fbpx
Conectate con El Argentino

Región

A horas del balotaje en Chile, crecen las fake news y la campaña sucia

La recta final de las elecciones presidenciales del país trasandino estuvo marcada por la urgencia de los candidatos de revertir la alta abstención, los cruces verbales y maniobras de desinformación.

Publicado hace

#

El-Argentino-Candidatos Chile balotaje

Por Ivn Gajardo Millas

Como en otros procesos electorales alrededor del mundo, la campaña por el balotaje de este domingo en Chile -marcado por la urgencia de los candidatos de revertir la alta abstención- estuvo atravesada por una vorágine en las redes sociales de acusaciones cruzadas, golpes bajos y una campaña de fake news y desinformación.

En horario central de la TV chilena, algunas de sus plumas más prestigiosas denunciaron esta semana que el fenómeno provoca un clima de intoxicación en la campaña y hace que los electores se sumerjan en un océano de dudas que imposibilitan debates sustantivos de cara a una decisión sobre su voto.

Este mecanismo para direccionar la opinión pública, cuyo primer uso masivo es atribuido a Steve Bannon, asesor del expresidente estadounidense Donald Trump, desembarcó definitivamente en Chile de la mano de la profusa utilización de redes sociales y las pocas (o desconocidas) herramientas eficientes de verificación de datos.

El escándalo de Cambridge Analytica -la empresa fundada por Bannon que muchos aseguran marcó el inicio de varias intervenciones, entre ellas en las campañas a favor de Donald Trump, Jair Bolsonaro, Mauricio Macri y el Brexit- inauguró un nuevo modelo exitoso, aunque controvertido, de hacer campañas electorales con la ayuda de las plataformas digitales.

Se trataba básicamente de llenar la red de mentiras o versiones falsas de hechos reales a través de diarios digitales, medios controlados o influencers. Estas mentiras eran difundidas de manera coordinada por cuentas automatizadas o gestionadas por usuarios reales.

«Se entiende por fake news contenido periodístico falso subido por medios masivos o portales de prensa, no desde redes sociales (RRSS) personales, por lo tanto desde esa perspectiva no han existido como tal, aunque sí una poderosa campaña de desinformación», aclaró Giglia Vaccani, periodista, investigadora y magister en gestión de comunidades digitales.

Los casos más resonantes en la campaña chilena son fotos trucadas en las que aparece el candidato de la izquierda, Gabriel Boric, participando del estallido social de 2019, y la presidenta de la Convención Constitucional, Elisa Loncón en una fiesta con otros constituyentes, recordó Vaccani.

En su opinión, la estrategia ha tenido efecto como «un dispensador de mentiras» que presiona la pauta periodística de los medios de prensa tradicional y fuerza estos temas en la agenda, en desmedro de un debate político de más altura, sobre propuestas concretas.

Boric insistió en la necesidad de que el intercambio de ideas sea honesto y se den a conocer a la ciudadanía datos reales que contribuyan a informar. «Se trata del efecto ‘miente miente que algo queda’ cuya eficiencia quedó demostrada en las campañas de Donald Trump y Jair Bolsonaro», concluyó.

Una diferencia que marca la analista es que en Chile esta estrategia no fue generada por bots, como verificaron los laboratorios de escuelas de comunicaciones universitarias de las Universidades Católica, Diego Portales o Adolfo Ibáñez, además de Verifica Chile, Decodificador.cl, fake news y Birs, un buscador inteligente de redes sociales basado en ingeniería periodística, liderado por la propia Vaccani.

Consultada sobre cuál es el efecto real en las decisiones de voto de los ciudadanos, la experta señaló que por ahora «no logró el objetivo de movilizar más votantes», una variable central en un país donde desde 2012 la participación electoral no supera el 50%.

En ese contexto, de cara al balotaje del domingo, los candidatos a la presidencia de Chile tienen la necesidad de movilizar a las personas que hace una década que no van a votar, algo que se volvió vital para la gobernabilidad de cualquiera de los dos proyectos de país.

Las campañas de fake news y desinformación trasciende la elección presidencial en Chile y se extiende a otras variables centrales de la coyuntura política, como la Convención Constitucional

«En esta primera vuelta, la participación llegó al 47,6%. De cara al balotaje y usando nuestro motor verificamos que Twitter -donde Boric duplica los 530.00 seguidores del candidato de la ultraderecha José Antonio Kast- se instauró como la red del debate político y programático», explicó la periodista.

Facebook, en tanto, donde Kast casi duplica los 150.000 seguidores de Boric, sirvió como canal de convocatorias para las comunidades organizadas; mientras Instagram, en las que el líder de la ultraderecha reúne tiene dos tercios de los 633.000 seguidores de Boric, se usó como una especie de agenda de actividades de candidatos.

En la red social china TikTok, Kast logró que sus videos -a través de apariciones humorísticas- marcaran una diferencia y dominaran la agenda de los programas matinales, cuyo público constituye un nicho importante de posibles votantes sin un fuerte vínculo con la política.

Pero las campañas de fake news y desinformación trasciende la elección presidencial en Chile y se extiende a otras variables centrales de la coyuntura política chilena, como la Convención Constitucional.

