fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Reabren la causa por la muerte del padre de Nicolás Pachelo para investigar si fue un homicidio

La medida fue ordenada por el juez de Garantías 5 de Tigre, Diego Martínez, quien hizo lugar a un pedido de la Fiscalía General de San Isidro para que se reabra la causa por la muerte de Roberto Pachelo (51), que había sido cerrada como suicidio, y que se aporten «nuevas pruebas que puedan ser de utilidad para el esclarecimiento del hecho», según indica la resolución.

Publicado hace

#

Un juez de Garantías de Tigre dispuso la reapertura de la causa por la muerte en enero de 1996 del padre de Nicolás Pachelo, principal acusado en el juicio por el crimen de María Marta García Belsunce, para que se investigue si pudo tratarse de un homicidio, tal como solicitaron los fiscales del debate, luego de que cuatro testigos señalaran al ex vecino del country Carmel como autor del hecho.

La medida fue ordenada por el juez de Garantías 5 de Tigre, Diego Martínez, quien hizo lugar a un pedido de la Fiscalía General de San Isidro para que se reabra la causa por la muerte de Roberto Pachelo (51), que había sido cerrada como suicidio, y que se aporten «nuevas pruebas que puedan ser de utilidad para el esclarecimiento del hecho», según indica la resolución.

Los fiscales Patricio Ferrari, Andrés Quintana y Federico González solicitaron que la nueva investigación esté caratulada como “homicidio agravado por el vínculo”, delito que prevé una pena de prisión perpetua», con Nicolás Pachelo (46) como imputado.

La primera medida adoptada por el juez Martínez fue “requerir con carácter de urgente” al presidente del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro, Federico Ecke -a cargo del juicio por el crimen de García Belsunce-, las videofilmaciones y actas de las declaraciones de los testigos que en ese debate se refirieron a la muerte de Pachelo padre.

Estos testigos son Jacqueline Barbará, viuda de Pachelo; Hernán Coudeau, hijo de Barbará, que se crió con los Pachelo; Dionisio Simón, amigo y socio de Roberto Pachelo en la tosquera de Pilar, y Francisco Pachelo, hermano menor de Nicolás.

El juez dispuso que luego de recibir las actas y filmaciones correspondientes, se les tome declaración testimonial a las personas nombradas y a Rodolfo y Agustín Pachelo, hermano e hijo de Roberto; a Daniel Alberto Casanova, empleado de la tosquera; a Sebastián Coudeau, hermanastro de Nicolás Pachelo; y a Mariano Maggi, dueño de una concesionaria de autos que dijo haber sido amenazado por el exvecino de El Carmel.

La resolución judicial fue tomada a instancias del Ministerio Público, que consideró que durante el desarrollo del juicio por el crimen de García Belsunce «se advirtió la existencia de diversos testimonios que guardarían relación directa e inmediata» con la muerte de Roberto Pachelo, quien según consta en la causa se suicidó el 10 de enero de 1996 en su vivienda del partido de Pilar.

Si bien el expediente, que se tramitó en el ex Juzgado en lo Criminal y Correccional 11 de San Isidro, estaba cerrado como suicidio y el hecho que se investiga ocurrió hace más de 26 años, el Ministerio Público indicó que la acción penal aún no prescribió, ya que Nicolás Pachelo estuvo imputado por otra serie de delitos en 2003, 2015 y 2017 y sigue acusado por el crimen de María Marta García Belsunce.

“En los lineamientos de la acusación, la Fiscalía dijo que iba a quedar expuesta la íntima ligazón entre Nicolás Pachelo y la muerte de su padre Roberto Pachelo”, expresó el fiscal Ferrari en la audiencia en cual adelantó la presentación por parte del Ministerio Público, y aclaró que “la acción penal se encuentra plenamente vigente, inclusive hasta el 2030”.

En su solicitud ante el Juzgado de Garantías 5 de Tigre, los fiscales Ferrari, Quintana y González mencionaron la declaración que brindó en el juicio por el crimen de María Marta el testigo Maggi, dueño de una concesionaria con el que Pachelo tuvo un altercado, quien aseguró que éste una vez lo amenazó y le dijo: «Si tuve los huevos de matar a mi padre, imaginate que matarte a vos o a tu vieja no significa nada».

Otro testimonio destacado por el Ministerio Público para requerir la apertura de a causa por la muerte de Pachelo padre fue el de su viuda, Barbará, quien mencionó la mala relación de Roberto con Nicolás y recordó que su suegro, al enterarse de la muerte de su hijo, dijo «me lo mató este hijo de puta», en referencia a su nieto.

“Nunca me comí el tema del suicidio. Pienso que lo mató Nicolás”, afirmó la mujer cuando fue su turno de exponer su declaración ante el TOC 4 de San Isidro, en la que agregó: «Yo no le tengo miedo a Nicolás. Le tengo miedo a lo que puede hacer con mis nietos o mis hijos. Mi vida ya me la destruyó. Mi vida sin Roberto fue otra».

También los dichos de dos hermanos de Pachelo, quienes dijeron estar convencidos de que Nicolás mató a su padre, fueron parte de los fundamentos que llevaron a los fiscales a pedir que se investigue esa posibilidad.

