fbpx
Conectate con El Argentino

Géneros

Acusaron a Laje por «acoso sexual»

«Si no te acostás con él, te echa sin ninguna explicación», denunció Eugenia Morea, quién se descargó contra el periodista en Instagram y lo acusó de acosar a todas las mujeres que trabajan con él.

Publicado hace

#

Los días pasan y cada vez son más las voces que se alzan en contra de Antonio Laje a raíz de la abrupta salida de María Belén Ludueña de los programas Buenos días América y Buenos días América Extra, los cuales se emiten por las pantallas de América TV y A24. la última en sumarse a la polémica fue Eugenia Morea, periodista y actual panelista de Crónica TV, quien reveló que recibió propuestas indecentes de parte del periodista.

La primera en salir a hablar del maltrato laboral tras la salida de Ludueña fue Mai Pistiner. A ella se le sumaron los dichos de Fiorella Vitel y ahora, Morea no dudó en afirmar: «Parece que todas las mujeres que trabajamos con Antonio Laje no la pasamos bien. 7 años de ‘Buenos Días América’, programa que conduce Laje por América TV y sigue acosando mujeres. Si no te acostás con él, te echa sin ninguna explicación».

A su descargo, la panelista de Crónica TV le sumó una captura de pantalla con las declaraciones de Maite Pistiner, quien había destacado: «Es muy difícil hablar de estos temas, porque hay muchas cosas que en los medios no se dicen y se saben pero no se dicen, porque además el que las dice después se queda sin trabajo. Es re loco porque el noticiero es tan visto, es tan famoso, tiene tanta audiencia, que cualquier periodista estaría feliz de estar ahí».

Para Pistiner existe una contradicción por el mal clima que se vive en el programa de América debido a que se trata de un ciclo «que le da mucho prestigio al periodista, pero por otro lado, al menos en mi experiencia, yo no la pasé bien». «Hay veces que uno dice no quiero pasarla mal, está buenísimo ese trabajo, me da prestigio (pero no la paso bien). Lo único que puedo opinar es que (María Belén) es una gran, gran compañera, excelente compañera. Doy fe de lo laburadora que es», opinó.

Por eso, ante estos dichos, Morea reconoció que no fue a que estos casos de «maltrato» salieron a la luz que se animó a contar lo que vivió durante su convivencia con el periodista, aclarando que el miedo a denunciar este tipo de hechos dentro del medio suele ser mayor que el sufrimiento. «Hoy, 7 años después, me animo a contarlo. ¿Cuánto tiempo más los medios vamos a seguir cuidando y protegiendo a un acosador?», remató.

Además de Pistiner y Morea, Vitel -la nutricionista y ex columnista de Buenos Días América- también reveló que tuvo un muy mal paso por el noticiero de América. «Qué día fuerte para hablar de esto. Cuántas cosas voy reviviendo. Cuántas veces en mi cabeza aparece el ‘estás exagerando, mejor cállate, te vas a quedar sin laburo en los medios, no te conviene hablar si estás justamente buscando laburo'», contó.

A su vez, resaltó que el miedo a denunciar y hablar explícitamente sobre lo vivido no desapareció, pero afirmó que «el silencio es complicidad»: «Pero también tengo miedo. No sé. Estoy en una puja interna del cambio social que quiero y el pánico individual». Otra periodista que fue lapidaria con Laje fue Nancy Pazos: «A mí me pasó y terminé desistiendo de un juicio, porque no tenía ganas ni de acordarme del maltrato».

La ex panelista de LAM afirmó que «ser mujer y el maltrato lamentablemente son dos palabras que viene casi como condición sine qua non, a mí me ha pasado en todas las radios que estuve y en todos los medios». «Se animan porque sos mina, en el fondo ni ellos se dan cuenta, a Lanata no se lo harían, yo siempre lo pongo como ejemplo: ‘¿Vos le harías esto a Lanata?’, ¿le mentirías así en la cara?'», sostuvo en la FM Rock & Pop.

De esta manera, ya son muchos los que aseguraron que las salidas de Soledad Larghi, Julieta Navarro, Sofía Macaggi y Mina Bonino están relacionadas a problemas con Laje, quien por ahora mantienen el silencio y no se refirió al tema a pesar de que algunos colegas como Ángel de Brito ya lo acusaron abiertamente de «maltratador» y de tener detrás a «mucha gente que lo apoya».

