fbpx
Conectate con El Argentino

DDHH

Perpetua para Etchecolatz por torturas y crímenes en el Pozo de Arana

Es la novena vez que el asesino genocida, partícipe de la última dictadura cívico-militar-eclesiástica es condenado a cadena perpetua.

Publicado hace

#

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata condenó este viernes a prisión perpetua al represor Miguel Etchecolatz, quien ya purga otras 8 perpetuas, y al ex policía Julio César Garachico, por los secuestros y torturas de 7 personas en el ex centro clandestino de detención, tortura y exterminio denominado como Pozo de Arana.

Entre las mencionadas víctimas se encuentran el albañil Jorge Julio López, y los asesinatos de 4 de esas víctimas, entre las cuales está Francisco López Muntaner, uno de los estudiantes secuestrados en el episodio conocido como La Noche de los Lápices.

«Se condena a Miguel Osvaldo Etchecolatz a la pena de prisión perpetua como coautor del homicidio calificado por alevosía, por el concurso premeditado de dos o más personas en perjuicio de Norberto Rodas y Alejandro Sánchez», expresó el presidente del Tribunal, Andrés Basso, al leer esta tarde el veredicto para el multicondenado Miguel Etchecolatz.

Además, se condenó a prisión perpetua al expolicía Julio César Garachico, por el homicidio de Patricia Dell Orto, Ambrosio De Marco y Norberto Rodas, y la privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos a Patricia Dell Orto, Ambrosio de Marco, Norberto Rodas, Alejandro Sánchez, Francisco López Muntaner, Guillermo Cano y Jorge Julio López.

En este caso, el Tribunal rechazó el pedido para que se revoque la domiciliaria de que goza Garachico y le mantuvo el beneficio de que esté en su casa de Mar del Plata, lo que despertó gritos de repudio entre el público que por primera vez estuvo presente en la sala.

«Cárcel común, perpetua y efectiva» comenzaron a gritar los presentes, entre quienes estaba Rubén López, uno de los hijos del albañil Jorge Julio López, y Emilio López Muntaner, hermano del estudiante «Panchito» López Muntaner, secuestrado en el episodio conocido como La Noche de los Lápices, ambos víctimas en este juicio.

El presidente del Tribunal no pudo continuar con la lectura ante los gritos de «justicia, basura, vos sos la dictadura; justicia, basura, vos sos la dictadura», mientras el público se retiraba y continuaban gritando en el pasillo, ante lo cual el juez ordenó el cierre de la sala y continuó leyendo el veredicto solo para las partes.

El TOF 1 hizo lugar á una serie de medidas reparatorias solicitadas por la fiscalía y las querellas, entre ellas que se disponga la desafectación del predio de Arana para convertirlo en Sitio de Memoria, y se realicen excavaciones en los terrenos de la exestancia La Armonía, donde hoy funciona el Regimiento 7.

Más temprano, se les había dado a los dos imputados el derecho a hacer uso de unas últimas palabras. En el caso de Etchecolatz, el represor está internado en el sanatorio «Estrada» de Merlo debido a una serie de episodios febriles, mareos y vómitos, detalló una fuente judicial. Aún así, personal del TOF 1 se hizo presente en la clínica y procedió a tomarle esas últimas palabras.

«Etchecolatz dijo que es inocente, que él no hizo nada de lo que se acusa en este debate y que entiende que se ha violado el proceso de la Constitución Nacional«, informó la secretaria del Tribunal Verónica Michelli, que tomó registro de esas palabras.

Por su parte, el expolicía Julio César Garachico, que cumple arresto domiciliario en su casa de Mar del Plata, también dijo ser inocente.

«De lo que se me imputa soy inocente y desconozco a las personas que están en el juicio. No conozco a esas personas. Se me acusa de algo que no tengo nada que ver«, dijo Garachico.

Seguir leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

Repudio ante la vandalización en el ex Centro Clandestino «Olimpo»

La Secretaría de Derechos Humanos rechazó el ataque que sufrió la radio que funciona en el ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio ubicado en el porteño barrio de Floresta.

Publicado hace

#

La Secretaría de Derechos Humanos manifestó hoy su repudio al acto de vandalización que sufrió la radio que funciona en el ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio (CCDTyE) «Olimpo» el pasado domingo por la noche, cuando «personas aún no identificadas» irrumpieron en el predio para provocar daños demostrando «el odio de una minoría de la sociedad».

«En la noche del domingo 15, personas aún no identificadas descargaron los matafuegos existentes en el lugar sobre la consola y equipos de transmisión, lo que provocó daños todavía no precisados y la consecuente interrupción de la programación habitual», informaron desde la secretaría a cargo de Horacio Pietragalla Corti en su cuenta de la red social Twitter.

El organismo precisó que también se descargó el contenido de los extintores «en el lugar de reclusión de las personas detenidas-desaparecidas durante la dictadura cívico-militar».

El «Olimpo» fue uno de los Centros Clandestinos de Detención, Tortura y Exterminio instalados en la Ciudad de Buenos Aires durante la última dictadura cívico-militar en el barrio de Floresta. Allí permanecieron detenidas aproximadamente 500 personas y la mayoría de ellas permanecen desaparecidas.

Los hechos ocurridos el pasado domingo fueron denunciados el martes 17 ante el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad por la Dirección Nacional de Sitios y Espacios de Memoria de la Secretaría de Derechos Humanos y «también se informó lo ocurrido al juez federal Daniel Rafecas».

«Rafecas está a cargo del juzgado que intervino en la excavación que realizó el Equipo Argentino de Antropología Forense en el espacio donde, antes y durante la dictadura, se encontraban las fosas de reparación de automotores, ya que allí también se arrojó parte del contenido y se descartó un matafuegos», sostuvo la Secretaría en el tuit.

La Secretaría lamentó los hechos de vandalismo, manifestó que «demuestran el odio de una minoría de la sociedad» y ratificó su compromiso de «luchar contra la intolerancia y seguir construyendo memoria».

Seguir leyendo

Las más leídas