fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

«Construir una democracia fuerte y sin violencias»

Este fue el llamamiento del Frente de Todos de La Plata tras un plenario que se llevó a cabo en la capital bonaerense.

Publicado hace

#

Dirigentes, funcionarios y personalidades ligadas al Frente de Todos (FdT) participaron hoy en Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) del Segundo Plenario del Pensamiento Nacional y Popular, en el cual se repudió el intento de asesinato sufrido días atrás por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y se formuló un llamamiento a «construir una democracia fuerte y sin violencias».

Tras el encuentro, se emitió un documento titulado «Plenario de Pensamiento Nacional – Popular. Todxs con Cristina», en el cual se advierte «el dramático episodio del jueves 1 de septiembre (el día que atacaron a la exmandataria en la puerta de su domicilio) no puede leerse más que en relación con una serie de acontecimientos que se remontan en el tiempo».

El cierre del Plenario estuvo a cargo del ministro de Cultura, Tristán Bauer, reflexionó sobre el momento del país tras el intento de magnicidio sufrido por la titular del Senado y afirmó que «es un momento para actuar con mucho valor».

«Hay que salir con una verdadera ofensiva política y cultural. Espero y deseo que este encuentro sirva para pensar como construimos una red nacional y latinoamericana. Hay que dar las respuesta que tenemos que dar.

Y en ese sentido, agregó: «Es un momento para ser valientes y superar el miedo. Tenemos la responsabilidad de reflexionar y formular acciones concretas para transformar esta realidad política».

En la apertura, Florencia Saintout, presidenta del Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires, le pidió a la militancia «mantener un compromiso» con la transformación de la realidad para «evitar los microclimas».

«Tenemos que defender nuestras convicciones y pararnos desde nuestra historia. Estamos caminando porque hemos luchado. Tenemos que pensar juntos, aportar juntos, pero sabiendo que no somos los únicos», señaló la exdecana de la Facultad de Periodismo de la UNLP.

La presidenta del Inadi, Victoria Donda evaluó, al tomar la palabra, que la militancia del oficialismo tiene «la responsabilidad histórica de regenerar un futuro posible para nuestros pibes»

«Tenemos que salir a dar un debate. El FdT es la herramienta política para ganarle a la derecha. Hay que defender nuestro proyecto político», apuntó la funcionaria.

Andrea Varela, vicepresidenta de la UNLP, afirmó que «estos son los espacios en dónde tenemos que discutir quienes son esos cuadros que nos van a gobernar en el 2023».

Por su parte, la periodista y escritora Araceli Bellota consideró que «las relaciones de fuerza cambian y han apuntado a la cabeza de nuestra jefa», en alusión al intento de asesinato de Cristina Fernández de Kirchner.

«Lo cierto es que hay que enfrentarlo no con las mismas armas de ellos. No construyamos como ellos, no seamos individualistas, construyamos de abajo para arriba. No creemos en la meritocracia ni en el individualismo», agregó.

En el Plenario que se desarrolló en la Facultad de Periodismo de la UNLP también habló el exvicepresidente Amado Boudou, quien sostuvo que el poder trata de convencernos de que hay racionales e irracionales».

«Resulta que la racionalidad está a favor del sistema. Quiero plantear como que hay tantas racionalidades como intereses. Tenemos que ser capaces de poner sobre la mesa la racionalidad nacional y popular», subrayó.

El exjuez Carlos Rozanski, quien estuvo a cargo del Tribunal que condenó al genocida Miguel Etchecolatz, se refirió al Poder Judicial y afirmó que «los servicios de inteligencia están operando de una manera muy compleja para reducir a un número mínimo a los culpables del atentado a Cristina».

El antropólogo Alejandro Grimson sostuvo que se deben generar «debates, económicos y de medios» para instalarla disyuntiva de odio y violencia o democracia y paz».

Vamos a defender la democracia porque ellos tienen un plan de violencia para derrotarnos», remarcó el académico.

El sociólogo Atilio Borón le apuntó a las necesidades que tiene el gobierno y opinó que se debe «organizar la presión popular para hacer que el Gobierno gobierne bien» y por eso estimó como «fundamental el esfuerzo de organización».

«Hay que convencer al Gobierno de que la comunicación política es fundamental. Tiene que salir a dar la batalla comunicacional», culminó Borón.

El Argentino
Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Doble parricidio: Del Río intentó aclarar y oscureció

Habló sobre la inactividad de su celular, su llamado al 911, una bolsa de basura en Colegiales y un control remoto. No le creyeron.

Publicado hace

#

Martín Del Río, detenido como presunto autor del doble parricidio de Vicente López, no solo volvió a declarar que es inocente sino que en su segunda indagatoria intentó atacar algunos puntos de la acusación, como la inactividad de su celular en el horario clave del crimen, su frialdad en el llamado al 911, lo que descartó en un contenedor de basura de Colegiales y el hallazgo en su auto de un control remoto que abre el garaje donde sus padres fueron asesinados.

Así lo indicaron fuentes judiciales al señalar que estas situaciones serán utilizados por el equipo de fiscales de Vicente López para pedir la semana próxima su prisión preventiva, luego de que ayer, en su ampliación de la indagatoria, Del Río (47) y su defensa intentaron justificar.

Una de ellas es la referido a la inactividad que el celular personal de Del Río tuvo en el horario clave de la tarde del 24 de agosto -entre las 16.50 y las 18.30 aproximadamente-, cuando, según la acusación, el imputado dejó «vivo» (encendido) dentro de su camioneta estacionada en Núñez su teléfono, mientras él iba y volvía caminando de asesinar a sus padres en Vicente López, para no ser geolocalizado en la escena y para despistar.

