fbpx
Conectate con El Argentino

Deportes

Ganó el Boca de los pibes y se trepó hasta la cima

Con un gran primer tiempo, el xeneize venció al local -con gol de Luca Langoni- en un estadio casi inexpugnable.

Publicado hace

#

Boca Juniors se subió provisoriamente a la cima del torneo de la Liga Profesional (LPF), al derrotar esta noche como visitante a Godoy Cruz, en Mendoza, por 1-0, en adelanto de la 21ra. fecha del certamen.

En el estadio Malvinas Argentinas de la capital provincial, el equipo conducido por Hugo Ibarra se llevó la victoria, con una conquista de Luca Langoni, a los 40 minutos de la primera etapa. Luego, el juvenil atacante xeneize se retiró lesionado, con un traumatismo en una de sus rodillas.

De esta manera, el equipo auriazul llegó a las 39 unidades y mira a los demás desde arriba hasta que Atlético Tucumán (38) juegue el domingo frente a Estudiantes de La Plata.

Por su lado, Godoy Cruz perdió terreno en la lucha por la vanguardia y prosigue con 32 puntos.

A pesar de la ausencia de seis de sus titulares y un banco de suplentes con varios valores juveniles, el nuevo puntero del torneo realizo -tal vez- su mejor actuación en el ciclo de Ibarra como DT.

Boca fue protagonista del partido y pisó fuerte en suelo mendocino, donde el «Tomba» solamente había perdido una sola vez esta temporada: 0-2 con Aldosivi de Mar del Plata.

El equipo de la Ribera entremezcló jugadores que habitualmente no son titulares como Weigandt, Aranda y Sández con jóvenes como Langoni, Salazar y Morales que ya tuvieron rodaje en los últimos partidos.

En el primer tiempo, el equipo de Ibarra justificó la diferencia, a partir de una solidez defensiva inusual (aun con cuatro jugadores que nunca se habían alistado juntos) y de la astucia de Langoni.

Boca fue superior a un desconocido Godoy Cruz, que solamente se paró para el «palo por palo» en los primeros 10 minutos.

A medida que fue pasando el juego, el visitante disimuló ausencias importantes (Advíncula, Benedetto, Figal, Fabra, Rojo) y se hizo fuerte en el sector central.

Hubo un buen trabajo de Oscar Romero, bien apoyado el tándem Guillermo «Pol» Fernández-Martín Payero.

En forma lógica, Boca empezó a aproximarse a la valla del arquero Diego Rodriguez. Sobre los 23m., un disparo de Varela fue desviado con esfuerzo por el guardavallas, mientras que un rato más tarde ‘Pol’ Fernández lo perdió desde posición propicia.

Hasta que a los 40m., Langoni recibió un pase que le otorgó Luis Vázquez, encaró en diagonal y metió un remate desde 25 metros, que rozó en un jugador rival y se metió con fuerza junto a un palo del ‘Ruso’ Rodríguez para decretar la apertura.

En la segunda etapa, aun sin el nivel de los 45m. iniciales, Boca continuó regulando el ritmo, manejando los tiempos y se mostró con autoridad ante un Godoy Cruz que nunca se despojó de su tibieza.

Con este éxito, el equipo de Ibarra acumula 10 partidos sin perder. Pero quizás el mérito principal radique en el hecho que, de a poco, el conjunto va hallando el nivel que pretende el DT que reemplazó a Sebastián Battaglia. Y con nueve jugadores surgidos en divisiones inferiores, que no representa un detalle menor.

El próximo partido de Boca será el miércoles, también en el Malvinas Argentinas, por cuartos de final de la Copa Argentina ante Quilmes y por la 22da. fecha de la Liga será local ante Vélez el domingo 2 de octubre.

Mientras que el equipo mendocino jugara el martes en San Luis ante Banfield por los cuartos de final de la Copa Argentina y el sábado 1 de octubre visitara al mismo adversario por la 22a fecha.

