace

#

Por Eduardo Silveyra

Un viejo reclamo de las organizaciones campesinas se vio cumplido en el día de ayer, con la reglamentación de la ley 27118 que promueve a la agricultura familiar, campesina e indígena. La ley fue sancionada a fines de diciembre del 2015, cuando la gestión de Cristina Fernández llegaba a su fin. Con los achiques presupuestarios y el abandono de las políticas para desarrollar al sector, durante la gestión de Macri, la reglamentación de la legislación fue cajoneada.

La ley que en su artículo 1º declara de interés público la agricultura familiar, campesina e indígena por su contribución a la seguridad y soberanía alimentaria del pueblo, por practicar y promover sistemas de vida y de producción que preservan la biodiversidad y procesos sostenibles de transformación productiva, y cuya reglamentación fue un reclamo sostenido por parte de las organizaciones, durante la actual gestión de Alberto Fernández, tuvo varios impedimentos para ser sancionada, siendo el más perjudicial el periodo de pandemia.

Pero, desde la creación del Instituto Nacional de Agricultura Familiar, campesina e Indígena (INAFCI), creado también en este año y presidido por Miguel Gómez Humbert, se trabajó a destajo a lo largo de este año, con referentes de las organizaciones y abogados, para reglamentar la ley. Voceras del INAFCI señalaron que: “La ley se reglamentó con un trabajo arduo del instituto, ahora la pelea es por el presupuesto para poner en práctica la misma”.

El Argentino

El cuerpo normativo establece entre otras cuestiones los procedimientos para afectar bienes inmuebles rurales que estén disponibles, para incorporarlos en coordinación con la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) al Banco de Tierras de la Agricultura Familiar, de la cual el INAFCI es Autoridad de Aplicación. En cuanto a esto la referente del Movimiento Nacional Campesino Indígena  (MNCI) de Jujuy, Anastasia García, destacó: “Es una alegría enorme, porque la creación del Banco de Tierras, va a permitir tener presupuesto para aplicar estas políticas tan necesarias”.

En consonancia con esto, el dirigente de la Federación de Organizaciones Nacionales de la Agricultura Familiar (FONAF) Andrés Lazo, declaró que: “Estamos muy contentos porque se garantiza el acceso a la tierra con la reglamentación del Banco de Tierras”. En un comunicado de la institución, Gómez Humbert señaló: “La reglamentación es el fruto de una larga lucha de las organizaciones de la agricultura familiar, el estado nacional reconoce este camino y acompaña para avanzar”.

El Argentino

Opinión

Un café con Fedón

Una obra en tres actos, tres personajes en un café, un damero amplio, un lugar vacío, y al fondo una mesa pequeña, y sentados allí, Platón, Nietzsche y Perón.

Publicado hace

#

Por Santiago González Casares @filosofopueblo X

Ne vous déplaise en dansant la Javanaise, nous nous aimions, le temps d’une chanson. (Serge Gainsbourg)

A lo/as compañero/as del café

El Argentino

Me resulta aburridísimo tener que emprender la tarea de comentar por enésima vez lo poco que ocurre en la escena política argentina, la libertad y la justicia social, que el hombre sólo es libre en comunidad, que elige la libertad de estar con los demás.

Porque es tedioso redundar en lo mismo, continuar hablando de los discursos que no dicen nada, que giran sobre sí mismos sin voluntad alguna de llegar a las cosas, a los problemas ni a los fundamentos que los sostienen.

O, peor aún, detenerme a señalar los recurrentes discursos morales que perdonan solo a los que los profesan detentando la autoridad para juzgar a todos y cada uno de los denunciados sin necesidad de prueba alguna.

Es por esto, para darle algo de relieve a la chatura del discurso reinante, que decidí hacer una puesta en escena, similar al debate del domingo, pero propia, un debate sobre las cosas que yo estimo dignas de conversar, las que permanecen en el tiempo, las que siempre vuelven a brotar.

El Argentino

Una obra en tres actos, tres personajes en un café, un damero amplio, un lugar vacío, y al fondo una mesa pequeña, y sentados allí, Platón, Nietzsche y Perón.

Primer acto, Platón.

Platón es el primero en tomar la palabra y decide contar una anécdota de cuando su maestro, Sócrates, se juntó con su amigo Fedón para charlar sobre la naturaleza del alma. El alma, digna de una meditación profunda, aparece inicialmente como eterna e infinita. Para explicarlo, Sócrates observa que en el mundo natural “todo nace de su contrario”, como el día de la noche, la noche del día, la primavera del invierno, etc., y de la misma manera, la vida nace de la muerte, y la muerte, de la vida.

De la misma manera, el alma no tiene fin, sino que reencarna eternamente, y es por eso que no aprendemos nada nuevo, sino que recordamos nuestro aprendizaje adquirido en vidas pasadas. En un tiempo, en donde todo es nuevo y efímero, el alma yace eterna. En el fondo, para Platón, no hay ninguna novedad, no hay nada nuevo, todo se repite, eternamente.

Nietzsche, segundo acto.

El Argentino

Nietzsche, que nunca se llevó bien con Platón, toma la palabra, levanta la voz y asevera con aires de profundo convencimiento que la belleza es lo único que importa, y que la única manera de hacerla es ¡Aquí! ¡Ahora! Qué es esa belleza la que vuelve una y otra vez al mismo lugar, eternamente. Es esta su famosa fórmula, la más afirmativa de esta existencia, único resguardo frente al avance del nihilismo y el renunciamiento del ascetismo religioso; el eterno retorno del instante. Debemos vivir como si cada instante fuera a eternamente recurrir, volver a nosotros, en el mismo orden y sucesión. Eternamente regresar al instante presente como la única manera de vivir en la belleza y reivindicar esta vida y nada más.

Tercer acto, Perón.

Perón toma la palabra, celebra ambos discursos recién acontecidos y concluye que, frente a la insistencia de la necesidad de novedad, la novedad por la novedad misma, el imperativo del cambio, esa exigencia tan capitalista, tan fetichista, que todo debe cambiar, todo el tiempo; debemos pensar lo eterno, lo que no sabe cambiar.

La novedad se dice hoy en términos empresariales o científicos innovación, cada emprendimiento debe antes que nada ser innovador, innovar algo, cambiar. A este mandato tan actual, que siempre promete algo distinto, diverso, novedoso, oponerle un pensamiento de lo mismo, de aquello que no cambia, que permanece en el tiempo. En Platón, Perón recupera el alma del pueblo como el lugar de la idea, y en Nietzsche, la idea eterna de la vuelta. 

La idea de soberanía, no hay que inventarla, se debe recuperar, la independencia, se debe reconquistar, y la justicia, siempre debe ser social. A partir de un ideal de nación se puede construir la coyuntura y la realidad efectiva, y, para eso está la doctrina, quizás mejor que novedad, sea actualización.

El Argentino

Las opiniones expresadas en la presente nota de opinión y/o análisis son las de los autores. No pretenden reflejar las opiniones de El Argentino Diario o de sus integrantes. Las denominaciones empleadas en la misma y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no implican, de parte de El Argentino Diario juicio alguno sobre la información y/o datos y/o valoraciones aquí expuestas.

Seguir leyendo

Las más leídas