fbpx
Conectate con El Argentino

Región

Unasur: 11 presidentes firmaron acuerdo por la integración

La meta final es convertir el subcontinente en un área de libre comercio y defender los derechos humanos, la paz y la cooperación y la defensa de la soberanía y la no injerencia en asuntos internos.

Publicado hace

#

Once presidentes de América del Sur acordaron este martes la creación de un grupo para evaluar cuál es el mejor mecanismo para la integración de la región, promovieron como meta final convertir el subcontinente en un área de libre comercio y defender los derechos humanos, la paz y la cooperación y la defensa de la soberanía y la no injerencia en asuntos internos.

Así se desprende del Consenso de Brasilia firmado por los mandatarios y un representante del gobierno de Perú, en el cual no figura la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) como foro elegido por la mayoría, debido a que cinco países no adhirieron nuevamente al mecanismo.

Asimismo, el punto 2 había sido puesto en cuestionamiento por el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, crítico de la posición venezolana hacia los derechos humanos.

El Argentino

La declaración final de la cumbre, divulgada esta tarde, es la siguiente:

1. Por invitación del presidente de Brasil, los líderes de los países sudamericanos se reunieron en Brasilia, el 30 de mayo de 2023, para intercambiar puntos de vista y perspectivas para la cooperación e integración de Sudamérica.

2. Reafirmaron la visión común de que América del Sur constituye una región de paz y cooperación, basada en el diálogo y el respeto a la diversidad de nuestros pueblos, comprometida con la democracia y los derechos humanos, el desarrollo sostenible y la justicia social, el estado de derecho y la estabilidad institucional, la defensa de la soberanía y la no injerencia en asuntos internos.

3. Coincidieron en que el mundo se enfrenta a múltiples retos, en un escenario de crisis climática, amenazas a la paz y a la seguridad internacional, presiones sobre las cadenas de alimentos y energía, riesgos de nuevas pandemias, aumento de desigualdades sociales y amenazas a la estabilidad institucional y democrática.

El Argentino

4. Concordaron en que la integración regional debe ser parte de las soluciones para afrontar los desafíos compartidos en la construcción de un mundo pacífico; el fortalecimiento de la democracia; la promoción del desarrollo económico y social; la lucha contra la pobreza, el hambre y todas las formas de desigualdad y discriminación; la promoción de la igualdad de género; la gestión ordenada, segura y regular de migraciones; el enfrentamiento al cambio climático, incluso por medio de mecanismos innovadores de financiamiento de la acción climática, entre los cuales podría considerarse el canje, por parte de países desarrollados, de deuda por acción climática; la promoción de la transición ecológica y energética a partir de energías limpias; el fortalecimiento de las capacidades sanitarias; y el combate al crimen organizado transnacional.

5. Se comprometieron a trabajar por el incremento del comercio y de las inversiones entre los países de la región; la mejora de la infraestructura y logística; el fortalecimiento de las cadenas de valor regionales; la aplicación de medidas de facilitación del comercio e integración financiera; la superación de las asimetrías; la eliminación de medidas unilaterales; y el acceso a los mercados por medio de la red de acuerdos de complementación económica, incluso en el marco de la Aladi, teniendo como meta una efectiva área de libre comercio sudamericana.

6. Reconocieron la importancia de mantener el diálogo regular, con miras a impulsar el proceso de integración en América del Sur y proyectar la voz de la región en el mundo.

7. Decidieron establecer un grupo de contacto, encabezado por los cancilleres, para evaluación de las experiencias de los mecanismos sudamericanos de integración y la elaboración de una hoja de ruta para la integración de América del Sur, a ser sometida a la consideración de los jefes de Estado.

El Argentino

8. Acordaron promover, desde ahora, iniciativas de cooperación sudamericana, bajo un enfoque social y de género, en áreas que atañen a las necesidades inmediatas de los ciudadanos, en particular las personas en situación de vulnerabilidad, incluyendo los pueblos indígenas, tales como salud, seguridad alimentaria, sistemas alimentarios basados en la agricultura tradicional, medio ambiente, recursos hídricos, desastres naturales, infraestructura y logística, interconexión energética y energías limpias, transformación digital, defensa, seguridad e integración de fronteras, combate al crimen transnacional organizado y ciberseguridad.

9. Acordaron volver a reunirse, en fecha y lugar a ser determinados, para repasar el curso de las iniciativas de cooperación sudamericana y determinar los próximos pasos a tomarse.

El Argentino

Opinión

El derecho soberano de vivir en paz

Por José Aragón.

Publicado hace

#

Por José Aragón

Llevaba siete años sin venir a Nicaragua y ya la piel y el alma me exigían dar el paso y caminar sin demora hacia la tierra de los imponentes volcanes, de los hermosos lagos, de los zanates bullangueros y de los guardabarrancos silenciosos. El corazón añoraba la tierra de paisajes exuberantes donde habitan poetas hilvanando metáforas, mientras la vida palpita en los mercados al grito amoroso de las vivanderas o al son de los pregoneros ambulantes que van calle arriba y calle abajo empujando carretones o cargando canastos desbordados de esperanzas y sueños.

Cuando salí, en el 2016, el país caminaba pisando fuerte por los caminos del desarrollo económico y del progreso colectivo: crecían vertiginosamente las exportaciones y las inversiones extranjeras. La tierra de Darío y Sandino se había colocado entre los destinos favoritos del turismo mundial, las más importantes compañías aéreas planeaban establecer vuelos directos entre las principales capitales europeas y Managua… la estrategia de alianzas establecidas por el gobierno entre empresarios, instituciones del Estado y trabajadores estaba produciendo excelentes resultados. Por primera vez en su historia Nicaragua se ponía de moda en el mundo por su lucha enfocada en progresar y no por sus fratricidas peleas que, desde su fundación, han empañado la paz y destruido las esperanzas del pueblo trabajador.

