fbpx
Conectate con El Argentino

Judiciales

Cinco absoluciones tras 16 años de espera

En el segundo juicio por el asesinato de adolescente Matías Bragagnolo, los otros acusados de forma parte de la patota fueron hallados inocentes. Críticas a la justicia del padre de la víctima.

Publicado hace

#

Por Néstor Llidó

Los cinco acusados que llegaron al segundo juicio por haber participado en el homicidio de Matías Bragagnolo, el chico que murió en abril de 2006 a causa de un golpe en la cabeza tras ser atacado por una patota en el barrio porteño de Palermo, resultaron absueltos.

En un polémico fallo, el Tribunal Oral de Menores Nro. 2 benefició a los imputados (entonces adolescentes) por el delito de “homicidio preterintencional”.

«Me parece una muy mala señal para la sociedad que exista cierto grado de impunidad para aquellos que han actuado a través de una patota. No era lo que esperaba, porque había pruebas suficientes como para condenarlos”, aseguró Marcelo Bragagnolo, padre de la víctima.

«El sistema judicial es una de las grandes deudas que el país tiene con la sociedad, esto es una muestra más. Un caso que tardó más de dieciséis años en resolverse, no se si pasa en muchas partes del mundo”, afirmó.

El abogado querellante Jorge Alvarez Berlanda había pedido en su alegato un año y seis meses de prisión para dos de los acusados, y un año para los tres restantes. Mientras que la Fiscalía solicitó al Tribunal, cinco años de cárcel para uno los hombres y para el resto cuatro años y las defensas requirieron que sean absueltos, tal como finalmente sucedió.

Por el caso hubo un primer juicio, en agosto de 2014, cuando el Tribunal Oral de Menores Nro. 3 condenó a otro joven a dos años y medio de prisión por el homicidio y al oficial de la Policía Federal Argentina, Luis Oscar Villegas, a dos años por “vejaciones e incumplimiento de deberes de funcionario público”, aunque ninguno fue preso.

Matías Bragagnolo murió en la madrugada del 9 de abril de 2006 en la puerta de un edificio ubicado en Ortiz de Ocampo al 2800 de Palermo, donde compartía una fiesta con amigos. La víctima, junto a otros dos chicos, había salido para ir a comprar bebidas, pero se encontró con una patota integrada por los imputados, que comenzó a agredirlos.

Entonces, se generó una pelea entre Bragagnolo y los integrantes del grupo que había iniciado la agresión, por lo que la víctima y sus amigos, en inferioridad numérica, se retiraron hacia el edificio.

El policía Villegas, que cumplía una guardia en las inmediaciones, se dirigió al lugar y luego de indicarle a Bragagnolo que se acostara en el piso, le aplicó golpes.

El joven cuya condena quedó confirmada con el rechazo del recurso de la Cámara de Casación fue quien, según quedó acreditado en el juicio, asestó a Bragagnolo la primera trompada desde atrás, en la cabeza, y que, de acuerdo a la autopsia, derivó en un edema.

Y el oficial Villegas fue acusado por propinarle al adolescente varias patadas en el cuerpo, tomarlo del cuello dentro del hall del edificio donde ocurrió la agresión y, luego, dejarlo allí desvanecido sobre el piso.


Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Cuatro policías presos por secuestrar y torturar a dos chicos de 14 y 16 años

«Ahora van a ver cómo los matamos», «Los que mandamos somos nosotros», «Me parece que te vamos a matar acá», les dijeron como si fueran alumnos aplicados de la dictadura genocida.

Publicado hace

#

Cuatro policías fueron detenidos tras ser acusados por secuestrar a dos adolescentes, de 14 y 16 años, golpearlos, torturarlos y «liberarlos» en un descampado de la ciudad de Mar del Plata.

Según La Capital de Mar del Plata, Ariel Marcelo Estévez Pitrau, Sandra Vanesa Cano, Jonathan Elías Cabrera y Micaela Agustina Estigarribia, todos de la comisaría sexta, están imputados por «privación ilegal de la libertad, agravado y torturas, concurriendo ambos materialmente entre sí».

El hecho fue denunciado por la mamá de uno de los adolescentes, quien el sábado 17 de septiembre llamó al 911 para decir que su hijo había sido golpeado por personal de la Policía Bonaerense.

El adolescente de 14 años aportó también las características de los policías y aseguró que reconocía a tres de ellos. Además, dijo que era la tercera vez que era detenido y que en dos ocasiones lo habían llevado a la comisaría sexta. El 17 de septiembre en vez de llevarlo al destacamento, lo trasladaron junto a un amigo a un descampado en Strobel al 10.500. La otra víctima, el joven de 16 años, dio una versión similar.

«Ahora van a ver cómo los matamos», «Los que mandamos somos nosotros», «Me parece que te vamos a matar acá», «Tienen tres segundos: tres, dos, uno…», son algunas de las frases que las víctimas aseguraron que los policías les decían.

Seguir leyendo

Las más leídas