«Sé que es un asesino porque mató a mi padre. No me cabe ninguna duda de que mató a Roberto Pachelo. Lo mató a mi padre por plata y por resentimiento”, dijo Francisco Pachelo al declarar en la causa por el crimen de la socióloga días atrás.

Entre las pruebas más importantes presentadas por la fiscalía para pedir la reapertura de la causa también se halla el resultado de autopsia al cuerpo de Pachelo padre, que indica que no se hallaron rastros de deflagración de pólvora sus manos al momento de ser encontrado muerto con un disparo en la cabeza en la cama de su habitación de su casa de Pilar.

También los fiscales destacaron que un hermano de Roberto Pachelo recordó que un mes antes de ese hecho Nicolás había tenido un episodio violento en las oficinas de su padre, a quien intentó agredir mientras gritaba «lo voy a matar».

Otra prueba que los fiscales aportaron contra Pachelo es el testimonio aportado por Casanova, empleado de la tosquera, quien aseguró que Nicolás «no tenía ningún sentimiento» hacia su padre y que lo vio dispararle a unas fotos que tenía con su imagen.

El Argentino

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

Identificaron a asesino de Balvanera por un video de la Fiscalía

Se trata de un hombre de apellido Espinosa con antecedentes de delitos contra las personas y la propiedad, quien ya había cumplido condenas en Ezeiza e incluso había atacado a un Policía.

Publicado hace

#

Un fiscal pidió elevar a juicio la causa en la que un hombre se encuentra acusado de asesinar de 14 puñaladas a un ciudadano colombiano en febrero pasado en el barrio porteño de Balvanera, y que fue identificado como el presunto autor luego de que el Poder Judicial difundiera videos de cámaras de seguridad que registraron el crimen, informaron este martes fuentes judiciales.

El fiscal Santiago Vismara, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 2, requirió al juez 60 Luis Schelgel del mismo fuero llevar a juicio a Darío Ricardo Escobar como acusado de los delitos de “homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía, ensañamiento y con el fin de consumar otro delito” y “robo con arma”, en perjuicio de Juan Carlos González Mahecha (49).

El hecho ocurrió el pasado 6 de febrero, cerca de las 4.30 de la madrugada en la calle Catamarca al 100 de Balvanera, cuando González Mahecha fue atacado de manera sorpresiva por un hombre que lo apuñaló en 14 oportunidades para robarle el teléfono celular, y finalmente falleció horas después en el hospital Ramos Mejía.

De acuerdo a lo informado por el sitio institucional http://www.fiscales.gob.ar, en su requisitoria Vismara afirmó que Escobar asesinó a González Mahecha con alevosía por el “evidente estado de indefensión en el cual se hallaba la víctima, lo cual se desprende de los videos relevados, donde se lo observa con el pantalón roto, caminando con dificultad y tambaleando, todo lo cual permite afirmar que se encontraba en estado de ebriedad”.

“Con respecto al ensañamiento, se ha logrado determinar que el accionar del imputado aumentó deliberadamente el dolor en la víctima, de manera innecesaria, acrecentando su padecimiento”, aseguró el fiscal, quien luego enumeró las puñaladas que el imputado infligió y señaló que el crimen fue realizado para lograr el robo del teléfono celular.

El caso, que no había trascendido en febrero, se conoció el 12 de agosto pasado, cuando el fiscal Vismara difundió a través del sitio Fiscales.gob.ar fotos y los videos clave del crimen, con fin de que la ciudadanía pudiera aportar datos para identificar al homicida.

Tras la viralización de las imágenes, la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 2, a cargo de Vismara, recibió muchos llamados telefónicos y correos electrónicos señalando a distintos posibles autores del hecho, en los que se repetían nombres como Ricardo, Darío y el apellido Espinosa.

Los pesquisas compulsaron bases de datos públicas y de antecedentes penales, tras lo cual determinaron que Espinosa había tenido domicilio en un hotel cercano al sitio del crimen y hacia donde escapó el autor.

Además, se estableció que Espinosa ya se encontraba detenido en el penal de Ezeiza acusado de haberle robado un celular iPhone 8 a una mujer el 16 de febrero en el cruce de Catamarca y Moreno, es decir, 13 días después del crimen de González Mahecha y en la misma zona.

Del informe de reincidencia realizado por la Fiscalía se pudo constatar que Espinosa tenía varios antecedentes por delitos contra las personas y la propiedad, entre ellos un hecho ocurrido el 2 de septiembre de 2020, cuando en la esquina de avenida Jujuy y Alsina, también Balvanera, intentó dispararle con una pistola calibre .22 a un agente de la Policía de la Ciudad, pero el proyectil quedó trabado en la recámara.

Detectives de la División Homicidios de la Policía Federal (PFA) también realizaron un análisis comparativo de las fichas de individualización criminal de Espinosa y de algunas fotos y videos que publicaba en redes sociales como Tik Tok y encontraron semejanzas en su fisonomía tatuajes y vestimenta con las del asesino captado en los videos.

Seguir leyendo

Las más leídas