fbpx
Conectate con El Argentino

Argentina

Diego y la subasta más grande del mundo

Todo listo para la subasta de bienes de Diego Maradona. Estará parte del patrimonio del astro, que murió el 25 de noviembre de 2020.

Publicado hace

#

Parte de los principales bienes de Diego Armando Maradona serán subastados y cualquier persona del planeta tendrá la oportunidad de participar.

Serán 87 los lotes que se subastarán, entre los que sobresalen dos propiedades icónicas y autos de ediciones muy particulares.

Una de ellas es la casa que le regaló Diego Maradona a sus padres en los años 80, que se encuentra ubicada en Cantilo al 4400, en Villa Devoto. Además se sumará un departamento dos ambientes que se encuentra en Mar del Plata.

Por otro lado, además, participarán de la subasta los últimos autos de la leyenda del fútbol mundial, entre los que hay dos BMW, un M4 y el otro un exclusivo 750i de muy pocas unidades en el país; junto con un camioneta Hyunday H1.

Además se encuentran pertenencias que «Pelusa» tuvo en su poder como cintas para correr, aparatos para hacer ejercicios, y prendas que usó el «10» y que fueron mundialmente conocidas.

La empresa «Grupo Adrián Mercado», será la encargada de realizar esta icónica subasta y tendrá la posibilidad de participar cualquier persona del planeta.

La transmisión será en vivo y contará con banners en la web y redes sociales de Adrián Mercado, para una gran cantidad de visitantes y personas en todo el mundo.

El lote de 87 piezas:
La subasta tendrá piezas como la gorra que Nicolás Maduro le hizo entrega en el estadio Malvinas Argentinas y con la que cortó la racha de juego perdidos con Gimnasia de La Plata (4-2 vs Godoy Cruz).

Estas piezas son algunas de las que estarán disponibles para los oferentes, que ya la web de la empresa que realizará el evento indica que será de un alcance mundial.

Seguir leyendo
El Argentino
Click para comentar

Deja un comentario

Argentina

Lago Escondido: manifestante terminó con «fractura de costilla y edema»

Fue tras las agresiones de peones de Joe Lewis.

Publicado hace

#

Joel Sverdlik, responsable del frente de abogados de La Cámpora San Isidro y participante de la Séptima Marcha por la Soberanía al Lago Escondido, denunció hoy que tiene una fractura de costilla con desplazamiento y un edema en la rodilla producto de las agresiones que recibió por parte de «la patota de Joe Lewis», el magnate británico, y criticó la atención médica recibida en la Patagonia, donde los médicos «dijeron que era algo menor».

«Fuimos al portón (de la propiedad de Lewis) desarmados, con la idea de salir y fuimos increpados por la patota de Lewis, con Pablo Puchi a la cabeza y personas que nos vinieron a agredir de forma sistemática. Tenían cuchillos, perros, piedras, palos, caballos, estábamos totalmente indefensos», indicó Sverdlik en diálogo con Télam.

Nueve manifestantes y una fotoperiodista fueron retenidos el miércoles pasado durante dos horas y agredidos por peones rurales que responden al magnate británico Joe Lewis, en un incidente producido durante la Séptima Marcha por la Soberanía al Lago Escondido.

La agresión denunciada ocurrió cuando los manifestantes intentaron ingresar al Camino del Tacuifí, uno de los accesos al Lago Escondido, prohibido para el tránsito público y quedó registrada en un video, donde Sverdlik se reconoció como aquel que tiene «la remera de Argentina».

«Cuando salgo para buscar refugio en unos arboles, me persiguen, tiran fustazos, me tiran de la mochila y me pechea un caballo. Me caigo y me patean entre cinco personas, me pisa un caballo y me remata una patada de una persona con una remera blanca y un pantalón naranja», detalló.

El dirigente afirmó que estos golpes le produjeron «contusiones» y la patada en la cabeza «me dejo chichón y un hematoma».

«En el cuerpo tengo un fustazo, lo más grave es un edema en la rodilla por la patada del caballo y una fractura en la costilla con desplazamiento producto de la patada de la persona que se ve en el video», subrayó.

Además, Sverdlik denunció que «esto surge de la tomografía que me hicieron en Buenos Aires, porque tanto en El Foyel como en el hospital de El Bolsón no detectaron absolutamente nada. Los médicos dijeron que no teníamos nada, que era algo menor y nos venimos a encontrar con que el cuadro es muchísimo más grave de lo que pronosticaron», aseveró.

Seguir leyendo

Las más leídas