fbpx
Conectate con El Argentino

Mundo

Brasil: ex aliado de Lula lanza candidatura presidencial

En un acto en Brasilia, Gomes, de 64 años y jefe de una poderosa familia del estado nordestino de Ceará, se convirtió en el primer candidato en ser oficializado para las presidenciales por el Partido Democrático Trabalhista (PDT), informó la agencia AFP.

Publicado hace

#

Ciro Gomes, exaliado del candidato del PT Luiz Inacio Lula da Silva, lanzó hoy su candidatura para las presidenciales de octubre en Brasil, aunque por ahora no cuenta con compañero de fórmula ni con el apoyo de otros partidos, aunque según sondeos se ubica tercero y podría influir en una eventual segunda vuelta.

En un acto en Brasilia, Gomes, de 64 años y jefe de una poderosa familia del estado nordestino de Ceará, se convirtió en el primer candidato en ser oficializado para las presidenciales por el Partido Democrático Trabalhista (PDT), informó la agencia AFP.

Se prevé que los comicios serán una pulseada entre el presidente ultraderechista, Jair Bolsonaro, que buscará la reelección, y el expresidente Lula da Silva, el gran favorito en las encuestas. 

«Pese a todas sus diferencias, ellos son muy parecidos (…) Yo busco ser completamente diferente, quiero unir al país en torno a un nuevo proyecto y no en torno a mi personalidad», dijo Gomes.

El exaliado de Lula enfrenta así su cuarto asalto presidencial, sin que haya llegado nunca a una segunda vuelta.

Gomes, conocido por su carácter impetuoso y por su fina oratoria, es a los 64 años un político veterano. Fue alcalde de Fortaleza, gobernador de Ceará, diputado y dos veces ministro (Hacienda con Itamar Franco e Integración Nacional con Lula), una trayectoria que le ha llevado por siete partidos del arco parlamentario.

En el último sondeo de Datafolha, en junio, Gomes figuraba en tercer lugar en intención de voto (8%), una tendencia invariable desde que arrancaron las pesquisas, frente al 47% de Lula y el 28% de Bolsonaro.

Gomes, que por ahora no cuenta con compañero de fórmula ni con el apoyo de otros partidos, carece de posibilidades de ganar, según analistas.

Sin embargo, su porcentaje en las encuestas tiene el potencial de evitar que la elección se salde en la primera vuelta y de influir decisivamente en el resultado de un eventual balotaje.

En las elecciones de 2018, Gomes terminó en tercer puesto en el primer turno (12,47%), pero antes de la segunda vuelta viajó fuera de Brasil sin declarar apoyo ni por Bolsonaro ni por Fernando Haddad, el entonces delfín de Lula, lo que para algunos analistas contribuyó a la victoria del ultraderechista.

Para un eventual segundo turno, Gomes «aún no ha dado ninguna declaración indicando cuál será su posición entre los candidatos. Pero tras las críticas que recibió en 2018 es muy poco probable que tome una posición de neutralidad», explicó a la AFP Adriano Laureno, analista de la consultora Prospectiva.

«La pregunta es si ayudará a crear un clima de acuerdo nacional en torno a Lula, apareciendo con él (…) o si adoptará una postura más discreta, criticando a Bolsonaro, pero evitando acercarse demasiado a Lula», agregó.

Después de Gomes, Lula será oficializado este jueves como candidato en un acto en San Pablo, en el que el exmandatario se ausentará porque está de gira en el nordeste. Bolsonaro lanzará su candidatura el domingo en Río de Janeiro. 

Todos los candidatos deben oficializarse entre este miércoles y el 15 de agosto.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Región

Paraguay: el ex presidente Fernando Lugo sufrió un ACV y está en coma inducido

El equipo médico que lo atiende resolvió practicarle una intervención endovascular para detectar en qué parte específica se produjo y para determinar si es posible controlarlo sin necesidad de una cirugía.

Publicado hace

#

El-Argentino-Ex presidente de Paraguay Fernando Lugo

El ex presidente y senador de Paraguay Fernando Lugo, de 71 años, sufrió hoy un accidente cerebrovascular (ACV) por el que fue internado en una clínica de Asunción, donde permanecía en coma inducido e iba a ser sometido a una intervención para determinar si se podía controlar el sangrado sin necesidad de una cirugía, informó su médico, el también senador Jorge Querey.

Se detectó un sangrado en el cerebro de Lugo, por lo que se resolvió practicarle una intervención endovascular para detectar en qué parte específica se produjo y, de paso, determinar si era posible controlarlo sin necesidad de una cirugía, explicó Querey esta noche, al dar el último parte sobre el estado del exmandatario.

Querey afirmó que Lugo seguía en estado grave aunque no se podía realizar ningún pronóstico certero y subrayó que todo paciente que ingresa a terapia intensiva está expuesto a eventuales complicaciones, según el diario asunceño Última Hora.

Lugo «sufrió un derrame de origen isquémico» cuando se encontraba en su oficina del Senado, explicó Querey, médico y senador del partido de izquierda Frente Guasú (Frente Grande), al que pertenece el exmandatario, en su primer informe..

Su cuadro era «estable, pero está conectado a un respirador y en coma inducido», estado en el que permanecería al menos hasta mañana, indicó Querey.

«Dentro de la complejidad, la situación está controlada; si no tenemos una sorpresa, el pronóstico es bueno», agregó Querey, al tiempo que precisó que «el sangrado que tuvo es pequeño gracias a los medicamentos que ingiere», según la agencia de noticias AFP.

Lugo había regresado a Paraguay el lunes «ya con síntomas» desde Colombia, donde asistió a la ceremonia de asunción del presidente Gustavo Petro, dijo a la prensa la legisladora Esperanza Martínez, quien lo acompañó en ese viaje.

«Es una persona hipertensa y estaba siguiendo tratamiento», comentó Martínez tras aclarar que Lugo «es un paciente de riesgo».

Querey recordó que Lugo es un «paciente con un tratamiento de larga data» que recibe medicación permanente para la coagulación y la circulación.

El ex mandatario fue diagnosticado en 2010 de un cáncer de linfoma en etapa inicial, por el que recibió tratamiento en Brasil y se recuperó en 2012.

Lugo, un exobispo católico, gobernó Paraguay entre 2008 y 2012. Su triunfo electoral en 2008 terminó con 61 años de hegemonía del Partido Colorado.

Ha sido hasta ahora el único mandatario que no pertenece al derechista Partido Colorado desde que esa fuerza política asumió el poder en 1954, primero bajo la dictadura de Alfredo Stroessner y a partir de 1989 en democracia.

Lugo fue destituido de la presidencia en junio de 2012, nueve meses antes de las elecciones presidenciales, mediante un controvertido juicio político en el Congreso, acusado de mal desempeño de sus funciones.

Seguir leyendo

Las más leídas