Un estudio de la Universidad Católica de Valparaíso reveló la existencia de miles de cuentas que con regularidad se expresan de manera negativa sobre ese proceso y sobre todo su presidenta, Elisa Loncon, tanto por su condición de mujer como por ser mapuche.

Las falsas noticias y acusaciones sin fundamento también proliferan en los debates presidenciales transmitidos por la televisión y la radio.

Recientemente, Boric propuso a la Asociación Nacional de Televisión chilena implementar un sistema contra las fake news, tras ser objeto de una denuncia por acoso sexual en redes sociales.

El Argentino

Boric insistió en la necesidad de que el intercambio de ideas sea honesto y se den a conocer a la ciudadanía datos reales que contribuyan a informar y no lo contrario.

El objetivo -dijo- es «acabar con esta manera tramposa y deshonesta de hacer política, que sólo perjudica a la ciudadanía, al distorsionar una conversación tan necesaria para el futuro de nuestro país».

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Mundo

Alerta en Brasil: ¿Bolsonaro se fuga?

Flavio, uno de los hijos del ex presidente de ultraderecha religiosa dijo que su padre no tiene fecha de regreso de EEUU.

Publicado hace

#

El senador brasileño Flavio Bolsonaro, hijo del expresidente Jair Bolsonaro, dijo hoy que su padre no tiene fecha de vuelta de Estados Unidos, donde viajó dos días antes de terminar su mandato, y consideró que no tiene ninguna responsabilidad en los ataques golpistas del 8 de enero en Brasilia.

«Puede ser mañana, o de acá a seis meses, o puede no volver nunca. No hay previsión», señaló el senador, que dijo que su padre está «relajado» de «vacaciones».

Bolsonaro se encuentra en Orlando, Florida, desde el 30 de diciembre, con lo que evitó así estar en la ceremonia de asunción de Luiz Inácio Lula da Silva el 1 de enero.

Michelle Bolsonaro, la mujer del exmandatario, llegó el jueves por la noche a Brasilia desde Estados Unidos. Medios brasileños dieron a conocer imágenes de la ex primera dama en el aeropuerto de gorro, barbijo y campera deportiva.

Una persona cercana dijo a CNN Brasil que «Michelle está bien», pero no quiso dar a conocer las razones que llevaron a que volviera a Brasil y sola.

La hija de Michelle y Jair Bolsonaro ya regresó a Brasil para retomar las clases después de las vacaciones de Navidad, según el diario O Globo, pero uno de los hijos del expresidente, Carlos Bolsonaro, permanece junto a su padre en Estados Unidos.

Pocos días después de haber sido internado en un hospital el 9 de enero por problemas abdominales derivados del apuñalamiento que sufrió en 2018, Bolsonaro afirmó que adelantaría su vuelta a Brasil por razones médicas. Antes había dicho que tenía previsto volver al país a fin de enero.

El expresidente ingresó a Estados Unidos con pasaporte diplomático, ya que en ese momento aún estaba en el cargo.

A principios de enero, el portavoz del Departamento de Estado Ned Price aclaró que las personas que entran a Estados Unidos con la visa A, reservada para diplomáticos o jefes de Estado, deben dejar el país antes de los 30 días o solicitar un cambio en su situación migratoria si ya no están ejerciendo actividades oficiales.

Flavio Bolsonaro aseguró hoy que no sabe en qué situación migratoria se encuentra su padre, pero dijo que seguramente está buscando modificar el visado.

«Tiene que cambiar la clasificación del visado. Cualquier persona que sea autoridad y haya dejado de serlo tiene que legalizar esa situación», señaló.

A la vez, el senador desligó a su padre de cualquier responsabilidad por los ataques del 8 de enero, en el que miles de seguidores de Bolsonaro asaltaron las sedes de los tres poderes en Brasilia para pedir un golpe de Estado.

«No hay nada jurídicamente que implique a (Jair) Bolsonaro. El poder judicial no es lugar para un juicio político. Él está muy tranquilo, porque sabe que no existe cómo vincularlo a ningún acto criminal», aseguró el senador en diálogo con medios, entre ellos la agencia de noticias AFP.

«Si una persona que viste una camiseta de Bolsonaro va a la calle a hacer algo indebido, se la debe responsabilizar, no a Bolsonaro. No tiene poder sobre esas personas», agregó el hijo mayor del expresidente.

Un juez del Supremo Tribunal Federal (STF) incluyó al exmandatario en la investigación que busca determinar quién instigó la invasión de las sedes de los poderes.

En la decisión, el magistrado Alexandre de Moraes citó un video compartido por Bolsonaro en redes en el que se cuestiona la transparencia de los comicios en los que fue derrotado por Lula en octubre por una estrecha diferencia de 1,8 puntos porcentuales.

El exministro de Justicia de Bolsonaro, Anderson Torres, responsable de la seguridad de la capital el día de los ataques, fue detenido mientras se lo investiga por «connivencia dolosa» con los asaltantes.

Flavio Bolsonaro dijo que los abogados de su padre están «mirando técnicamente» los procesos en su contra.

Seguir leyendo

Las más leídas