Síntesis –

Godoy Cruz : Diego Rodríguez, Pier Barrios, Gianluca Ferrari, José Canale y Franco Negri; Gonzalo Abrego, Nelson Acevedo y Valentín Burgoa; Martín Ojeda, Salomón Rodríguez y Tadeo Allende. DT: Favio Orsi-Sergio Gomez.

El Argentino

Boca Juniors: Agustín Rossi; Marcelo Weigandt,, Facundo Roncaglia, Gabriel Aranda y Agustín Sandez; Guillermo Fernández, Alan Varela y Martín Payero; Oscar Romero; Luis Vazquez y Luca Langoni. DT: Hugo Ibarra.

Gol en el primer tiempo: 40m. Langoni (BJ)

Cambios en la segunda etapa; antes del comienzo, Tomás Castro Ponce por Burgoa y Enzo Larrosa por Allende (GC); 10m. Maximiliano Salazar por Langoni (BJ); 19m. Gabriel Vega por Abrego (GC); 22m. Néstor Breitenbruch por Barrios (GC); 30m. Cristian Medina por Payero (BJ); 35m. Santiago Paiva por Salomón Rodríguez (GC); 37m. Esteban Rolón por O. Romero y Gonzalo Morales por G. Fernández (BJ)

Amonestados: G. Fernández, Salazar, Rolón y Aranda (BJ); Canale (GC)

Cancha: Estadio Malvinas Argentinas (Mendoza)

Árbitro: Pablo Echavarría.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Deportes

Murió Carlos Pairetti, leyenda del automovilismo con su Trueno Naranja

Publicado hace

#

El ex piloto Carlos Alberto Pairetti, leyenda del automovilismo argentino, murió esta madrugada a los 86 años en una clínica de la ciudad bonaerense de Pergamino, afectado por deficiencias respiratorias y cardíacas.

El ex campeón de Turismo Carretera, santafesino de origen, permanecía internado hace semanas en Arrecifes, del que fue trasladado el domingo hacia Pergamino por una complicación en el cuadro de su salud.

Ilustre integrante de la «Cuna de Campeones» de Arrecifes, Pairetti ingresó en la galería de las grandes personalidades del automovilismo nacional con su recordado título de TC en 1968 a bordo de un prototipo inmortalizado como el «Trueno Naranja».

Pairetti nació en Clucellas, el 17 de octubre de 1935, pero se transformó en arrecifeño por adopción. Debutó en el TC en la Vuelta de Pergamino, el 25 de marzo de 1962, y ya en la primera carrera mostró que tenía pasta para mezclarse con los grandes de la época como Juan Gálvez y Dante Emiliozzi, entre otros.

Decidido a terminar con el poderío de IKA, se contactó con el constructor Horacio Steven para comenzar la creación de un nuevo prototipo fue así que, el 23 de junio de 1968, el modelo de lo que resultó más tarde el mito del «Trueno Naranja».

Con esa máquina, Pairetti se alzaría con 4 triunfos que le fueron suficientes para proclamarse campeón argentino de Turismo Carretera, logrando su objetivo de desbancar a los Torino.

Pairetti salió campeón del TC en 1968, dos Grandes Premios de TC (1963 y 1966), un victoria en las 500 millas de Rafaela (1968) y 22 triunfos en la categoría más popular del automovilismo argentino. Fue uno de los fundadores del Club Argentino de Pilotos.

Se retiró el 14 de agosto de 1978 a bordo de su coupé Dodge GTX, pero su vínculo con el automovilismo nunca terminó hasta su muerte.

El año pasado, el Concejo Deliberante de Arrecifes declaró «Ciudadanos Ilustres» a sus hijos dilectos Carlos Alberto Pairetti, Néstor Jesús García Veiga, y los desaparecidos Rubén Luis Di Palma y Carlos Marincovich, conocidos como el «Póker de Ases» por su trascendencia en el mundo motor.

Seguir leyendo

Las más leídas