En su primara indagatoria, Del Río había dicho que en ese horario estuvo contestando mails y mensajes dentro de su vehículo, algo que los fiscales ya demostraron que no era cierto en una primera apertura que se hizo de su celular Samsung A80.

Ayer cambió la versión y para justificar que no usó el teléfono en ese horario dijo: «Estando en la camioneta escribí en ese período las pautas para que el Dr. Demarco redacte el convenio que el día 7 de septiembre secuestran en mi camioneta».

Del Río hizo referencia a un documento comercial que fue secuestrado entre los papeles que había en su auto y que, aclaró, lo hizo «a mano» porque en el auto no tenía computadora.

Pero además, en lo que para los fiscales Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería fue una estrategia para justificar la inactividad del aparato, agregó que su celular «se encontraba prendido pero tildado, ya que, con la opción de Mercadopago, la huella, y todas las aplicaciones, se tildan».

«Lo apago, lo dejo descansar, y lo vuelvo a encender. El teléfono estaba prendido, pero tildado», dijo en la indagatoria, a la que accedió Télam.

Otro punto que quiso aclarar es el cruce de mensajes que tuvo con la empleada de sus padres, María Ninfa «Nina» Aquino, cuando el 25 de agosto a las 9.01 le informó que sus padres estaban «muertos» y su llamado posterior al 911, donde con tranquilidad dice: «Sí ¿cómo estás? Mirá… La mucama de mis padres me está diciendo que hay un problema en la casa de ellos. Que mis padres están muertos en el garaje».

«Sé que mucha gente me ha criticado en estos días, diciendo que soy frío, pero no todo el mundo reacciona de la misma manera, verán mi cara como la tengo del estrés que tuve todos estos días, de los ataques de presión que tuve», argumentó el imputado.

Y agregó: «Una novela de terror, nadie lo imaginaba, nadie lo pensaba, un drama familiar. Le digo, Nina estoy yendo para allá, está yendo la policía».

También dio una explicación sobre lo que fue a hacer entre las 20.02 y las 20.52 del 24 de agosto al departamento de la calle Virrey Arredondo 2465, de Colegiales, propiedad de su suegro pero que él usaba como oficina, y donde los fiscales creen que fue a bañarse y a descartar evidencia tras cometer el presunto parricidio.

Allí, Del Río quedó filmado saliendo con una bolsa de tela con algo pesado y 16 minutos después regresando con la misma vacía, en lo que creen que fue una maniobra de descarte de elementos clave como pueden ser el arma homicida y el DVR con las imágenes de las cámaras de seguridad que el autor del hecho se llevó de la escena del crimen.

«Siempre pasamos a ver si hay correspondencia y a hacer un poco de posta ahí. Había quedado basura en el tacho, y habían quedado unas bandejas de comida en la heladera. Como no se puede tirar desperdicios en los tachos, salgo a tirar esa bolsa de basura a uno de los contenedores del Gobierno de la Ciudad, y a darle las sobras de comida a una mujer y dos nenitas que, por lo general, están en la zona«, explicó Del Río sobre su salida del edificio.

Cuando le preguntaron dónde arrojó la supuesta basura, no dio precisiones y contestó: «En la zona. Todo lo tiré en los tachos, di una vuelta a ver si encontraba y volví porque no encontré a la mujer y a las nenas, volví con una bolsa en la mano de tela».

Otro elemento que lo compromete y en el que, según fuentes judiciales, ayer «Del Río mintió», es el control remoto que fue secuestrado oculto en el compartimiento de la goma de auxilio de su camioneta Mercedes Benz, que para los investigadores podría ser el que usaba su padre para acceder a la casa por una de las puertas del garaje donde se cometió el doble asesinato.

Del Río habló ayer de los tres controles remoto que le secuestraron: el «gris rectangular con un botón rojo y un botón verde» que era el suyo y que abría el portón derecho de la casa de sus padres, un segundo «de menor tamaño con un botón blanco que es de la cochera de Virrey Arredondo» -en referencia al departamento que usaba de oficina-, y un tercero hallado «en un buche» de «la parte trasera» de su camioneta.

«Es de un garaje que alquilamos hace ya un tiempo en el barrio de Villa Urquiza y que se utilizaba para poder ingresar por una puerta alternativa sobre la calle Roosevelt. Se guardó el control remoto por las dudas que en algún momento recuperemos ese garaje, no abre Melo. Eso es una alarma. Si van y hacen la prueba en Melo, no abre», le propuso Del Río a los fiscales.

Una fuente judicial confió a Télam que la prueba de ese control remoto ya se hizo y se documentó con un video que, efectivamente, abría una de las dos puertas del garaje donde las víctimas fueron asesinadas en su casa de la calle Melo 1101 de Vicente López.

José Enrique Del Río (74) y su esposa, María Mercedes Alonso (72), aparecieron asesinados -él de tres balazos y ella de uno-, el 25 de agosto en su casona de Vicente López y como presunto autor de un homicidio cuádruplemente agravado fue detenido el menor de sus hijos.

Los fiscales creen que el móvil fue económico, ya que Del Río no podía sostener la mentira de una mudanza que les había prometido a un departamento de Núñez valuado en más de un millón y medio de dólares que no había terminado de comprar.

El Argentino

Seguir leyendo

Las más leídas