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Marcha a 22 años del crimen de Natalia Melmann

El crimen ocurrió el 4 de febrero de 2001. Fue torturada, abusada sexualmente y estrangulada con el cordón de una de sus zapatillas. Sus asesinos están presos.

Publicado hace

#

A 22 años del crimen de Natalia Melmann, la adolescente de 15 años raptada, violada y asesinada en la localidad balnearia de Miramar, familiares, amigos y vecinos marcharon esta noche en reclamo de “justicia” por “todas” las víctimas de femicidios.

La convocatoria realizada en redes sociales por la familia Calampuca Melmann comenzó a las 21 en la esquina de las calles 21 y 28, en el centro de esa ciudad bonaerense, desde donde marcharon hacia la costa.

Gustavo Melmann, padre de Natalia, dialogó con Télam y aseguró que el aniversario del crimen lo vivía con “situaciones encontradas, porque por un lado vos recordás su vida, lo que era, vivís su ausencia, y por otro lado es la fecha en que le quitaron la vida”.

“El homenaje es complejo, uno vive muchas cosas, está viviendo el recuerdo de su vida, de su existencia, del ser humano que arrebataron y por otro lado el cruel asesinato y violación”, aseguró el padre de la adolescente.

El nuevo aniversario del crimen de Melmann se dio en la misma semana en que la justicia de Mar del Plata rechazó beneficiar con la libertad condicional a los expolicías Oscar Echenique (61) y Ricardo Anselmini (53), condenados a reclusión perpetua por secuestrar, torturar, abusar y asesinar a la menor de edad.

Al respecto, Gustavo Melmann señaló: “Es algo importante, no solamente para nosotros, sino para la Argentina, para la comunidad. Son gente peligrosa, no tienen ningún reparo en hacer lo que hicieron con Natalia, el cuerpo de Natalia es la muestra de lo que son capaces de hacer”.

Durante el homenaje se arrojaron flores al mar, se lanzaron globos con la frase “perpetua” y se remontaron barriletes luego de proyectar el cortometraje “Barriletes en el limbo”, en recuerdo de Alejandro, amigo de la familia recientemente fallecido y que escribió un poema, que lleva el mismo nombre, dedicado a Natalia.

“Con la reciente noticia de que los jueces rechazaron el pedido de libertad adelantada de dos de los femicidas de Nati, salimos una vez más a las calles a marchar por ella. Por Nati y por TODAS! Porque estamos convencidos que el único camino es la lucha colectiva y la Justicia!”, encabezaron los familiares de Natalia la publicación de ayer en la red social Facebook, convocando a la marcha.

El crimen ocurrió el 4 de febrero de 2001, cuando Natalia fue obligada a subir a una camioneta de la Policía bonaerense y llevada a una casa ubicada en el extremo sur de la ciudad de Miramar.

En esa vivienda, fue torturada, abusada sexualmente y estrangulada con el cordón de una de sus zapatillas.

Los tres policías trasladaron luego el cuerpo al vivero Florentino Ameghino, donde lo ocultaron con un montículo de hojas, pero fue hallado cuatro días más tarde durante uno de los tantos rastrillajes que se realizaron por esa zona.

El crimen provocó la reacción de la comunidad local, que encabezó junto a los familiares y allegados de la adolescente múltiples marchas para pedir por el esclarecimiento del caso y produjo incluso un impacto político: el entonces presidente, Fernando De la Rúa, se reunió pocos días después con los padres de la víctima en Miramar.

En septiembre de 2002, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Mar del Plata condenó a Echenique, Anselmini y Suárez a prisión perpetua y a 25 años de cárcel al exconvicto Gustavo «Gallo» Fernández, por su participación en el secuestro, aunque la pena fue reducida luego a 10 años de prisión.

En junio de 2018 se celebró un nuevo juicio a un cuarto policía, Ricardo Panadero (63), imputado como coautor de «privación ilegítima de la libertad por el uso de violencia, abuso sexual agravado por acceso carnal y por el concurso de dos o más personas, y homicidio doblemente agravado por haberse cometido para lograr la impunidad de los coautores de un delito anterior».

Panadero fue absuelto en ese proceso porque los jueces consideraron que no pudo acreditarse la acusación, pero el fallo fue apelado por la fiscalía y por el abogado de la familia de Natalia Melmann.

El 13 de noviembre de 2019, la Sala III del Tribunal de Casación bonaerense anuló esa absolución y ordenó la realización de un nuevo proceso, que está previsto que se designe una nueva fecha para este 2023.

Seguir leyendo

Las más leídas