fbpx
Conectate con El Argentino

Economía

Bolivia ofrecerá mayores volúmenes de gas para este invierno que el enviado en 2021

Así lo confirmó hoy el embajador en Bolivia, Ariel Basteiro, quien destacó que «la primera visita oficial del presidente Arce a la Argentina tiene como objetivo principal cerrar una negociación por el contrato de venta de gas cuyas negociaciones están paradas desde diciembre pasado», en ocasión del vencimiento de la quinta adenda al contrato original firmado en 2006.

Publicado hace

#

Bolivia estará en condiciones de enviar en los meses de invierno mayores volúmenes de gas natural a la Argentina, por encima de los 14 millones de metros cúbicos que entregó el año pasado, lo que será refrendado en el encuentro que mantendrán el jueves en Buenos Aires los presidentes Alberto Fernández y el boliviano Luis Arce, quien llegará al país en su primera visita oficial.

Así lo confirmó hoy el embajador en Bolivia, Ariel Basteiro, quien destacó que «la primera visita oficial del presidente Arce a la Argentina tiene como objetivo principal cerrar una negociación por el contrato de venta de gas cuyas negociaciones están paradas desde diciembre pasado», en ocasión del vencimiento de la quinta adenda al contrato original firmado en 2006.

El diálogo entre ambos jefes de Estados -previsto para la mañana del jueves- también podrá incluir la firma de un acuerdo marco de cooperación.

También se trabaja en la posibilidad de cerrar un acuerdo para el desarrollo de un centro de investigación binacional en torno a la producción del litio, mineral que los dos países pretenden desarrollar para atender la demanda de almacenamiento de energía.

Basteiro señaló que la quinta adenda vencida el 31 de diciembre «se venía postergando sin posibilidad de acuerdo» entre las empresas Integración Energética Argentina (Ieasa) y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), debido a la imposibilidad del vecino país de comprometer el envío de los volúmenes de gas que nuestro país prevé necesitar para afrontar el pico de demanda invernal.

«El acuerdo se empezó a acelerar con el encuentro de los presidentes en Chile», en ocasión de la asunción del mandatario trasandino Gabriel Boric, en el cual «Alberto Fernández le planteó a Arce la necesidad de resolver la cuestión de la provisión de gas», a partir de lo cual comenzó un intercambio de propuestas técnicas que permitió hoy «estar muy cerca de un acuerdo», dijo Basteiro.

Como parte de esas negociaciones, el representante diplomático señalo que Bolivia le pide a la Argentina garantizar los envíos de trigo para la producción local de harina y mantener los niveles históricos que requiere el mercado boliviano.

“Bolivia sabe que Argentina es un país aliado y amigo, y la relación entre ambos presidentes fue determinante para conseguir un acuerdo”, aseveró el embajador al destacar que a partir de este entendimiento Argentina “tendría garantías de provisión de gas en el invierno” y permitiría reducir la necesidad de importar a través de buques gasíferos Gas Natural Licuado (GNL).

El acuerdo que podrían cerrar los presidentes esta semana prevé «un envío de gas de Bolivia superior a lo que entrego el año pasado, de entre 16 y 18 millones de metros cúbicos por día para los meses de invierno», que equivale a una mejora en torno al 20% promedio frente a los 14 millones de metros cúbicos que la Argentina recibió en 2021, y 30% mayor que en 2020.

A raíz de la falta de entendimiento, IEASA e YPFB acordaron para los primeros tres meses del corriente año un envío de gas de 7,5 millones de metros cúbicos diarios (Mm3/d), volumen que ahora podrá más que duplicarse a partir del nuevo convenio.

«La decisión de Bolivia es muy fuerte y comprometida para buscar una solución al requerimiento de la Argentina», subrayó Basteiro al explicar que el gobierno de Arce decidió reducir los envíos de gas a Brasil para cumplir con las metas que buscaba el país.

En cuanto al precio del gas boliviano, la Argentina estaba pagando US$ 8 por millón de BTU y si bien el contrato reconocerá un incremento producto de la fórmula de cálculo vigente entre las dos partes «será sustancialmente muy inferior a los valores que habría que pagar si en lugar de contar con ese gas hubiera que importar combustibles líquidos o Gas Natural Licuado», que en la actualidad se ubica en torno a US$ 40 el millón de metro cúbico.

Basteiro precisó que el borrador del entendimiento prevé que los volúmenes entregados hasta hoy mantendrán el precio y que todo el excedente nuevo se recalculará a partir de la ecuación.

Para este invierno, la Secretaría de Energía estimó que de mayo a septiembre, el gas nacional representará 73% de la demanda, y que se deberán importar de Bolivia el 9% y de GNL para cubrir el 18% restante de la demanda total proyectada.

La semana pasada IEASA concretó por licitación la compra de los primeros buques de GNL para regasificar en las terminales de Bahía Blanca y de Escobar, en precios promedio de US$ 40 el MMBTU, casi cinco veces más de lo que consiguió un año atrás cuando pagó un promedio de US$ 8,5.

Finalmente, Basteiro contextualizó que las dificultades de Bolivia para cumplir con el contrato original de venta de gas responde «a una falta de inversión en exploración y en el mantenimiento de pozos que sufrieron los yacimientos bolivianos durante la dictadura de Jeanine Añez, lo que se está empezando a revertir con pozos que están mejorando su productividad».

Anuncio
Seguir leyendo
Anuncio
Click para comentar

Deja un comentario

CABA

Más de 733 mil porteños cobran el Refuerzo de Ingresos

De ese total, 240.000 son trabajadores informales, empleados de casas particulares y monotributistas sociales y de las categorías A y B.

Publicado hace

#

La Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) precisó hoy que 733.000 personas que residen en la Ciudad de Buenos Aires cobrarán el Refuerzo de Ingresos.

De ese total, 240.000 son trabajadores informales, empleados de casas particulares y monotributistas sociales y de las categorías A y B.

Todos ellos percibirán durante el corriente mes la primera cuota de $9.000 y la segunda, de igual monto, en junio próximo.

En tanto, los 493.000 restantes, son jubilados y pensionados con ingresos mensuales inferiores a dos haberes mínimos.

En esta último caso, el organismo previsional precisó que ya cobraron junto con sus haberes de mayo el importe de $12.000, que se suma al bono de $6.000 de abril dispuesto para quienes reciben una jubilación mínima.

“En un mes pudimos instrumentar una política pública de acompañamiento para millones de familias argentinas, así que estamos muy conformes con el trabajo y, una vez más, Anses demostró tener la inteligencia y la empatía para responder a las necesidades de los argentinos y de las argentinas cuando más lo necesitan”, expresó la directora ejecutiva de Anses, Fernanda Raverta.

La medida significó una inversión social total por parte del Estado nacional de $206.000 millones, en el marco de las políticas económicas llevadas adelante por el Gobierno para proteger y mejorar el poder adquisitivo de los sectores más vulnerables.

Seguir leyendo

Las más leídas