El Argentino

Dolorosamente, aquel proceso tan dinámico y positivo, tan original en nuestra historia política y acertadamente articulado por el Frente Sandinista, sufrió un repentino parón provocado por la sinrazón y la violencia desatadas por gente mediocre e irresponsable que, incapaces de proponer nada mejor para el país, incapaces incluso de organizarse entre ellos mismos, intentaron incendiar con odio y pólvora las esperanzas del pueblo nicaragüense creyendo que Estados Unidos iba a correr a invadir Nicaragua para resolverles su mediocridad, olvidando que Nicaragua, desde 1979 funciona sobre la base de la voluntad soberana del pueblo nicaragüense y no bajo el sometimiento de ninguna potencia extranjera.

Pero el nicaragüense es el pueblo más resiliente del mundo, formó su carácter remontando con fuerzas renovadas cada tropiezo en el camino de su historia. Ni terremotos, ni huracanes, ni violentas intervenciones militares extranjeras han doblegado su espíritu libre ni su carácter combativo, muy al contrario, de cada situación adversa se ha levantado cada vez más heroico y desafiante. Seguramente por eso, después de siete años de ausencia, al regresar, me he reencontrado con una Nicaragua vibrante y vital, en pie de lucha y no postrada, esforzándose por superar el frenazo en su progreso causado, repito, por la puñalada trapera asestada por esa frustrada y rencorosa derecha política que históricamente ha sido servil a los intereses extranjeros.

En la Nicaragua con la que me he reencontrado, lo primero que se percibe y se disfruta es la excelencia de su nueva y extensa red de carreteras. Allí donde los gobiernos neoliberales dejaron trochas intransitables hoy existen vías de alta calidad. Desde el Pacífico hasta el Caribe o desde Rivas hasta Wiwilí se viaja sin los contratiempos de antaño. Donde los ríos crecidos detenían la marcha o provocaban desgracias en vidas humanas hoy existen modernos puentes que permiten continuar el camino sin riesgos ni peligros para los pobladores de caseríos remotos.

Al recorrer el país se observan nuevos y hermosos estadios alzándose sobre el paisaje de las ciudades, grandes y modernos hospitales, alegres y preciosos parques infantiles, nuevas flotas de buses urbanos, abarrotados centros populares de recreación conforman el ambiente cotidiano de Nicaragua, mientras por todas partes florecen, como nunca en nuestra historia, proyectos de viviendas para el pueblo, centros de salud, nuevas escuelas, electrificación y agua potable hasta en los más recónditos lugares del país.

Y como el desarrollo que se impulsa en la Nicaragua de hoy corresponde a un plan con sentido integral, junto al crecimiento en infraestructura social, también se invierte de forma prioritaria en el desarrollo del capital humano del país. En la Nicaragua de hoy miles de personas, hombres y mujeres, jóvenes y adultos, asisten a cursos donde se les capacita en diferentes oficios prácticos que mejoran sus perspectivas laborales y de emprendimiento familiar. En cada municipio, el Instituto Nacional Tecnológico (INATEC) y las Alcaldías, ofrecen gratuitamente cursos en los que participan los nicaragüenses interesados en capacitarse, sin distingo de ninguna clase.

He encontrado una Nicaragua donde proliferan las Casas de Cultura y Creatividad, cosa nunca vista en el país, espacios de aprendizaje e intercambio cultural donde tienen cabida todas las expresiones artísticas y folclóricas propias de cada municipio. Espacios dinámicos que no se limitan a la promoción del arte en las instalaciones del edificio, sino que salen a los barrios y comunidades a impartir cursos de danza, música, teatro, escritura, que van dando forma y poniendo rostro a los nuevos protagonistas del arte en la Nicaragua del presente y del futuro.  La Nicaragua de hoy está llena también de ferias agroalimentarias, gastronómicas, artesanales, donde se expone y se intercambia sin intermediarios y con precios justos en beneficio de todos.

El Argentino

En la Nicaragua de hoy el pueblo creyente asiste masivamente a las celebraciones de sus fiestas patronales, a conciertos con artistas de talla internacional, y desborda plazas y estadios para escuchar a sus líderes religiosos que llegan de todas partes del continente a predicar la palabra de Dios. Esta Nicaragua de hoy es una nación viva y en pie de lucha por mejorar cada día y sostener la paz que tan importante ha sido forjar y defender junto a la Soberanía Nacional.

Me he encontrado una Nicaragua con nuevas y fortalecidas alianzas internacionales que van dando frutos en el avance de la nación, con nuevos tratados de libre comercio que abren horizontes positivos para nuestros productos en los mercados mundiales. Una Nicaragua dispuesta a abordar para siempre el tren del desarrollo social, de la cultura y la educación, una Nicaragua emprendedora que hace uso de su derecho al trabajo y al progreso sostenido.

Como ciudadano nicaragüense y como artista comprometido con mi Patria, considero que lo mejor que he encontrado en esta Nicaragua de hoy es su espíritu decidido, su vocación firme y su irrevocable apuesta colectiva por convivir en paz y juntos seguir construyendo la nación que nos merecemos, una nación que se gana día a día y con esfuerzo el derecho de participar activamente en la construcción del nuevo mundo multipolar que la historia está comenzando a dar a luz.

Las opiniones expresadas en la presente nota de opinión y/o análisis son las de los autores. No pretenden reflejar las opiniones de El Argentino Diario o de sus integrantes. Las denominaciones empleadas en la misma y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no implican, de parte de El Argentino Diario juicio alguno sobre la información y/o datos y/o valoraciones aquí expuestas.

El Argentino

Seguir leyendo

Las más leídas