fbpx
Conectate con El Argentino

Opinión

La muerte, etapa superior del odio

La Corte Suprema de Justicia de la Nación, instigadora de un estado de barbarie.

Publicado hace

#

El-Argentino-Corte Suprema

Por Demetrio Iramain

La gran responsable y mayor instigadora de semejante estado de barbarie es la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Es la cabeza de uno de los tres poderes del Estado, el único cuyos miembros son vitalicios en sus cargos, y actúa como un partido político aunque indemne a los límites que la ley de partidos les impone a sus protagonistas: por ejemplo, la obligatoriedad de la alternancia.

Desde hace años viene operando, en forma sutil a veces y deliberada otras, para arrinconar a Cristina en un expediente judicial y frustrar una salida popular a los conflictos propios de sociedades con profundas inequidades como la nuestra, tan enquistadas en su estructura social y económica. 

Sin relativizar su responsabilidad criminal, el brasileño que gatilló el arma es un emergente de esa gigantesca operación política, que lo trasciende, y que es urgente desmontar, porque sus efectos no se extinguen con la detención del homicida. Siguen en curso. Ese es el desafío de la movilización popular que sucedió al atentado.

Atentado fallido cuya gravedad comienza a ser diluida. “El relato del atentado contra Cristina es falso», dice Wiñazki hijo en la edición dominical del diario Clarín. Al día siguiente, un título de TN califica de «supuesto ataque» al malogrado magnicidio. Por este camino, el bueno de Tedi termina diputado nacional.

La operación para desvirtuar la verdad y licuar la gravedad política del intento de homicidio de Cristina está en marcha. Lo secunda la inoperancia a propósito de la juez y el fiscal para investigarlo.

La posverdad exhibe una nueva faceta: ya no sólo crear noticias falsas, fake news, sino desmentir las que son evidentes. Intentarán convencernos de que lo que vimos no lo vimos. Que lo que pasó a la vista de cámaras de televisión y teléfonos celulares, no ocurrió. Y que tampoco sucedió la impresionante movilización popular del día siguiente: el pueblo fue a la Plaza de Mayo “porque era feriado”.

Será la continuación del acting que el sábado a la mañana hizo la oposición en el Congreso: negarse a condenar explícitamente los discursos del odio en nombre de la «paz social». La confrontación política pasó a otro nivel: una derecha feroz, que viene de atropellada, se dispone a naturalizar la violencia que desata como última instancia donde apelar la fortaleza y el liderazgo indiscutible de Cristina.

Atención, porque la muerte es la etapa superior del odio. El fascismo es la última ratio del capital cuando está preocupado por su hegemonía. Hay que frenarlo ahora. 

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

La importancia del rol social de la abogacía

Publicado hace

#

Por Rubén Ramos

El rol de la abogacía en nuestra sociedad constituye una herramienta fundamental para la satisfacción de los derechos de las personas, en tanto puente de acceso a la justicia y acompañamiento para cada ciudadano.

La mayor satisfacción que nos depara nuestra profesión es reparar una injusticia y mejorarle la vida a una persona o una familia. Pero en la actualidad ello solo es integralmente posible si se garantizan tres condiciones: la modernización del sistema judicial, la generación de un marco de regulación salarial y la disminución de las arbitrariedades a las que, de manera recurrente estamos expuestos.

Las estructuras burocráticas y la lentitud de la justicia implican esfuerzos cotidianos adicionales que afectan la eficiencia económica en el ejercicio profesional de la abogacía, encarecen costos y dificultan la solución de los conflictos.

Por ello, tanto la modernización progresiva del sistema judicial como trabajar para evitar las arbitrariedades de los magistrados sobre la abogacía, tendrán consecuencias positivas inmediatas en la mejora del servicio de justicia de cara a la ciudadanía.

Es importante ocupar los lugares institucionales en los órganos correspondientes, para terminar con los maltratos a los que nos somete reiteradamente el sistema, por una justicia más cercana a las necesidades de los profesionales.

Muchas veces delegamos representación en actores vinculados con la política partidaria, lo que tiene efectos negativos directos en la desatención de nuestras demandas profesionales. En este marco, el desafío es conformar espacios plurales e independientes que pongan la voz de la abogacía por sobre cualquier otro interés.

Por otra parte, es necesario generar un marco de regulación salarial que encuadre a los abogados y a las abogadas en un convenio propio, que se corresponda con las características particulares de nuestra actividad y que permita reconocer y jerarquizar la labor que desempeñamos. Por ello, resulta central impulsar un convenio colectivo de trabajo para abogados/as en relación de dependencia.

Estos objetivos deben complementarse con la generación de instancias continuas de formación y actualización profesional adecuadas y accesibles a cada profesional.
Con el objetivo puesto en revitalizar el rol social de la abogacía, debemos trabajar en estas tres direcciones, jerarquizando nuestra profesión y garantizando un servicio de justicia adecuado para la comunidad.

Secretario General de la Asociación de Abogados del Estado

Seguir leyendo

Las más leídas