fbpx
Conectate con El Argentino

Cine & Series

Bruce Willis deja la actuación por su enfermedad

El diagnóstico de afasia, conlleva la pérdida de capacidad de producir o comprender el lenguaje, debido a lesiones en áreas cerebrales especializadas en estas funciones, lo que implica una pérdida adquirida en el lenguaje oral.

Publicado hace

#

El reconocido actor estadounidense Bruce Willis se retira de la actuación luego de que le diagnosticaran afasia, un trastorno cognitivo que compromete la capacidad de producir y comprender lenguaje, informó este miércoles la familia del taquillero intérprete.

El diagnóstico de Willis conlleva la pérdida de capacidad de producir o comprender el lenguaje, debido a lesiones en áreas cerebrales especializadas en estas funciones, lo que implica una pérdida adquirida en el lenguaje oral.

La novedad fue conocida a través de un comunicado conjunto de la familia del actor de 67 años y con cinco décadas de trayectoria en cine y televisión, publicado en la cuenta de Instagram de Rumer Willis, hija del intérprete y de Demi Moore.

«Para los maravillosos admiradores de Bruce, queríamos compartir como familia que nuestro amado Bruce ha estado atravesando algunos problemas de salud y fue recientemente diagnosticado con afasia, lo que está afectando sus habilidades cognitivas», informó el escrito firmado por la esposa de Willis, Emma Heming; su ex Demi Moore, y sus cinco hijas de ambos matrimonios.

La comunicación explicó que, «como resultado» de ese cuadro «y tras muchas consideraciones, Bruce se retira de su carrera, que tanto ha significado para él». El mensaje, acompañado por una foto de Willis, concluyó que «como siempre dice Bruce: ‘Hay que vivir el momento’ y eso es simplemente lo que pensamos hacer juntos ahora».

Figura central del cine de acción de los noventa y de la telecomedia de fines de los ochenta, Willis se destacó con la serie de películas de «Duro de matar» (1988-2013), cuya primera entrega lo llevó al estrellato internacional.

El primer protagónico en cine para Willis llegó de la mano del éxito de la telenovela «Luz de luna», que salió al aire desde 1985 hasta 1989, por la que se hizo un nombre en la televisión y el mundo del espectáculo y por la que obtuvo un Globo de Oro y un premio Emmy por su rol protagónico.

La exitosa comedia lo reunió con Cybill Shepherd, su coprotagonista e interés romántico en la historia, en la que ambos manejaban una agencia de detectives privados y donde se cruzaban la comedia, el drama, el romance y el misterio.

La serie fue considerada como una de las primeras producciones exitosas e influyentes en cuanto a la intersección entre comedia y drama, luego denominada «dramedy» y convertida en un subgénero.

Casualmente, el trabajo de detective privado había sido abarcado por Willis previo a lanzarse a su carrera actoral, tras su rol como guardia de seguridad en la planta de energía nuclear Salem, en Nueva Jersey.

El debut en cine de Willis se dio en 1982 con «Será justicia», del reconocido cineasta del Nuevo Hollywood Sidney Lumet, y otro de sus primeros roles estelares fue en la comedia romántica «Cita a ciegas» (1987), dirigida por Blake Edwards y protagonizada también por Kim Basinger, que fue un éxito de taquilla.

El hito de «Duro de matar», dirigida por John McTiernan, llevó a Willis a lo más alto, ya que la película es considerada uno de los mejores filmes de acción de todos los tiempos, además de una de las mejores cintas con temática navideña.

El filme revitalizó el género de acción, en gran medida porque la representación de John McClane resultaba vulnerable y falible, contrastando con los héroes musculosos e invencibles que solía frecuentar el género en esa época.

El éxito generó cuatro secuelas, que con cada nueva entrega superó en recaudación a la anterior pero no alcanzó el mismo auge en la crítica que generó la primera cinta, con videojuegos, historietas y más productos agregados.

Después de «Duro de matar», Willis colaboró con Brian De Palma en 1990 en «La hoguera de las vanidades», basada en el libro homónimo escrito por el estadounidense Tom Wolfe; «La muerte le sienta bien» de Robert Zemeckis en 1992, donde interpretó el papel de un cirujano plástico.

En 1994 consiguió un papel en «Tiempos violentos», de Quentin Tarantino, ganadora de la Palma de Oro de Cannes, rol con el que dio un nuevo estímulo a su trayectoria como actor al interpretar el papel de Butch Coolidge.

Willis también estuvo en filmes de ciencia ficción como «Doce monos» (1995) de Terry Gilliam, y «El quinto elemento» (1997), donde encarna a un convicto que vive en un futuro post-apocalíptico siniestro.

Anuncio

En 1998 el actor estuvo en la película más taquillera del año «Armageddon», dirigida por Michael Bay, y un año después protagonizó la cinta de Manoj Night Shyamalan «Sexto sentido», donde interpretó el rol del psicólogo infantil Malcolm Crowe, cinta que supo reunir el suceso taquillero con el favor de la crítica.

Seguir leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

Cine & Series

En homenaje a Pino Solanas, proyectarán su filme Póstumo en el Festival de Cannes

La película de»Pino» Solanas fue realizada íntegramente por él pero se estrenó después de su fallecimiento -en noviembre de 2020 en París- con premiere en el Festival de Cine de Mar del Plata, donde fue el filme de apertura el año pasado.

Publicado hace

#

@

El Festival de Cannes rendirá homenaje al fallecido realizador argentino Fernando «Pino» Solanas con la proyección mañana de su filme Póstumo «Tres a la deriva del acto creativo», en el marco de la sección Cannes Classics de la Selección Oficial y con la presencia de los hijos y de quien fuera pareja del cineasta.

La película de»Pino» Solanas fue realizada íntegramente por él pero se estrenó después de su fallecimiento -en noviembre de 2020 en París- con premiere en el Festival de Cine de Mar del Plata, donde fue el filme de apertura el año pasado.

«Tres a la deriva…» es el encuentro entre el propio Solanas con el actor, dramaturgo y psicoanalista Eduardo «Tato» Pavlovsky y el artista plástico Luis Felipe «Yuyo» Noé, tres activos protagonistas de la cultura argentina de las últimas décadas y amigos desde la juventud, hermanados por una generación y una absoluta libertad creativa a la hora de encarar su trabajo artístico y político.

Con una trayectoria que incluye títulos ineludibles en la historia del cine argentino, tanto en documentales como «La hora de los hornos» (1968), «Memoria del saqueo» (2004) y «Viaje a los pueblos fumigados» (2018); y ficciones entre las que se encuentran «Los hijos de Fierro» (1975), «El exilio de Gardel» (1985) o «Sur» (1988), la última película de Pino Solanas hace pie en la necesaria lectura del caos para llegar a la obra buscada, para luego dar cuenta de su compromiso político, el exilio y las dificultades que tuvo que superar a lo largo de su vida.

Solanas es un viejo conocido de Cannes. Su primer documental, «La hora de los hornos» -prohibido en la Argentina en la etapa dictatorial que fue de 1966 a 1973- se presentó en el festival francés en 1969 en La Semana de la Crítica; en 1988 ganó como Mejor Director del certamen por «Sur» y en 1992 compitió por la Palma de Oro con «El viaje».

Seguir leyendo

Las más leídas