fbpx
Conectate con El Argentino

Sociedad

Sigue el misterio por la desaparición de un cura en Maipú: cuáles son las hipótesis

Enrique Ludovis fue visto por última vez el martes pasado por la noche, en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario.

Publicado hace

#

La desaparición del padre Enrique Ludovis, en Maipú, provincia de Buenos Aires, mantiene asombrada a toda la comunidad y las versiones que circulan en torno a su paradero le agregan más misterio al caso.

Los testimonios de allegados al cura indican que lo vieron por última vez el pasado martes a la noche. Ese día dejaron de verlo en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario y perdieron todo tipo de comunicación. No obstante, otras versiones apuntaron que desapareció entre el martes y el jueves

Hay varias hipótesis con respecto a su desaparición y ninguna es descartada por los investigadores. Por un lado, se comenta cada vez con más fuerza entre los habitantes que el cura tiene una cuñada y un sobrino en Maipú y que, según dicen, es el hijo. 

Otra versión indica que discutió con Carlos Humberto Malfa, el obispo de Chascomús, a cuya jurisdicción eclesiástica pertenece la parroquia de Maipú. Lo habrían desplazado en silencio por irregularidades en su vida privada. Otra da cuenta de que una vecina contó que le prestó plata para comprarse un auto y como no podía devolvérsela escapó.

En tanto, hay quienes dicen que la huida del cura tiene que ver con que tiene un sobrino que era alumno del Instituto Parroquial de Maipú, pero luego de un conflicto con la maestra por el niño él lo habría cambiado a una escuela pública. 

Este gesto habría sido lo que generó malestar en el Episcopado y podría haber desencadenado un desplazamiento que hoy inunda de incertidumbre a toda una comunidad por la falta de un comunicado oficial.

Otras versiones dicen que el cura decidió volverse a Venezuela, de donde es oriundo, por diferencias con las autoridades eclesiásticas.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Siguen internados 8 heridos por el incendio en Recoleta

En tanto, otros 18 afectados fueron dados de alta.

Publicado hace

#

Ocho heridos permanecían internados hoy debido al incendio ocurrido ayer en el barrio porteño de Recoleta, en tanto otros 18 fueron dados de alta, informó el Ministerio de Salud porteño.

Siete personas que habían sido asistidas por el servicio público de salud de la Ciudad de Buenos Aires fueron derivadas a sus prepagas u obras sociales y solo una sola continuaba alojada en el Hospital Fernández

De las personas que fueron derivadas al Hospital Fernández solamente quedaba internada una mujer de 24 años que «permanece estable».

Por otra parte, una mujer embarazada de 37 años, que había sido asistida allí, fue derivada al sistema privado, también «en condiciones estables». Además, otras seis ya recibieron el alta luego de ingresar por intoxicación de monóxido de carbono.

En tanto, en los hospitales Gutiérrez, Elizalde, Durand, Ramos Mejía y Rivadavia «ya no quedan internados» como consecuencia del incendio, informaron oficialmente, debido a que algunas de las personas que habían sido asistidas fueron derivadas al sistema privado de salud o dadas de alta.

En el Hospital Gutierrez, en la mañana de hoy fueron dados de alta 4 pacientes, que habían llegado con un diagnóstico de intoxicación con monóxido de carbono, entre ellos, dos niños de 13 y 14 años, una niña de 14 años y un joven de 22 años. Todos quedaron en contacto con el servicio de toxicología del Hospital.

En el Hospital Elizalde, un adulto de 35 años, y un niño de 7 años, con tratamiento de oxigenoterapia por intoxicación de monóxido de carbono, fueron derivados al sistema privado de salud.

De las personas trasladadas al Hospital Durand, un hombre con un cuadro de intoxicación por monóxido de carbono fue derivado «estable» al sistema privado de salud, y una mujer de 73 años que ingresó por inhalación de humo recibió el alta.

En el Hospital Ramos Mejía, seis pacientes ya recibieron el alta, mientras que otros dos fueron derivados, «en buen estado general», al sistema privado de salud.

El parte sobre la condición de los afectados por el incendio incluyó el traslado, realizado ayer, desde el Hospital Rivadavia al Sanatorio Anchorena de la localidad de San Martín, de Isaac Jabbaz, de 55 años, con quemaduras de rostro y vía aérea, que permanece intubado en terapia intensiva con respiración mecánica.

Isaac es el padre de la familia ortodoxa judía que perdió cinco miembros por el incendio de su departamento en el barrio porteño de Recoleta que fueron despedidos hoy con una ceremonia religiosa en el templo y la escuela de estudios religiosos Jafetz Jaim, y luego inhumados en un cementerio de Lomas de Zamora.

Seguir leyendo

Las más leídas