fbpx
Conectate con El Argentino

Región

Argentina instaló el aborto legal en la agenda política de la región

La aprobación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) en nuestro país es una influencia importante para la lucha por los derechos en Sudamérica

Publicado hace

#

La secretaria Legal y Técnica de la presidencia Vilma Ibarra y las ministras de Salud y de Mujeres, Géneros y Diversidad, Carla Vizzotti y Elizabeth Gómez Alcorta, coincidieron en que Argentina «logró colocar en la agenda política de toda la región el aborto como derecho» a partir de la lucha por la aprobación de una ley de interrupción voluntaria del embarazo que el próximo 30 cumple un año de vigencia.

«Esta ley ha sido un punto de inflexión en la región y vemos el impacto afuera, en países como México, cuando viajamos», dijo hoy Vizzotti durante un desayuno con periodistas. A su turno, Ibarra inscribió esta conquista en una historia que ubica a la Argentina como «pionera en materia de derechos humanos», en una línea que conecta los juicios de lesa humanidad iniciados apenas recuperada la democracia, con el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género.

La aprobación de la IVE en 2020 es un hito histórico

«La ley de matrimonio igualitario fue una bisagra a partir de la cual se abrió un camino que mostraba que todo era posible. Al año siguiente se aprobó la ley de identidad de género y el debate del aborto en 2018 y su aprobación en 2020 con la instalación del pañuelo verde en todo el mundo posiciona a la Argentina como una referencia», analizó la secretaria.

En ese sentido recordó que durante un evento reciente en la embajada de Francia, funcionarios de esa representación «nos decían que allá les costaría aprobar el cupo laboral travesti trans, que no podrían hacerlo como nosotras, sin tensión».

«Así como tuvimos mucha claridad que lo que nos sucedió en el 2018 fue colocar al aborto en la agenda política y que nadie que gobernara después de ese año podría eludir la pregunta sobre el aborto, lo que logramos ahora es que se ponga en la agenda de la región con el mensaje ‘Argentina lo pudo hacer'», concluyó Gómez Alcorta.

Judiciales

EEUU sanciona por corrupción al vicepresidente de Paraguay y al ex mandatario Horacio Cartes

Declarados ambos «significativamente corruptos» el año pasado, un nuevo comunicado del Departamento de Estado de EEUU y una conferencia del embajador, Marc Ostfeld en Asunción sirvieron ahora para detallar las sanciones.

Publicado hace

#

Estados Unidos anunció hoy sanciones contra el vicepresidente de Paraguay, Hugo Velázquez, y contra el expresidente Horacio Cartes, por la participación de ambos en “la corrupción sistémica que ha socavado las instituciones democráticas”, medidas que implican el bloqueo de todos los activos y propiedades que puedan tener bajo soberanía estadounidense.

Declarados ambos «significativamente corruptos» el año pasado, un nuevo comunicado del Departamento de Estado de EEUU y una conferencia del embajador, Marc Ostfeld en Asunción sirvieron ahora para detallar las sanciones.

Las penalidades abarcan también a “cuatro entidades de propiedad o controladas por Cartes: Tabacos USA Inc, Bebidas USA Inc, Dominicana Acquisition SA y Frigorífico Chajha SAE”, sancionadas en base a la Ley Global Magnitsky de Responsabilidad por los Derechos Humanos “y se dirige a los perpetradores de abusos graves contra los derechos humanos y corrupción en todo el mundo”, señaló el comunicado de EEUU.

Velázquez es acusado de «interferir en procesos legales» y de maniobrar para protegerse de potenciales investigaciones, con sobornos o amenazas «a quienes pudiesen exponer su actividad criminal», informó el Gobierno estadounidense en el texto.

En cuanto Cartes, el documento afirma que «durante más de una década, aprovechó su riqueza e influencia adquiridas ilícitamente para expandir su poder político y económico sobre las instituciones paraguayas».

«La carrera política arrancó y continua dependiendo de medios corruptos», agregó el texto, que da cuenta de sobornos de hasta 10.000 dólares para lograr su designación como candidato presidencial del Partido Colorado.

En 2017, destinó 1 millón de dólares de su fortuna para «comprar» los votos de diputados e intentar una reforma constitucional que le abriese la puerta a un segundo mandato.

Fracasada esta reforma, y ya fuera de la Presidencia, habría intentado mantener su influencia con pagos continuados que en algunos casos alcanzan los 50.000 dólares al mes.

En esta línea, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, aseguró que «Estados Unidos está con el pueblo de Paraguay» y seguirá apoyando a sus «socios» en las instituciones locales para «combatir la corrupción y defender el Estado de Derecho».

Pese las calificaciones del año pasado, Velázquez sigue siendo el número dos del país y hoy volvió a negar la chance de una renuncia, en tanto Cartes -al mando del país entre 2013 y 2018- asumió hace apenas días la titularidad del gobernante Partido Colorado, después de ganar las internas de diciembre al mandatario Mario Abdo Benítez.

“Las acciones de hoy refuerzan las designaciones públicas de Cartes y Velázquez por parte del Departamento de Estado por corrupción significativa en 2022, lo que demuestra nuestro compromiso continuo de combatir la corrupción sistémica, abordar la captura del Estado, reforzar las instituciones democráticas y promover la rendición de cuentas en Paraguay”, señaló Washington.

Además, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por su sigla en inglés) señaló que ambos dirigentes tienen vínculos con integrantes de Hezbollah, una organización considerada terrorista por EEUU.

«El grupo guerrillero ha realizado regularmente eventos privados en Paraguay donde los políticos hacen acuerdos por favores, venden contratos estatales y discuten los esfuerzos de aplicación de la ley a cambio de sobornos. Representantes tanto de Cartes como de Velázquez han cobrado sobornos en estas reuniones», dijo la OFAC.

Velázquez ofreció hoy una conferencia de prensa para rechazar las acusaciones.

«No voy a renunciar; me debo al pueblo paraguayo. Si yo no tengo ningún proceso penal en Paraguay, ¿cómo voy a renunciar por una denuncia que no tengo idea de dónde sale ni tengo claro sus motivaciones?», contestó el vicepresidente a la pregunta si dejará el cargo.

Dijo también que las acusaciones de EEUU son «descabelladas» y las rebatirá ante la justicia.

«Voy a recurrir a los tribunales de EEUU porque estas acusaciones que me hacen no tengo idea de dónde vienen, es totalmente falso, es una denuncia descabellada», afirmó, según la agencia Sputnik y el sitio del diario Última Hora.

Aclaró finalmente que no tiene cuentas ni bienes en EEUU. “No hago negocios con empresas ni ciudadanos estadounidenses», dijo.

A su turno, Cartes dejó en manos de su abogado Pedro Ovelar su defensa.

El Argentino

«Estamos convencidos que se van a revocar ambas sanciones. Mi representado está siendo perseguido injustamente», afirmó Ovelar, que consideró a las denuncias “injustas y carentes de fundamentos y pruebas”.

Llamó la atención sobre el hecho de que “las sanciones provienen de un sector, sobre supuestos hechos ocurridos en Paraguay, pero que no hay ningún proceso en su contra” en el país y advirtió que las palabras de Ostfield “violan la presunción de inocencia y la legítima defensa establecida en la Constitución nacional”.

“Intentaron destruir políticamente desde julio (del 2022) a (Horacio) Cartes y no lo han logrado”, manifestó.

Seguir leyendo

Las más leídas